22 Agosto 2022

¿Qué pasa con las casas en Providencia?

Casa reconstruida en Providencia.

Crédito: Findeter

El presidente Gustavo Petro alertó sobre el estado de la reconstrucción de la isla y llamó la atención por los altos costos de las viviendas. Al tiempo, Iván Duque y funcionarios de su administración defienden su gestión y aseguran que cumplieron con su deber. ¿Quién tiene la razón?

Casi dos años después de que el huracán Iota devastara a Providencia y dejara sin vivienda a la mayoría de sus 5.000 habitantes, el presidente Gustavo Petro arribó a la isla para evaluar el avance de las obras de reconstrucción que comenzaron a ejecutarse durante el gobierno de Iván Duque.

Al finalizar el recorrido en el archipiélago, el presidente lanzó una declaración que encendió una polémica: ordenó que se investigaran presuntos sobrecostos en la construcción de casas que se levantaron tras el demoledor paso del huracán.

“Son edificaciones, para los que no pueden ver la foto, de aproximadamente 70 metros cuadrados. En promedio, esto da casi diez millones de pesos por metro cuadrado. Entonces, ¿por qué un valor tan sorprendente? Cómo puede valer en Providencia una casa en concreto, con tejas de zinc muchas veces, algo de estructura de acero, 600 millones de pesos”, dijo puntualmente el presidente Petro en rueda de prensa, culminada la visita a la isla.

"Perfectamente, con las arquitecturas culturales se hubieran podido realizar las mismas viviendas, quizás tres veces más baratas y el proceso no hubiera costado 1,2 billones de pesos", señaló el mandatario.

Tras su victoria en las elecciones presidenciales, Gustavo Petro y su equipo argumentaron en varias ocasiones que no gobernarían “con espejo retrovisor”. Sin embargo, el tema de la reconstrucción de Providencia marca el inicio del cruce de acusaciones entre el gobierno que acaba de llegar y el que se fue. De hecho, funcionarios de la administración Duque ya salieron a defender uno de sus “éxitos”.

Susana Correa, exministra de Vivienda y quien fue gerente para la reconstrucción de San Andrés, Providencia y Santa Catalina en el gobierno pasado, respondió a las críticas que hizo el primer mandatario en su visita por la isla. “Si usted las ve por fuera, son casas sencillas, pero cuando usted ve cómo se hizo y cómo se construyó, es una casa compleja, esa casa tiene una estructura de acero”, asegura la exfuncionaria.

Sin embargo, a pesar de que el presidente Iván Duque reiteró en varias ocasiones que la reconstrucción de Providencia era uno de los éxitos de su cuatrienio, pues según el mandatario estaba en un 96 por ciento para julio de 2022, un reciente informe de la Procuraduría General de la Nación, señala varias fallas en este proceso.

Una de las primeras conclusiones del informe del Ministerio Público es que las casas entregadas a los isleños y otros residentes damnificados ya presentan fallas estructurales y de planeación. Una situación que sorprende si se tiene en cuenta que la inversión para la construcción de estas casas fue millonaria.

El contrato tanto para el diseño como para la construcción de las viviendas se hizo de forma directa, sin licitación pública. Amparados en la declaratoria de desastre, que de acuerdo con  la Ley 1523 de 2012 contempla “disposiciones excepcionales en materia de contratación”, el gobierno entregó la responsabilidad al Consorcio Providencia, integrado por las constructoras Marval, Amarilo y Bolívar. El contrato asciende a los 115.000 millones, según cuentas de Findeter.

Pero a pesar de la gran inversión, la Procuraduría alertó que hay todavía varias quejas sobre la calidad de los materiales de las construcciones.

“Viviendas construidas en acero en las cuales las barandas y ventanas tuvieron problemas de calidad, lo cual según el reporte se ha solucionado con el cambio de los elementos defectuosos. Durante el mes de agosto y septiembre de 2022, se adelantarán visitas para atender estas quejas”, se lee en uno de los apartes del informe de seguimiento que un grupo especial de la delegada para la gestión y la gobernanza culminó el pasado 2 de agosto. 

Casas
Este es el estado de algunas de las casas que el gobierno Duque construye en Providencia. / Cortesía

Frente al diseño de las casas, el presidente Petro argumentó que habían sido “una imposición” y no se concertó un diseño acorde a las tradiciones de la isla. Frente a esto, tanto el exdirector del Departamento Administrativo de la Presidencia, Víctor Muñoz, como la exministra Correa aclararon que su diseño se pensó para que fueran resistentes a huracanes.

“A finales de febrero se suscribió un acta de la casa como ellos querían: sismo resistentes, que pudieran aguantar los 254 kilómetros por hora de viento”, aclaró Correa, quien también se refirió al tema de los supuestos sobrecostos.

“Todo había que llevarlo desde el continente o Centroamérica, desde un bulto de arena o grava. No se podía volver a cometer el error de usar arena de playa porque parte de eso fue que hizo que el 98 por ciento de las viviendas se derrumbaran”, aseguró la exfuncionaria.

Al mismo tiempo, la Procuraduría alertó sobre “fallas evidenciadas en los sistemas de saneamiento básico de las viviendas por la falta de estos o fallas en los mismos, lo que ha ocasionado rebosamiento de los pozos sépticos de las viviendas, lo cual afecta no solo a las familias beneficiarias, sino también al medio ambiente de la isla”.

Arne Britton González, director de la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina habló para CAMBIO y dijo que en la inspección de las 112 viviendas nuevas, encontraron que 63 tenían problemas de vertimientos. No descarta tampoco que tengan que reconstruir algunas de ellas.

“La corporación ha hecho una visita y se identificó rebosamiento a pesar de que el consorcio contratado dice que cumple con las condiciones técnicas”, afirmó Britton.

Por su parte, la ministra de Vivienda, Catalina Velasco, agregó también que encontraron “enormes costos en la planta de salinización”. “Alrededor de 10 o 12 veces más de lo que otras empresas en el país producen el agua potable por metro cúbico”, lo que creen tendrá un impacto sobre las tarifas de las familias.

En su visita, Petro, y su ministra de Salud, Carolina Corcho, también se refirieron al hospital de Providencia que "sigue siendo una estructura de campaña", aludiendo a los atrasos en su reconstrucción. Sobre este tema también hace referencia la Procuraduría, pues señala en su informe que "a pesar de que los recursos fueron girados al Fondo de Inversión Colectiva, el alcalde de Providencia reportó en la mesa de trabajo realizada el 22 de julio de 2022 en San Andrés que las obras no se habían iniciado".