16 Septiembre 2022

“¿Sí es normal hacer eso?": Juliana Márquez sobre los puestos que supuestamente le ofrecía la Dian

Juliana Márquez y Nova Lorena Cañón.

Crédito: Yamith Mariño

En conversaciones conocidas por CAMBIO, Juliana Márquez, madre del expresidente Iván Duque, y la lobista Nova Lorena Cañón hablan sobre gestiones ante la Dian para obtener puestos y donaciones porque la consigna era hacer lo que dijera la mamá del presidente.

CAMBIO ha revelado varias interceptaciones entre la lobista Nova Lorena Cañón, implicada en la red de corrupción del senador Mario Castaño, y Juliana Márquez, madre del expresidente Iván Duque, en las que hablan sobre gestiones ante la Sociedad de Activos del Estado (SAE) para la asignación de inmuebles para sus proyectos; acelerar proyectos como el del acueducto de La Chamba, Tolima, y de mediar ante la Unidad de Gestión de Riesgos para un contrato que quería Cañón. En este nuevo capítulo, las dos interlocutoras hablan de obtener puestos en la Dian y repartir donaciones según lo dispusiera "la mamá del presidente".

La primera conversación sobre el tema sucede el 7 de julio de 2021, a las 11:50 a.m., y trata sobre la posibilidad  de que la Dian disponga algunos puestos en la entidad para contratar bachilleres o personas sin trabajo que Márquez quiera colocar, con sueldos de 2’500.000 pesos. La madre del entonces presidente Duque se muestra interesada, pero le pregunta si la oferta es solo para “bachilleres”, porque también tenía a una profesional: su enfermera.


Juliana Márquez: Aló, quiubo Lorena.
 

Nova Lorena Cañón: Juliana, mire, la doctora muy receptiva, muchísimo, le manda a decir que, si tenemos bachilleres, la Dian está contratando.
 

Juliana: Ay, ¡qué maravilla!
 

Lorena: Mire, dígale a la señora Juliana que yo le colaboro y le ayudo…
 

Juliana: Ay, qué fue que dijo…
 

Lorena: Entonces yo le dije ¡ay sí! Nosotros tenemos personas en La Chamba (Tolima), a nosotros nos piden trabajo, doctora, porque pues usted sabe que hoy en día...
 

Juliana: Yo creo que le mandé la hoja a Inés Elvira, voy a decirle que me la mande…
 

Lorena: Envíemela, Juliana. Dijo: Lorena, tranquila, si la señora juliana tiene 10, 20 personas sin trabajo, yo se las ubico en la Dian.
 

Juliana: Sí, sí, sí, ay no, y ¿solo bachilleres?
 

Lorena: Sí, bachilleres. Dijo: si ella tiene, por decir, algún profesional, yo se lo ubico en la DIAN.
 

Juliana: Tengo mi enfermera…
 

Lorena: 2’500.000 quedan ganando los bachilleres.
 

Juliana: Ay no, qué bueno, que maravilla, ya mismo voy a pedir la hoja…
 

Lorena: Ya van a llamar a la señora para ayudarle con el documento, el director de Dian de Bima (el punto de la Dian del centro comercial Bima de Bogotá).
 

Juliana: ¡Ah, bueno! Pero, ¿sí es normal hacer eso?
 

Lorena: Pues ayudar a las personas está bien, porque lo que explicaban era... Ah, mire, ahí me está llamado el director de Bima.
(Lorena contesta una llamada)
 

Mujer desconocida: Hola (inaudible)
 

Lorena: Hola, ¿cómo vas?
 

Mujer desconocida: Te preguntaba si ya la pueden llamar y no me contestaste…
 

Lorena: Ay discúlpame, de una, la pueden llamar de una…
 

Mujer desconocida: Listo, entonces ya le digo, gracias, chao.
 

Lorena: Un abrazo, chao.


Dos minutos después de esa conversación, Nova Lorena vuelve a llamar a Juliana Márquez para seguirle contando sobre los puestos disponibles, y le agrega que la señora de la DIAN le ha dicho que aprecia mucho al presidente Duque y que "lo que diga la mamá del presidente yo hago". 

Nova Lorena aprovecha para decirle a Juliana Márquez que la “la señora”, a quien en esta conversación ya mencionan con el nombre de “Gabriela”, tiene donaciones disponibles para la “señora Juliana”, y que basta con que ella diga dónde las quiere.

 

Juliana: Quiubo, Lorena.
 

