20 Septiembre 2022

El presidente Petro pidió por el Amazonas ante la ONU y arremetió contra la codicia del norte global

Crédito: Yamith Mariño Díaz

En un enérgico discurso, Gustavo Petro pidió a los países desarrollados apoyar la lucha por salvar el Amazonas; y a los países Latinoamericanos, unirse para defender la región.

Por: Maria F. Fitzgerald

Gustavo Petro viajó a la Asamblea General de las Naciones Unidas a dar su primer discurso como presidente de Colombia. Como lo había anunciado previamente, su discurso se centró en solicitar una intervención global urgente para salvar la Amazonia, de la mano de un cambio radical en la política de lucha contra las drogas. 

“Vengo de un país de belleza ensangrentada. Mi país no solo es bello, allí también hay violencia. ¿Cómo puede conjugarse la belleza con la muerte?(...) ¿Quién es el responsable de ahogar la vida en las decisiones rutinarias de la riqueza y el interés?” Así inició su discurso en el que pidió al norte global ceder en lo que calificó como la promoción del conflicto y la guerra en América Latina. 

¿Cuáles fueron los puntos de su discurso? 

El presidente Gustavo Petro inició su intervención destacando la biodiversidad colombiana y la manera en la que ha estado manchada por un constante conflicto, que se ha centrado en la lucha contra las drogas y el narcotráfico. 

Destacó, además, la manera en que la planta de coca se ha convertido en un enemigo común para el norte global, y la manera como se ha decidido afrontar esta lucha llevando el conflicto hacia los países latinoamericanos: “Pero la planta no es sino una planta más de las billones de especies que perecen cuando desatan el fuego sobre la selva. Destruir la selva, el Amazonas, se convirtió en la consigna que siguen Estados y negociantes”, aseguró. 

El presidente Petro acusó puntualmente a Estados Unidos de haber promovido la guerra en distintos países latinoamericanos y así perpetrar la destrucción de la Amazonia: “No importa el grito de los científicos, bautizando la selva como uno de los grandes pilares climáticos. Para las relaciones del poder del mundo, la selva y sus habitantes son los culpables de la plaga que los azota”. 

Arremetió también en contra de las invasiones hechas por este país en otras regiones globales, principalmente de Oriente Medio, y los acusó de hacerlo con el único fin de apropiarse de sus recursos naturales. Así mismo, atacó en contra del sistema carcelario estadounidense y la manera en que han segregado a los afroamericanos a ser los principales encarcelados por estos motivos. 

Luego de su intervención, Petro pidió crear un fondo colectivo que, entre otras cosas, reuniera 1.000 millones de dólares anuales y así lograr crear un frente unido conformado por los ocho países que hacen parte de la región amazónica: Perú, Venezuela, Ecuador, Brasil, Guyana, Surinam, Bolivia y Colombia. 

Como última propuesta, solicitó que si los países no estaban dispuestos a aportar este dinero, que al menos se negociara la deuda externa de los países latinoamericanos para así condonarla, en compensación por el cuidado de la selva amazónica.