28 Septiembre 2022

La decisión del gobierno de Iván Duque que complicó la crisis de los pasaportes

Crédito: Fotoilustración por Yamith Mariño

En el Reporte Coronell de la W Radio se dio a conocer la intermediación ilegal que “ha vuelto imposible” obtener una cita para sacar el pasaporte. Además, entre las complicaciones, la excanciller Marta Lucía Ramírez decidió acortar el plazo de un contrato vital para la producción de este documento.

A pesar de que los usuarios entran a la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores en las horas señaladas para el trámite, se encuentran con un aviso que dice: “No hay citas disponibles”, aunque en el mismo sitio web asegura que solicitar la cita es fácil y que no se necesitan intermediarios (lo que tampoco es cierto). 

Las quejas de las personas en redes sociales han aumentado, y aún así la respuesta que obtienen, por parte de un tercero, es que “se comuniquen por mensaje de texto con un número telefónico con la promesa de que lo resolverán todo”.

Respuestas de usuarios de Twitter ante la queja de algunos colombianos sobre los problemas para obtener su pasaporte
Respuestas de usuarios de Twitter para obtener ayuda por parte intermediaciones ilegales ante la queja de algunos colombianos sobre los problemas de las citas de los pasaportes.

Ahora la “mafia de tramitadores”, según Daniel Coronell, “se volvió normal, y a los 172.000 pesos que vale el pasaporte la gente tiene que agregarle lo que le cobran por el turno electrónico que en algunos casos son 50.000 pesos y en otros puede llegar a 400.000 , porque no hay tarifa fija”.

Causas de la congestión en la solicitud de pasaportes

Daniel Coronell explicó que son tres las causas principales a raíz de la pandemia:

  1. Decisión de la excanciller Claudia Blum, al comienzo de la pandemia, por la que, por razones sanitarias justificadas, ordenó cerrar las oficinas. El cierre se extendió por cinco meses.
  2. Marta Lucía Ramírez, al asumir la responsabilidad del ministerio, se encontró con el represamiento y ordenó abrir con las precauciones del caso. Solo se atendía el 25 por ciento de las personas que usualmente llegaban a solicitar pasaporte antes de la pandemia. La atención parcial, también justificada, afirma Coronell, contribuyó a la congestión.
  3. Las citas para expedición y renovación de visas para Estados Unidos también están represadas (las citas están para dentro de dos años). Por eso, muchos ciudadanos tramitan su pasaporte, aunque no esté vencido aún, para llenar las formas con el número que esté vigente al momento de la cita.

Aunque detrás de estas razones, que se pueden apreciar a simple vista, existe una a nivel mundial. Daniel Coronell afirma que por convenios internacionales los pasaportes tienen un chip electrónico, cuya mayor producción está en China. Esta producción cerró por seis meses a causa también de la pandemia del covid-19, lo que se volvió una crisis mundial.

Pero este problema mundial tiene además unos componentes jurídicos y políticos en Colombia. Coronell reveló que “la Unión Temporal Pasaportes 2019, cuyo principal socio es la empresa Thomas Greg, tenía un contrato con Colombia que vencía el 31 de julio de este año. En marzo, la Cancillería colombiana había enviado una comunicación al contratista diciéndole que le iban a dejar al próximo gobierno la apertura y concesión de la licitación, pero que prorrogarían el actual contrato hasta el 31 de diciembre para darle tiempo a la administración entrante de armar el proceso”, lo cual sería un plazo razonable.

Imagen del contrato por parte de la Cancillería a la Representante Legal UT Pasaportes de la empresa Thomas Greg (2019)
Imagen del contrato por parte de la Cancillería a la representante legal UT Pasaportes de la empresa Thomas Greg (2019).

Sin embargo, “cuando fue evidente que quien iba a ganar la Presidencia era Gustavo Petro, la Cancillería decidió prorrogar el contrato solo hasta el 31 de octubre. Así es que el nuevo Gobierno heredó la crisis de producción y entrega y le tuvo que sumar la misión imposible de armar una licitación internacional y multimillonaria en menos de 90 días”, afirmó Daniel Coronell en su reporte para la W Radio.

A partir de este jueves 28 de septiembre solo quedan 34 días para solucionar, responsabilidad que ahora asume el secretario general del Ministerio de Relaciones Exteriores José Antonio Salazar Ramírez y en últimas al canciller Álvaro Leyva.

Lo que demuestra, en palabras de Daniel Coronell, que esta decisión, para algunos, “fue una patanada del gobierno saliente para producir una crisis más que afecta a la administración Petro, pero, sobre todo, a cientos de miles de ciudadanos que necesitan su pasaporte”.

También es evidente que no hay tiempo suficiente para una licitación internacional, pero además hay dudas jurídicas sobre la posibilidad de una segunda extensión al contrato actual mientras se organiza el proceso.
Solucionar la crisis de expedición de pasaportes, que los ciudadanos los puedan pedir sin cita previa y recibirlos en un día, como sucedía antes, tomará al menos nueve meses más. Según Coronell, esta situación no se va a normalizar antes de julio del año entrante.