8 Julio 2022

Daily Cop, la más reciente estafa virtual

Daily Cop

Crédito: Yamith Mariño

Una supuesta criptomoneda colombiana, promocionada por reconocidos influenciadores, terminó convertida en una pirámide en la que ingenuos inversionistas perdieron millones de pesos por los que nadie les responde.

Por: Sylvia Charry

Desde 2020, Daily Cop se vendió como la primera criptomoneda colombiana; y, con ayuda de reconocidos influenciadores, comerciales y hasta políticos, logró captar a 200.000 usuarios en menos de dos años. Su alcance fue tal que en los restaurantes más reconocidos del país y en algunas tiendas de lujo se podía pagar con la moneda virtual. Incluso, alcanzó a patrocinar la última feria de Cali y hasta conciertos. Hoy la realidad de Daily Cop es otra: atraviesa por un proceso penal que avanza con rapidez en la Fiscalía, que promete llamar pronto a los responsables de lo que podría denominarse como la gran estafa de la generación de las redes sociales.

Cambio tiene documentados los casos de 100 personas que invirtieron en Daily Cop porque sus creadores les vendieron la idea de que la inversión en la supuesta criptomoneda les iba a generar una rentabilidad del 0,5 por ciento diario; es decir, el 10 por ciento mensual. Daily Cop, además, les certificaba que podían retirar sus dineros un año después de la suscripción.
Al año de que estas 100 personas invirtieran cerca de 37.000 millones de pesos, se encontraron con que no pudieron retirar sus dineros; tampoco, comprar nada en las diferentes tiendas que, en un principio, respaldaron la moneda virtual. Ahora, nadie les responde.

Las historias de las víctimas


En diálogo con Cambio, Manuel Saavedra, una de las supuestas víctimas de lo que hoy denomina una pirámide, invirtió 80 millones de pesos porque, dice él, vio que grandes personalidades de la farándula la respaldaban.

 

“Tomé la decisión de invertir porque era un boom en las redes sociales. Vi que lo estaban promocionando abiertamente reconocidos influenciadores, tenía un respaldo y la moneda se podía transar en algunos establecimientos de comercio. Eso me dio seguridad. Pirámides nos han propuesto a todos, pero el modelo lo presentaron muy elaborado. Pero todo era una fachada. Hablaban de una billetera electrónica, uno invertía el dinero y aparecía ahí. Al principio salía la rentabilidad, podías comprar en diferentes tiendas, pero unos pocos meses después, todo se vino abajo”, dijo Saavedra a Cambio.


Otra de las víctimas que denunció la supuesta estafa en la Fiscalía dijo que invirtió en la moneda también influenciado por las redes sociales. Decidió invertir cerca de 100 millones de pesos porque, al principio, confirmó que podía retirar el dinero en unos lugares que la empresa denominó “corresponsales”. En su caso, lo hizo en una oficina de lujo de Daily Cop que estaba ubicada en el centro comercial Ámsterdam Plaza, en Medellín. Sin embargo, luego de dos inversiones posteriores, trató de retirar el dinero y ya no había corresponsales ni respuestas sobre la plataforma.


“Nos dijeron que, como usuarios, íbamos a poder disponer de nuestro capital cuando quisiéramos y retirarlo en el momento que quisiéramos, a través de varios métodos de retiro que estaban habilitados. Estos métodos consistían en pagos a través de la plataforma Nequi, de hasta 5 millones de pesos; si se necesitaba retirar un valor superior, contaban con una red de aliados o corresponsales donde se podían retirar sumas superiores. Continuamos con nuestra indagación en el mes de noviembre y nos dimos cuenta de que esta empresa patrocinaba grandes eventos como ferias, conciertos. Además, muchos influenciadores hablaban de Daily Cop como una inversión segura y estable, entre ellos: Yeferson Cossio, Mateo Carvajal, Alejandra Search y muchos otros. Esto nos dio la sensación de confianza y credibilidad, pues sentimos que una empresa seria, visible públicamente y con tanta publicidad contaba con todo respaldo y seriedad (…) Para el mes de marzo del 2022 empezaron los problemas, la gente no podía retirar su dinero, cerraron los corresponsales, nadie volvió a contestarnos”, se lee en la denuncia.


Tal y como lo dicen las víctimas, esta fue una plataforma que logró –en tiempo récord– miles de suscriptores gracias a las distintas promociones que hicieron influenciadores que cuentan hasta con más de 9 millones de seguidores en sus redes sociales.


¿Quién le pedirá cuentas a los creadores de contenido por promocionar una presunta red piramidal que estafó a miles de personas en el país? Por ahora hay solo silencio sobre el tema y tal vez los vacíos jurídicos jueguen a su favor. Cambio trató de contactarse con los influenciadores mencionados, pero no ha obtenido respuesta.


