6 Julio 2022

"La gente gagá sabe infinitamente más que esos que se la pasan bobeando en las redes”

El exministro Rudolf Hommes defiende el gabinete de figuras experimentadas anunciado por el nuevo gobierno y se va lanza en ristre en contra de quienes los discriminan por su edad.

Crédito: Yamith Mariño

El exministro Rudolf Hommes, líder de la llamada "rebelión de las canas", que ganó una tutela cuando Iván Duque mandó a encerrar a los "abuelitos", defiende la decisión de Petro de nombrar en su gabinete a personas con experiencia, frente a la discriminación latente en las redes por las personas mayores.

Por: Iván Serrano

“Ministra, quiero hacerle una pregunta muy respetuosa y a modo de reflexión –le dijo el periodista Néstor Morales a Patricia Ariza, la ministra de Cultura del Gobierno de Gustavo Petro–: “usted me imagino se ha enterado desde el momento de su nombramiento que hay mucha gente inquieta que dice que los votantes de Petro fueron fundamentalmente los jóvenes y están nombrando personas muy mayores para su gabinete. ¿Usted a esas personas qué les respondería, ministra?

Ariza le contestó que ella estaba acostumbrada a trabajar con jóvenes y que eso seguirá pasando cuando esté al frente de la cartera de Cultura.

Las críticas por la “edad” del nuevo gabinete han aflorado sobre todo en redes sociales, en donde desde cuentas afines al uribismo se han hecho comentarios desdeñosos.

El Frente, periódico conservador de Bucaramanga, tituló: “Cinco líderes de la tercera edad serán nuevos ministros del gobierno Petro”. En el cuerpo del escrito se leen comentarios como el siguiente:

“Y aunque la edad de jubilación, para las personas que han trabajado en el sector público o en las empresas privadas, es de sesenta y dos (62) años para los hombres y de los sesenta (60) años para las mujeres, es obvio que los septuagenarios quieren eternizarse en el poder”.

Le puede interesar.

Ante la pregunta ¿es Colombia una sociedad discriminatoria en contra de las personas mayores?, el exministro de Hacienda Rudolf Hommes le respondió a Cambio: “Yo creo que es una sociedad muy discriminatoria con las personas mayores, aquí tratan mal a la gente de edad, los jóvenes desprecian a los mayores, creen que ellos son los únicos inteligentes y la inteligencia es algo que nunca se acaba. Además, se tiene algo que ellos no tienen, que es la experiencia”.

Hommes, junto a un grupo de personalidades de la vida nacional, entre los que se contaban Humberto de la Calle, Álvaro Leyva y Clara López, impulsaron una tutela para que fueran amparados los derechos a la igualdad y a las libertades individuales de los adultos mayores durante la pandemia.

“Yo creo que es una sociedad muy discriminatoria con las personas mayores, aquí tratan mal a la gente de edad, los jóvenes desprecian a los mayores, creen que ellos son los únicos inteligentes y la inteligencia es algo que nunca se acaba, además se tiene algo que ellos no tienen que es la experiencia”

La acción jurídica iba en contra del prolongado aislamiento al que fueron confinadas las personas mayores de 70 años durante la pandemia. Sobre estas medidas, el economista Rodrigo Uprimny dijo entonces: “Son discriminatorias y alimentan un peligroso imaginario social contra los adultos mayores, que son considerados crecientemente como personas sin autonomía, que para muchos ya han vivido demasiado y que por ello deben aguantarse todo lo que les impongan, sin chistar”. Hommes lo explica: “Por eso fue que hicimos la pelea con Duque en esa época, este jovencito presumido y nosotros con toda la experiencia y él mandándonos a encerrar... eso a mí me sublevó”.

