18 Noviembre 2022

La comprometedora conversación entre Laureano Acuña y el juez que podría enviar a la cárcel a su enemigo

Casualmente el mismo juez que ha fallado a favor de intereses de Laureano Acuña podría ser el que decida si uno de los antiguos enemigos de ese exsenador se va para la cárcel.

'El Reporte Coronell' conoció una comprometedora conversación entre el exsenador Laureano Acuña, más conocido como el Gato volador, y el juez que imputará a un viejo enemigo de ese político señalado de ser el rey de la compra de votos en Atlántico.

Una de las bases políticas del excongresista conservador que se quemó en las pasadas elecciones siempre ha sido Malambo, Atlántico.

A pesar de que Acuña tuvo participación para que Rumennige Monsalve llegara a la Alcaldía Municipal, poco después esa amistad se separó.

Acuña quería que su ficha Emmy Luz Camargo permaneciera como directora del hospital municipal, sin embargo el alcalde Monsalve la retiró del cargo.

Los disgustos aumentaron a tal punto que el 13 de junio de 2021, El Gato volador amenazó a Monsalve a través de un chat con un tercero, quien le preguntó por el mandatario local.

“Nadie me jode, yo mismo voy y le sampo (sic) dos tiros… él sabe que no se lo mando a decir con nadie”, escribió el excongresista vía WhatsApp. Días después del cuestionable mensaje, la casa del alcalde municipal fue atacada a tiros.

Para profundizar

El Reporte Coronell de W Radio conoció una conversación entre Laureano Acuña, cuando aún era congresista, y el juez primero promiscuo municipal Javier Ospino Guzmán en la que el excongresista le dice que se pueden ayudar mutuamente. El cruce de mensajes ocurrió dos meses tras el ataque a la casa del alcalde.

-De hecho hoy tuve unos pelaos pa tan tan.

Ante la información del alcalde, ‘el gato volador’ pregunta:

-¿Para joderme a mí?

Y el juez dice:

-Pero ahí en medio de todo han tratado de manejar las cosas para decir que Freddy recibía órdenes de alguien de arriba.

El Freddy al que se refieren en la conversación es aparentemente el expolicía Freddy Marín, quien es señalado por la Fiscalía de ser uno de los autores del atentado a tiros contra la vivienda del alcalde de Malambo.

Freddy Marín se entregó a la justicia, pero quedó en libertad por decisión del juez Javier Ospino, el mismo interlocutor del gato volador en el chat de WhatsApp.

Ese mismo juez ha tomado decisiones a favor de Emmy Luz Camargo, quien acusa al alcalde Monsalve de haberla obligado a firmar una carta de renuncia y de haberla tramitado sin el procedimiento adecuado.

Por ese proceso, la Fiscalía citó a Rumennige Monsalve a audiencia de imputación y medida de aseguramiento por constreñimiento ilegal y prevaricato por acción. Y será el mismo Javier Ospino, juez primero promiscuo de Malambo, quien decidirá la suerte del mandatario municipal.

Sin importar que ha conocido el caso previamente por acciones de tutela relacionadas y que la ley lo obliga a declararse impedido, el juez Ospino será quien imparta justicia a nombre del Estado colombiano.