29 Septiembre 2022

Quieto en primera: proceso contra Rodolfo Hernández seguirá en la Corte Suprema

Durante su alcaldía, Rodolfo Hernández despidió a ocho trabajadores con fuero sindical.

A pesar de haber renunciado al Senado, Rodolfo Hernández no se salvó de la Corte Suprema de Justicia: tiene 113 noticias criminales cuyo análisis pasó a ese ente.

Por: Iván Serrano

Rodolfo Hernández llegó al Senado de la República con dos acusaciones a cuestas, una por el caso conocido como Vitalogic, un entramado en el que un grupo de particulares pretendía quedarse con un negocio para el manejo de basuras a 30 años y en el que su hijo Luis Carlos iba a obtener una millonaria comisión. La otra es una presunta violación a los derechos de asociación de un grupo de trabajadores municipales en Bucaramanga.

El caso se remonta al año 2016. Hernández como alcalde de Bucaramanga expidió un decretó con el que suprimió los cargos de 27 trabajadores oficiales, a quienes reintegró de nuevo al otro día, pero como empleados públicos en provisionalidad.

Entre esos 27 trabajadores había ocho con fuero sindical que hacían parte de la junta directiva de Sintraobras, y otro trabajador que merecía especial atención.

Se trataba del señor Juan de la Cruz Villalba, quien estaba en incapacidad por la pérdida del 69 por ciento de su capacidad laboral y quien también gozaba de fuero sindical.

Por su condición de trabajadores oficiales, estas 27 personas gozaban de beneficios contemplados en la convención colectiva de trabajo y mejores condiciones prestacionales. Por eso, los actos administrativos expedidos por Hernández habrían violado sus derechos de asociación sindical, con el agravante de que fueron expedidos sin la aprobación del Concejo de Bucaramanga.

El caso ya estaba en etapa de juicio en el Juzgado Séptimo Penal de Bucaramanga, pero con la llegada de Hernández al Senado, luego de haber obtenido la segunda votación más alta en las elecciones presidenciales, todos sus casos penales pasaron al conocimiento de la Corte Suprema de Justicia por su condición de aforado.

El martes pasado Rodolfo Hernández fue citado por la Corte Suprema de Justicia para rendir versión libre en otro de sus procesos.

Esta vez fue por el supuesto nombramiento sin el lleno de requisitos de Lida Marcela Salazar, exsecretaria administrativa de la Alcaldía de Bucaramanga.

La celeridad de la Corte Suprema contrasta con la lentitud de los juzgados de Bucaramanga, en donde los procesos en contra de uno de los hombres más poderosos de Santander se movían muy poco.