21 Julio 2022

Las razones por las que exgobernador Luis Pérez le pide rectificar al fiscal general

Exgobernador Luis Pérez.

Crédito: Yamith Mariño

Para el exgobernador, el fiscal Barbosa mintió al decir que sus predios tienen relación con la Casa Castaño.

Esta semana el fiscal general, Francisco Barbosa, informó que cuatro de los seis predios a los que se les habían impuesto medidas cautelares, por haber pertenecido a la casa Castaño, estaban a nombre del exgobernador de Antioquia Luis Pérez Gutiérrez. Hoy, el exgobernador le pide al fiscal que rectifique la información, ¿por qué?

En un extenso comunicado, el exgobernador le dice al fiscal que sus predios no tienen nada que ver con la casa Castaño y que detrás de la información que da, podría haber alguien actuando de mala fe. 

“Detrás de sus declaraciones podría existir una mano de mala fe dándole mala información. No conocemos del avalúo de $73.000 millones para los 10 socios; y usted dice que son 550 hectáreas. No son ni la mitad de las hectáreas que usted dice. Nunca hemos sido notificados de nada ni de la Fiscalía ni de ningún tribunal. Estamos a disposición de lo que necesite la honorable Fiscalía. Jamás he tenido relaciones con ilegales, ni paramilitares ni guerrilleros, ni bandidos. Soy empresario que crea riqueza para el país. Valoro su rectificación. Me dio ganas de llorar cuando lo escuché poniendo mi vida en riesgo y mi honra por el piso", escribe Pérez, y le pide al fiscal, de acuerdo con el artículo 15 de la Constitución, "una justa rectificación”. 

El exgobernador dice que tiene pruebas de que los seis predios que componen la finca Torrealta no tuvieron relación con la casa Castaño y que, por eso, él y sus socios los compraron en 2006. 

“La finca se compró de buena fe y con la debida diligencia, como lo pide la ley. Se hizo avalúo comercial oficial por especialista de la Lonja. Se hizo estudio de títulos hasta 2006, y en ningún documento aparecen los paramilitares Castaños que usted y un testigo encarcelado dicen. Se pidió en 2006, antes de la compra, el concepto de la Fiscalía General, y ningún predio tenía problema. Se pidió concepto al Consejo Nacional de Estupefacientes, y tampoco tenía problemas. Adicional, el abogado representante de los que nos vendieron y quien firmó las escrituras, DR Guillermo Orrego, declaró bajo juramento que “durante su periodo de propiedad en el pasado nadie reclamó, ni perturbo la posesión de los predios”, añade el comunicado. 

Con esos argumentos, el exfuncionario le exige una rectificación a Barbosa y le reitera que su vida y su riqueza las ha construido como empresario y no como servidor público.