9 Junio 2022

Del "estallido controlado" de Roy Barreras al escándalo de las reuniones con extraditables

Roy Barreras es uno de los miembros del círculo cercano de Gustavo Petro.

Crédito: Yamith Mariño

Una grabación de mediados de abril tiene contra las cuerdas al senador y miembro cercano del círculo de Gustavo Petro, pues deja en evidencia que dentro de la campaña sí sabían de las reuniones de miembros del Pacto Histórico a cárceles del país ofreciendo la "no extradición".

Un video de una reunión del Comité de Jefatura de Debate de la campaña de Gustavo Petro, realizada a mediados de abril pasado, poco antes de que estallara el escándalo de las visitas de miembros del Pacto Histórico a las cárceles, dejó en evidencia que dentro del equipo de la candidatura sí sabían de estos encuentros, que tenían la intención de ofrecer beneficios a políticos condenados y a extraditables.

En una grabación revelada este miércoles por la revista Semana se puede ver, entre otros, al senador Roy Barreras, a la exministra y congresista electa Clara López y a los congresistas Temístocles Ortega y Roosevelt Rodríguez. Alfonso Prada, jefe de debate de Petro, también estaba presente, aunque de manera virtual.

En la reunión, que se dio a mediados de abril, el senador dice que había que "estallar controladamente" el inminente escándalo y aseguraba que la campaña “debía estar preparada” para lo que se venía, contradiciendo las versiones entregadas a la prensa cuando estalló el escándalo por las reuniones de Juan Fernando Petro y Piedad Córdoba.

Primero un poco de contexto: en Semana Santa se conoció que Juan Fernando Petro, hermano del candidato del Pacto Histórico, estuvo en la cárcel La Picota reunido con políticos condenados por la justicia, como Iván Moreno Rojas y Álvaro García Romero. En su momento, Gustavo Petro habló de que se trataba de promover una política denominada como el 'perdón social'.

Pero poco después se supo que no solo el hermano de Petro estaba reuniéndose con políticos presos. En esas mismas fechas salió el rumor de que la senadora electa Piedad Córdoba habría tenido conversaciones con tres extraditables en las que, supuestamente, se lograrían cambios sustanciales en la política de extradición y de penas a cambio del respaldo a la campaña presidencial del Pacto Histórico.

Como lo publicó Cambio en su momento, según informaciones de inteligencia, la senadora Córdoba habría hablado con José Leonardo Muñoz Martínez, alias Douglas, antiguo jefe de la Oficina de Envigado; Juan José Valencia, alias Andrea, el brazo financiero del Clan del Golfo; y John Freddy Zapata, alias Messi, también perteneciente al Clan del Golfo.

Aunque Piedad Córdoba negó estos encuentros, en ese momento, Petro solicitó tanto a su hermano como a la senadora que se apartaran de las actividades de la campaña. Roy Barreras, miembro del círculo cercano del candidato, dijo estar “sorprendido” con estas reuniones y celebró la decisión del líder del Pacto Histórico, al que felicitó por tomar “decisiones difíciles”.

Sin embargo, como revelan los videos publicados por revista Semana, tanto Barreras como otros miembros del Pacto Histórico sí sabían de dichos encuentros.

"Hay visitas a las cárceles, al pabellón de extraditables, de dirigentes del Pacto Histórico ofreciendo la no extradición  (...) En los pabellones se han reunido (...) Eso lo van a sacar pronto, hay que estallarlo, les decía yo ahora, como cuando tú estallas controladamente un explosivo".

De hecho, cuando se supo de la visita de Juan Fernando Petro a Iván Moreno, uno de los cerebros del carrusel de la contratación en Bogotá, y a Álvaro García Romero, condenado por parapolítica, hubo varias contradicciones dentro de la campaña del Pacto Histórico.

Inicialmente Petro dijo que su hermano había estado en la cárcel en desarrollo de la idea de 'perdón social', según la cual era necesario dar "una segunda oportunidad" incluso a quienes habían sido condenados por delitos. Después afirmó que su hermano no tenía relación alguna con la campaña y que su visita a la cárcel la hizo como miembro de una ONG. Y al final se difundió la idea de que existía “un complot” para afectar a la campaña.  

 

Las respuestas de Roy y Petro

Tras la difusión de los videos de la campaña de Petro, el senador Roy Barreras dijo que no había nada ilegal en lo que hablaron en las reuniones del Pacto Histórico sobre las acciones de la campaña. De acuerdo con el político vallecaucano, lo realmente grave es la confirmación de “chuzadas” a su campaña política.

“Lo que resulta obvio es que la campaña presidencial nuestra ha sido espiada, infiltrada y chuzada, lo que es un delito. Han grabado ilegalmente la privacidad de reuniones estratégicas, que ocurren en cualquier campaña política. No hay absolutamente nada ilegal, lo ilegal es que la campaña esté siendo chuzada”, agregó.

Por su parte, el candidato Gustavo Petro aseguró que la publicación de los videos es “la confirmación” de su campaña fue “grabada ilegalmente”.