Con respecto a las manifestaciones peyorativas expresadas en redes sociales en contra de los nombramientos de personas mayores y experimentadas, Hommes dijo: “Toda esa gente en las redes, que en promedio deben tener 24 años, dicen: ¿por qué están nombrando a toda esa gente gagá en el gobierno? Pues esa gente gagá sabe infinitamente más que esos que se la pasan bobeando en las redes”.

Pero mientras en Colombia las expresiones y actitudes discriminatorias en contra de las personas mayores parece ir al alza, en otros países ha habido profundas discusiones sobre la necesidad de prolongar, por sus capacidades y aportes, la vida laboral de personas pertenecientes a este sector de la población.

“Toda esa gente en las redes, que en promedio deben tener 24 años, dicen: ¿por qué están nombrando a toda esa gente gagá en el gobierno? pues esa gente gagá sabe infinitamente más que esos que se la pasan bobeando en las redes”.

En 2011, el Ministerio de Educación de España trabajó en un decreto para que profesores eméritos e investigadores pudieran jubilarse de manera voluntaria a los 75 años. En ese mismo país, el papel de personas mayores y experimentadas en momentos cruciales de su historia ha sido ampliamente reconocido, tal y como pasó con la transición de la dictadura de Franco a la democracia, en la que personalidades como Manuel García-Pelayo, Santiago Carrillo, Dolores Ibárruri, Ramón Rubiales y Josep Tarandellas jugaron un papel decisivo.

La voz de la experiencia

En Colombia, después de un gobierno que estuvo encabezado por uno de los presidentes más jóvenes de la historia, que contó con ministros de tan solo 33 años, como el de Vivienda, Jonatan Malagón, viene un nuevo mandatario que, incluso antes de posesionarse, ya apuesta a la experiencia por encima de cualquier discriminación. 

Cuatro de los seis ministros anunciados tienen más de 70 años. El mayor es Álvaro Leyva Durán, que tiene 79 años y será el nuevo ministro de Relaciones Exteriores. Leyva, economista y abogado ha sido representante a la Cámara, senador, constituyente, ministro de Minas y Energía y ha jugado un reconocido papel como facilitador y mediador en procesos de paz.

En la cartera de Agricultura estará Cecilia López Montaño, que tiene 79 años. López ya había ocupado esa  cartera durante el gobierno de Ernesto Samper, en el que además fue ministra de Medio Ambiente y  directora de Planeación Nacional.

La nueva ministra de Cultura será Patricia Ariza, que tiene 76 años. Fue cofundadora del Teatro La Candelaria y ha sido directora del Festival Mujeres en Escena por la Paz y el Festival de Teatro Alternativo. José Antonio Ocampo con 70 años será el nuevo ministro de Hacienda, cartera que ya había ocupado durante el gobierno de Ernesto Samper. Fue ministro de Agricultura durante el gobierno de César Gaviria y fue secretario general adjunto para Asuntos Económicos y Sociales de la ONU y profesor de la Universidad de Columbia.

¿Sería mejor un gabinete de jóvenes? Hommes lo responde a su manera: "Mire, yo le contesto francamente: uno combinado. A mí me gusta mucho Cecilia López, aunque pudo ser alguien más joven, ella sabe mucho del tema, es buena economista y una mujer muy seria. Me encantó Patricia Ariza. Ella fue fundadora del teatro en Colombia y, como es comunista, ella dice que es una obrera de la cultura y puede ser muy creativa y muy útil. En educación, alguien joven como Alejandro Gaviria me parece perfecto. Álvaro Leyva me encanta, es un hombre muy culto, tiene mucho mundo y ha trabajado gratis por la paz de este país. Susana Muhamad me parece valiente y en esa cartera se necesita alguien joven. Me gusta Carolina Corcho en salud, pero no me gusta lo que está proponiendo, eso de meterse a acabar el sistema de salud, que funciona regular pero funciona. Para Hacienda se necesita una persona mayor, creo que José Antonio Ocampo está en la edad límite de juventud para ese cargo. Y no porque me guste Ocampo, lo que dice no me gusta nada”.