12 Agosto 2022

Gobierno y ELN se comprometen a reiniciar diálogos de paz

Delegados de paz del gobierno, el ELN y representantes de los países garantes de la mesa de negociación.

Crédito: Presidencia de Cuba

Los delegados de las partes se reunieron durante dos días en La Habana, Cuba, para construir la hoja de ruta que les permita volver a una mesa de negociaciones y cumplir con el objetivo de la paz total.

Después de dos días de reuniones entre la delegación de paz del gobierno y el equipo negociador del ELN, las partes anunciaron el compromiso de retomar la mesa de diálogos. En un comunicado, los delegados del gobierno afirmaron que existe voluntad de paz por parte de al guerrilla, que retomaran la mesa de diálogos y que respetarán los protocolos que rigieron el proceso de paz en la era de Juan Manuel Santos.

 "Queremos reiterar nuestra voluntad, como ayer lo hizo el presidente Gustavo Petro en Quibdó, de cumplir con los compromisos que anteriormente ha asumido el estado colombiano en esta materia. La búsqueda de la construcción de la paz total, parte de respetar los acuerdos", dice el documento.

Los delegados del gobierno anunciaron su reconocimiento a la legitimidad de los voces de paz del ELN y asumieron el compromiso de adoptar las medidas políticas y jurídicas que garanticen el reinicio de las conversaciones de paz con esta guerrilla, incluyendo los protocolos elaborados durante las conversaciones con el gobierno de Juan Manuel Santos.

"Constatamos que el ELN comparte la voluntad de paz del gobierno colombiano, que escuchan las voces de múltiples sectores de la sociedad, que desde los territorios y diversas instancias están clamando por una solución dialogada del conflicto armado. En las reuniones sostenidas la delegación ha anunciado que el ELN dará los pasos necesarios para reanudar la mesa de conversaciones", sostiene el comunicado.

Por parte del gobierno, viajaron a la Habana el canciller Álvaro Leyva, el comisionado de paz Danilo Rueda, el senador Iván Cepeda. Además, la delegación estuvo acompañada por un  representante de la ONU, uno del reino de Noruega y Monseñor Héctor Fabio Henao, delegado de la Iglesia católica. 

"Las partes coincidimos en la necesidad de reiniciar un proceso de diálogo con hechos que demuestren a al sociedad colombiana y al mundo, que esta voluntad es real", añade el documento. Lo que hace pensar que el cese bilateral del fuego, que era una de las condiciones de la agenda construida entre la insurgencia y el gobierno Santos, volverá a ser una regla que rija el espíritu de la mesa de diálogos. 

El gobierno colombiano agradeció la hospitalidad y disposición del gobierno cubano que ha hospedado la mesa de diálogos durante cuatro años y que, pese al rompimiento de la mesa de negociación del 2019, por decisión del presidente Iván Duque, no accedió a violar los protocolos y entregar a los delegados del ELN a las autoridades colombianas que los solicitaban en extradición por el atentado a la Escuela de Cadetes General Santander que acabó con la vida a 23 militares.