6 Diciembre 2022

La prueba que confirma el preacuerdo de Emilio Tapia con la Fiscalía

Crédito: Fotomontaje: Yamith Mariño Díaz.

Una grabación en poder de 'El Reporte Coronell' es la prueba que confirma los términos en los que se concertó el preacuerdo de la Fiscalía con el que Emilio Tapia saldría beneficiado con una rebaja sustancial de su pena.

Este lunes 'El Reporte Coronell' de W Radio dio a conocer que el contratista corrupto Emilio Tapia y la Fiscalía General de la Nación cerraron un preacuerdo con insólitas condiciones.

Con el acuerdo, Tapia saldría beneficiado con una pena de 55 meses de prisión y solo tendría que entregar una cifra simbólica que no llega a 2.000 millones de pesos de los 70.000 millones que recibió la Unión Temporal como anticipo del contrato del MinTic con Centros Poblados. A cambio, lo único que tendría que hacer sería aceptar los cargos por falsedad y fraude procesal que hasta ahora había negado.

Acto seguido a la publicación de la información, la Fiscalía emitió una constancia en la que niega haber suscrito, celebrado o concertado algún acuerdo con Emilio Tapia.

Este martes, 'El Reporte Coronell' expuso una grabación realizada en la cárcel El Bosque de Barranquilla en la que el mismo Tapia confirma la existencia y los términos en los que el preacuerdo fue concertado.

Escuche aquí la grabación completa:

En el audio se oye que la concertación estaba arreglada con “el doctor Eduard” refiriéndose a Eduard Alirio Calderón, director de la Unidad Especializada contra la Corrupción de las Fiscalía.

“Con el doctor Eduard, de ese caso digamos que en ese caso, eso ya quedó clarísimo, clarísimo todo": dice Emilio Tapia en la grabación.

En la grabación, Tapia, además, dice que la pequeña suma que va a devolver del anticipo, es un acto de generosidad: "Estamos es terminando de estructurar esa, digamos, esa reparación entre comillas porque es como una donación que yo quiero hacer es como un tema social”, se le escucha al contratista condenado por corrupción.

Ya se ha vuelto costumbre que la Fiscalía publique comunicados que después son desmentidos por nuevas pruebas. Así ha sucedido con los perritos del fiscal, con la denuncia penal contra la primera dama de la Fiscalía, doña Walfa Téllez, refundida en la entidad que regenta su esposo, con las empleadas de cafetería de una empresa contratista que terminaron desempeñando labores domésticas en la residencia privada del señor fiscal y con otros asuntos.