19 Julio 2022

Petro se asegura las mayorías en el Congreso con la llegada de la U

El gobierno Petro se aseguró al menos la mitad del Congreso en las últimas semanas.

Crédito: Yamith Mariño

El gobierno del Pacto Histórico arrancaría con un amplio margen de gobernabilidad, aunque la aplanadora petrista todavía está lejos de ser una realidad.

No hace mucho, el senador Roy Barreras aseguró que el gobierno de Gustavo Petro tendría la coalición de gobierno más grande de la historia. En cuestión de semanas, el Pacto Histórico logró no solo cerrar alianzas con importantes partidos como los liberales, sino también asegurarse que no tendrán una fuerte resistencia por parte de movimientos que en el pasado fueron sus rivales, como los conservadores o la U.

Pero contrario a lo que se ha dicho en estos días, la política puede ser un poco más compleja de lo que parece. Si bien el gobierno de Petro arrancaría con un amplio margen de gobernabilidad, la aplanadora petrista todavía está lejos de ser una realidad. La independencia de algunos partidos importantes, así como la indecisión de otros, implican que los números no son tan claros para el petrismo.

Así las cosas, con la casi segura elección de Barreras como presidente del Senado, y de David Racero en la Cámara, el Pacto Histórico espera que las alianzas que cerraron en los días subsiguientes a la campaña les den un amplio margen de maniobra para pasar proyectos clave como la reforma tributaria, la reforma rural o la reforma a la policía. ¿Podrá conseguirlo? CAMBIO le presenta una radiografía del Congreso que se instalará este 20 de julio. 

 


Una gran coalición de gobierno

La gran coalición de gobierno que tendrá Petro está conformada principalmente por miembros del Pacto Histórico, su partido, que fue el más votado tanto en el Senado como en la Cámara y logró 47 curules, repartidas entre 20 senadores y 27 representantes. 

El gobierno entrante contará con el respaldo de la Alianza Verde, partido que fue el primero en apoyar la bancada del presidente Petro. Los verdes pondrán en la alianza a 13 senadores y 13 representantes. 

El Partido Liberal fue el último, pero quizás el movimiento más importante en sumarse a la alianza de gobierno. Después de varias conversaciones entre Gustavo Petro y César Gaviria, líder de la colectividad, el trapo rojo ahora hace parte del gran acuerdo nacional del Pacto Histórico y añadió 14 senadores y 32 representantes a la coalición. 

Comunes, como era de esperarse, confirmó su entrada a la coalición de gobierno y sumó a sus 10 congresistas (5 en Senado y 5 en Cámara) a la alianza. Los dos partidos con representación indígena en el Senado, el Movimiento Autoridades Indígenas de Colombia (un senador) y el Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS) (un senador y un representante), confirmaron que también apoyaran la propuesta del gobierno entrante. 

De esta forma, Petro tendría confirmados al menos 54 votos en el Senado. Un número importante (la mitad de la plenaria), pero no suficiente para ser una aplanadora. 

En la Cámara de Representantes, la coalición oficialista espera contar, además, con los apoyos de las curules de las víctimas(16), y de los movimientos alternativos como Gente en Movimiento (1), Juntos por Caldas (1), Colombia Renaciente (1), Alternativos (1) y Fuerza Ciudadana (1). Así las cosas, en las cuentas del gobierno entrante tendrían 88 de los 188 representantes en el bolsillo.

 

El rol de los independientes

 

Contrario a lo dicho por el senador Roy Barreras, virtual presidente del Senado, las mayorías en el Congreso no están tan claras. Hay todavía colectividades no se han declarado oficialistas y aseguraron que tendrán una posición de independencia frente a la agenda legislativa del presidente electo Petro. 


Entre ellos están: el Partido Conservador, que en Senado tiene 15 parlamentarios y en la Cámara 24; Cambio Radical, que en la cámara alta cuenta con 15 asientos y en la baja con 16 y el Partido de la U, con 10 escaños en Senado y 15 en Cámara. 

Lo mismo ocurre con partidos como Colombia Justa Libres y el Partido Mira, con 4 en Senado y 1 en Cámara. Es importante destacar que aunque se han declarado en independencia, han expresado respaldo a algunas de las propuestas del presidente Petro. 

 

El Centro Democrático y la Liga de Gobernantes Anticorrupción serán oposición

La habilidad política de Roy Barreras y de varios dirigentes del Pacto Histórico consiguió que el petrismo llegara al 20 de julio con un único partido de oposición claro: el Centro Democrático. 

Debilitado tras las elecciones legislativas de marzo, el partido uribista parece quedarse solo con sus 13 senadores en la cámara alta y 17 representantes en la cámara baja. Eso sí, en la Cámara tendrán un aliado con la llegada del ahora senador Miguel Polo Polo, que se quedó con una de las curules afro. 

Por su parte, la Liga de Gobernantes Anticorrupción, liderada por el excandidato presidencial Rodolfo Hernández, confirmó este 20 de julio que serán oposición. El movimiento cuenta con cuatro escaños en el Congreso: 1 en el Senado y 3 en la Cámara.