Lorena: Ya va a llamar la señora.
 

Juliana: Ah, bueno sí, perfecto.
 

Lorena: Eso es rapidísimo, Juliana.
 

Juliana: Porque dice que entran por la página y no pueden entrar por la página…
 

Lorena: No, la van ayudar presencialmente, la van a ayudar…
 

Juliana: Ah, listo, ok, perfecto.
 

Lorena: Pero buenísimo porque si tenemos, imagínese, uno en provincia y que quede ganándose 2’500.000 pues, ¿quién no quiere?
 

Juliana: Y, ¿pueden quedarse en provincia?
 

Lorena: En provincia.
 

Juliana: Ok, perfecto…
 

Lorena: Entonces piense, porque, si algo, en La Chamba (Tolima) hay como dos muchachos que se les puede colaborar…
 

Juliana: Pero, ¿les toca irse a vivir a dónde?
 

Lorena: No, a Ibagué, les toca viajar a Ibagué o al Guamo (Tolima), donde tenga oficina la Dian.
 

Juliana: Ok.
 

Lorena: Me dijo, yo se los dejo en provincia, donde la señora Juliana diga.
 

Juliana: Perfecto, perfecto.
 

Lorena: Esa señora es línea directa con el presidente Duque.
 

Juliana: Ah, ¿sí?
 

Lorena: Sí, dijo: Lorena, mejor dicho, lo que diga la mamá del presidente yo hago. Yo aprecio mucho al presidente.
 

Juliana: Ah, tan linda, ok, perfecto. Ya mismo voy a pedir las “hojitas”.
 

Lorena: Sí, y yo se las envío y todo. ¿Y sabe qué me dijo? Voy a ir a reunirme con la secretaria del ministerio porque, dijo, le voy a dejar unas cosas para que la señora Juliana done y si la señora Juliana dice que hay que darle al Tolima, entonces, dijo, si quiere con la gobernación, que el gobernador me mande un oficio y yo le dono a la gobernación y le dono a donde la señora Juliana diga.
 

Juliana: Perfecto, perfecto, y ¿en Ibagué?
 

Lorena: También, entonces, Juliana me dirá si le pido la carta al gobernador o si le pido al alcalde…
 

Juliana: Toca con el alcalde directamente. Pero, toca ver qué cosas.
 

Lorena: No, le donan zapatos, ropa, lo que necesite…
 

Juliana: No, pero eso sí, nosotros digamos dónde.
 

Lorena: Por eso le digo, Juliana, piense bien y usted me dice: Lorena yo quiero tales partes…
 

Juliana: Listo, listo, perfecto.
 

Lorena: Me dice que el señor gobernador es muy de la mano con el alcalde de Mariquita, que es muy de la mano, por decir algo, con el de Guayabal, o sea con esas fundaciones lejanas.
 

Juliana: Perfecto, perfecto, con ellas.
 

Lorena: Si quiere piense todo y usted me dice. No sé si pensamos en Cali, en esas personas del basurero, se acuerda los que se les donó la cena, esas personas también necesitan como ayuda…
 

Juliana: ¿Y con quién hablamos para eso?
 

Lorena: En Cali, pues déjeme yo miro con quién podemos organizar…
 

Juliana: Inés Elvira creo que sabía, porque ella, oye, ¿y para El Barco no hay nada?
 

Lorena: También podemos pedir para El Barco.
 

 

Juliana: Podemos pedir…
 

Lorena: Claro, entonces, por eso voy a reunirme con la secretaria del ministro de Defensa, la señora Beatriz, ya me dio ella el contacto, dijo porque nosotros tenemos que donar, entonces decir: señora Beatriz, esto que se va a donar es para la señora Juliana Márquez, se lo vamos a mandar al ministerio, pero es intocable porque es para la señora Juliana Márquez.
 

Juliana: ¿Y al Ejército?
 

Lorena: No, a ellos les manda la Dian directamente.
 

Juliana: Ah ok, perfecto, ¡no, maravilloso!
(inaudible)
Juliana: Perfecto, perfecto...
 

Lorena: Porque me dijo: yo le voy a mandar es containers, Lorena, llenos.
 

Juliana: ¡Ay no! ¡qué maravilla!, ¿no preguntamos primero qué cosas hay?
 

Lorena: Ella nos dijo: es ropa, de pronto puedo donar comida, atún, enlatados, dijo, lo que no les puedo decir es las tallas porque como esos containers vienen con todas las tallas.
 

