29 Mayo 2022

Los ganadores y perdedores de la contienda electoral

Ganadores y perdedores de la primera vuelta del 2022.

Crédito: Yamith Mariño

Los votantes colombianos ignoraron a la clase política tradicional y abandonaron en desbandada el centro político.

La primera vuelta electoral por la Presidencia dejó un primer ganador: el exalcalde de Bogotá, Gustavo Petro, quien se impuso con 8,5 millones de votos, el doble de hace cuatro años.

Ganaron también los senadores Armando Benedetti, Roy Barreras y Luis Fernando Velasco; el exsecretario de Gobierno de Bogotá Luis Ernesto Gómez, y el sustituido alcalde de Medellín Daniel Quintero.

Ganó Ingrid Betancourt, quien adhirió a última hora a la candidatura de Rodolfo Hernández, después de destruir la Coalición Centro Esperanza.


También ganó la Registraduría Nacional, que pese a las dudas que surgieron sobre su eficiencia, logró en dos horas adelantar el preconteo e informar al país sobre el resultado electoral.

Sin embargo, el gran ganador de la jornada es Rodolfo Hernández, cuya llegada a segunda vuelta era impensable hace algunas semanas. Sus casi 6 millones de votos demostraron la inconformidad manifiesta de los colombianos por la política tradicional. 


Acertaron las encuestadoras, que insistieron una y otra vez en cifras que a Gustavo Petro no le alcanzaba para ganar en primera vuelta, y lo situaron alrededor del 40%. También registraron el meteórico ascenso de Rodolfo Hernández en las últimas semanas.


Ganaron las redes sociales, que fueron el principal instrumento de campaña del ingeniero Rodolfo Hernández.


Los perdedores


El más visible perdedor es Federico Gutiérrez, quien hasta la semana previa a la contienda electoral era el más firme contrincante del líder de la izquierda, Gustavo Petro.

Con Fico también se desbarrancaron los partidos tradicionales. El expresidente, César Gaviria, director único del Liberal, tendrá que asumir el costo político de haber llevado a la colectividad a la campaña perdedora. La misma responsabilidad tendrá que asumir Omar Yépez, director del partido Conservador, y Dilian Francisca Toro, dirigente del Partido de la U.

Sin embargo, el que más sintió el cimbronazo fue el Centro Democrático, cuya derrota marca la muerte del uribismo en el poder.


Perdió también Sergio Fajardo y el centro político. El desempeño electoral del candidato del Centro Esperanza era previsible. Su campaña dejó en evidencia su incapacidad para conectarse con los colombianos que no eran ni de izquierda ni de derecha. Probablemente esta derrota marque su retiro de la política. Con él perdieron el exministro Juan Fernando Cristo, los hermanos Galán –y el Nuevo Liberalismo–, y el exgobernador Carlos Amaya.