6 Septiembre 2022

Fiscalía, decisión de embargar camión por participar en el paro es "desbordada": Tribunal Superior de Bogotá

Fiscal general, Francisco Barbosa.

Crédito: Yamith Mariño

El Tribunal Superior de Bogotá le ordenó a la Fiscalía devolver el vehículo que había embargado por participar en el paro nacional. Es el segundo proceso que se les cae.

Durante el paro nacional del 28 de abril de 2021, el fiscal general, Francisco Barbosa, anunció su nueva directriz: extinción de dominio a todos los vehículos que bloquearan vías. Sin embargo, la directiva no le está saliendo tan bien. Para el Tribunal Superior de Bogotá, las obstrucciones viales generadas en el marco de las protestas no constituyen un delito, porque el espacio público ha sido reconocido un escenario propio de deliberación, según nuestra Constitución. Ese pronunciamiento del alto tribunal podría convertirse en una piedra en el zapato en los 20 procesos de extinción de dominio que, según fuentes de CAMBIO, lleva la Fiscalía contra vehículos que obstaculizaron vías durante el paro.

"De ahí que la estricta observancia del principio de legalidad del artículo 353A del Código Penal, incluido su parágrafo, constituye requisito para determinar si, en efecto, es probable que la volqueta afectada fue utilizada para cometer una actividad ilícita, toda vez que las obstrucciones viales generadas en el marco de las protestas no constituyen per se un punible, antes bien el espacio público ha sido reconocido un escenario propio de deliberación", dice la decisión del Tribunal.


El pronunciamiento sale de una decisión del alto tribunal en la que le ordena a la Fiscalía devolverle a su dueño una volqueta que le había embargado durante las protestas por, supuestamente, obstruir la movilidad en la vía Bogotá-La Vega, sector Puente de Guadua, "alterando el orden público" y debido a la "continuidad de los bloqueos" en todo el país.

"Durante el desarrollo de los bloqueos viales se observó la participación de aproximadamente 20 volquetas de las cuales se relaciona únicamente a los que fue posible visualizar su placa y participación para los días 04 y 05 de mayo de 2021 (...) La actual situación de alteración del orden público y de grave afectación a la actividad productiva y económica del país, así como la puesta en peligro de otros bienes jurídicos como la salud y la seguridad pública, constituyen la urgencia de adoptar estas cautelas en fase inicial y en forma excepcional", eran los argumentos de la Fiscalía.

El Tribunal Superior de Bogotá le dice a la Fiscalía que debe investigar más antes de proceder a embargar un vehículo por participar en una manifestación. Además, dice que fue desbordada su decisión de embargarlo.

"El decreto de las cautelas se produjo el día 25 ulterior, cuando, acorde con la evidencia aportada, el rodante en comento ya no estaba siendo utilizado para bloquear la vía, como tampoco el 31 de julio de dicha anualidad, fecha en que se materializó el secuestro (...) Por manera que, si bien el embargo y secuestro, al sacar el activo del comercio y privar al titular de su tenencia, son medidas idóneas para evitar “cesar su uso o destinación ilícita” en tanto objetivo constitucionalmente legítimo, no se acreditó la amenaza real de que aquello fuera a suceder –razonabilidad–; por consiguiente, tampoco resultaban indispensables –necesidad–, ni superaban el test de proporcionalidad, por ser desbordada la restricción de los derechos fundamentales del dueño", dice el tribunal.


No es el único caso

CAMBIO conoció que el 9 de junio de este año la Fiscalía devolvió a María Isabel Velásquez el camión que le había embargado porque supuestamente había participado en los bloqueos del intercambiador de Versalles, en la salida de Calarcá hacia Bogotá. 

La devolución la hizo porque el Juzgado Tercero de Extinción de Dominio de Bogotá le dio la razón a Velásquez y en noviembre del año pasado, le ordenó a la Fiscalía devolverle el vehículo porque la investigación había sido insuficiente para probar la supuesta participación del vehículo en el paro.