Juliana: Y para los del Barco que van por allá a Chocó y a todo eso…
 

Lorena: Sí, claro, y donde podamos hacer unos buenos contactos con algunas alcaldías del Tolima, por allá, a esas poblaciones que nadie llega…
 

Juliana: Así es…
 

Lorena: Y yo hago las comunicaciones porque dijo la doctora Gabriela que sí era importante contar…
 

Juliana: Claro.
 

Lorena: Contar que la Dian está de la mano con la mamá del presidente.


Según fuentes de CAMBIO, la funcionaria de la Dian que les habría puesto a disposición cargos y donaciones en la entidad sería Gabriela Barriga, exdirectora Corporativa de la Dian, a quien le solicitaron la renuncia en agosto de 2021, unas semanas después de que llegaran unas denuncias en su contra en las que hablaban de los cuestionables nombramientos que realizaba. Barriga tenía a su cargo el área de talento humano y las donaciones. Después de su salida de la Dian, aterrizó en la SAE como gerente del proceso de Drogas La Rebaja.


Finalmente, el 9 de julio de 2021, a las cinco de la tarde, en una tercera llamada, Nova Lorena le informa a Juliana Márquez que ya van a enviarle unas pruebas al “muchacho” de quien la propia Juliana ha enviado la hoja de vida a la Dian.



Juliana: Quibo, Lorena.

Lorena: Juliana: que ya van a mandarle las pruebas al muchacho que se entregó la hoja de vida en la Dian.
 

Juliana: Ay, ¡qué maravilla!
 

Lorena: Sí, ajá, entonces ya me escribió la doctora Gabriela, y ya le van a enviar las pruebas al muchacho, pues, para que, pues para que conteste y suba la hoja de vida a la Dian y organice todo.
 

Juliana: ¡Ay bueno! ¡ay, qué bueno!, muchas gracias, gracias, gracias…
 

Lorena: Sí, ahí también pues entregué la hoja de vida de la niña que nos ayuda con las ambulancias porque tenía por ahí un hermano sin trabajo.
 

Juliana: Ah, ¿cuál es ella?
 

Lorena: Ella es la niña que trabaja en el Ministerio de Salud que nos ayuda con el tema de las ambulancias, es la asistente del doctor Correa, que por ahí tenía un hermano sin trabajo…
 

Juliana: Ok, perfecto.
 

Lorena: Ayudar la gente, pues a que ubiquen trabajo.
 

Juliana: Sí, ayudar la gente, sí perfecto.
 

Lorena: Sí, ok.
 

Juliana: Entonces ya le van a enviar las pruebas al muchacho, yo estoy pendiente, yo lo llamé a él: si le escriben de la Dian no se vaya a angustiar, la señora Juliana entregó la hoja de vida a la Dian. Yo llamé ya al muchacho y hablé con él porque les escribe la Dian y se asustan…
 

Lorena: Sí, claro, ay sí, sí, sí, es verdad, a mí también me daría susto, sí.
 

Juliana: Ok, bueno, buen fin de semana…
Lorena: Bueno señora, hasta luego.

CAMBIO se comunicó con Juliana Márquez. Dijo que su respuesta era "la misma" que había dado a CAMBIO en anteriores oportunidades: es decir, que "desconocía la conversación" y que la misma era "abusiva y mentirosa".


Según la Fiscalía, Nova Lorena Cañón fue la intermediaria entre Mario Castaño y los alcaldes de los municipios de Alcalá, Armero, Villamaría, Chinchiná y Mariquita en la tarea de viabilizar proyectos que los mandatarios locales habían presentado ante los ministerios de Interior y Salud, a cambio de coimas. Añade la Fiscalía que, incluso, Nova Lorena asumió el rol de brazo político del senador Mario Castaño en la vereda La Chamba, en Armero, Tolima, donde, además, gestionó otros proyectos por "directriz" de Juliana Márquez, uno de ellos el acueducto. Sobre el tema, Nova Lorena ha dicho ante la Fiscalía y ante la Corte Suprema de Justicia que Juliana Márquez no supo de los pagos que recibía.

Mario Castaño ya aceptó los cargos que le imputó la Corte Suprema de Justicia. Cañón se convirtió en testigo del proceso y, por su información, la Fiscalía le dio un principio de oportunidad.

Las conversaciones están en poder de la Corte Suprema de Justicia y de la Fiscalía. Estas entidades serán las encargadas de determinar si la madre del presidente Duque pudo haber cometido más que una imprudencia.