La valentía de Saavedra la tienen pocas víctimas. A la mayoría le da miedo denunciar y hablar en un medio de comunicación porque, creen, a través de esa plataforma se lavaron dineros de dudosa procedencia. Ese será un capítulo que deberán investigar las autoridades.


Por ahora, lo que han concluido los denunciantes es que Daily Cop nunca fue una criptomoneda y que, en realidad, corresponde al típico esquema piramidal, mediante el que atraen inversionistas y pagan los rendimientos con la inversión de los nuevos, esquema que siempre ha tenido un mal fin.

Sobre el tema, el abogado Víctor Muñoz, especialista en delitos financieros y representante de una gran parte de las víctimas, dijo que espera que la justicia actúe con prontitud y capture a las personas que captaron los dineros del público de manera ilícita.


En las múltiples denuncias que hoy reposan en los despachos judiciales se repiten los delitos y los nombres de los denunciados. Para las víctimas, los primeros llamados a responder son los creadores de Daily Cop: Juan José Benavides, Sebastián Betancourt y Jhon Emerson Esquivel, con quienes Cambio ha intentado contactarse sin éxito alguno y quienes son acusados como presuntos responsables de los delitos de captación ilegal de recursos, lavado de activos, estafa agravada en masa y concierto para delinquir.


En las denuncias aparecen otros nombres de supuestos comerciales de la plataforma, aquellos que convencieron a cientos de personas para que invirtieran. Uno de los nombres de comerciales que más se repite es el de Anderson León Chacón y es quien lleva al siguiente capítulo de esta investigación, que involucra a algunos políticos de Boyacá que terminaron invirtiendo en la moneda y alentando a otros a que la compraran.


La conquista de Muzo


Anderson León Chacón, uno de los grandes comerciales de Daily Cop, es primo de Diego Ahumada Chacón, presidente del concejo de Muzo, Boyacá, una de las regiones que más se dejó obnubilar por la moneda virtual.


Dicen los denunciantes que esta persona, con ayuda de su primo, llegó al municipio a conquistar inversionistas. El primero en copiarle la idea fue su primo, Diego Ahumada Chacón. De él en adelante, decenas de habitantes del pueblo se alentaron a invertir. De la familia del político cayeron por lo menos 25 miembros. Por la confianza que él daba a la plataforma, muchas otras personas también terminaron invirtiendo y perdiendo varios millones de pesos.


En diálogo con Cambio, el concejal dijo que invirtió 500 millones de pesos y que, debido a la rentabilidad inicial de la moneda, alentó a familiares y a cercanos a que invirtieran en ella. Sin embargo, explica el funcionario, cuando este año vio que su dinero no aparecía, decidió denunciar a los creadores por estafa.

 

“Ingreso como usuario en enero 2021 y me cuenta sobre la criptomoneda el señor Sebastián Betancourt, en el restaurante Salvaje, de Bogotá, en donde se podía pagar con la moneda virtual. A Sebastián me lo presenta mi primo Anderson Chacón y el tipo me presenta Daily Cop como la primera criptomoneda centralizada (…) Me preguntaron en el pueblo sobre cómo me había ido, digo que me ha ido bien, he comprado y he vendido dailys y me han respondido bien. Mucha gente ingresa con la confianza que yo les doy”, aceptó el concejal.


En Muzo hay, por lo menos, un centenar de personas que invirtieron en Daily Cop, quienes también exigirán respuestas a las autoridades.


Anderson Chacón, comercial de la plataforma, también denunció a los creadores. Dice que no es victimario sino víctima porque, al igual que muchos, él también perdió el dinero que invirtió creyendo en el futuro de la moneda virtual.


“De ser cierto lo que han denunciado los medios de comunicación, estas personas (Sebastián Betancourt, Juan José Benavides y Jhonatan Esquivel), desarrolladores y representantes de DAILY, me indujeron en error con el propósito de hacerme creer que estaba adquiriendo una criptomoneda de nombre DLYCOP. Me aseguraron “recompensas diarias” y que se trataba de una inversión segura y confiable porque DLYCOP -Según ellos era la primera moneda digital estable de Colombia, cuando al parecer no era lo uno, ni lo otro. Estas personas me utilizaron -mediante engaño- y a cientos de terceros a quienes denominaron comerciales y/o aliados, para realizar una captación masiva e ilegal de dineros afirmando que estábamos negociando una criptomoneda, incluso antes de que esta fuera considerada como tal”, se lee en la denuncia que radicó en la Fiscalía.


Dice Anderson que fue engañado, estafado y utilizado por los creadores de la moneda para difundir información que, al parecer, fue falsa.


Cambio conoció que las denuncias que lleguen a la Fiscalía sobre este tema serán anexadas al proceso, que se inició hace unos meses por un informe de Policía Judicial, es decir, por una investigación propia del ente acusador. La última palabra sobre si existió una estafa masiva y sobre quiénes son los primeros llamados a responder la tienen los fiscales especializados en lavado de activos.

Espere la segunda entrega: las empresas involucradas en Daily Cop.