18 Marzo 2022

Un mal diseño que sembró de dudas la elección

Terminaron los escrutinios regionales de las elecciones a Congreso 2022, en los diferentes municipios y ciudades del país, donde las audiencias de las diferentes comisiones escrutadoras son públicas.

Crédito: Colprensa -Sergio Acero

En la nueva distribución del Senado, el Pacto Histórico alcanza 19 curules, mientras que los conservadores, Verdes Centro Esperanza y el Centro Democrático perdieron una silla, cada uno.

Por: Redacción Cambio

Cuando los colombianos empezaron a enterarse de que cientos de miles de votos, la mayoría de ellos por el Pacto Histórico, no habían quedado registrados en el preconteo del domingo, muchos salieron a advertir que en el país se estaba fraguando un fraude electoral de proporciones colosales. 

No obstante, aunque es entendible que la cifra exorbitante de casi 500.000 votos nuevos que aparecen de un día para otro, ponga un manto de duda sobre los resultados de las elecciones y se preste para todo tipo de especulaciones, la realidad es que lo sucedido es más producto de un error de diseño en los formularios E-14 que de una operación dolosa. Sobra decir que lo sucedido no es un asunto menor,  pues se ha prestado para que candidatos y líderes políticos de todas las corrientes duden de los resultados de un proceso electoral que ya generaba desconfianza. 

"El preconteo que se realiza el domingo de elección es de carácter informativo pero carece de validez y por lo tanto la información de los formularios electorales como el Acta de Escrutinio de Mesa E – 14 prevalece sobre el preconteo".

Registraduría

 

El error no es marginal. No se trata, como ha ocurrido en ocasiones anteriores, de diferencias entre el preconteo y el escrutinio oficial que cambien la suerte de uno o dos aspirantes. Los resultados que quedarán en firme al término del proceso, muy diferentes a los que fueron presentados el domingo, cambian de manera considerable el mapa político del próximo Congreso de la República. El diseño negligente de los formularios E-14, hecho generador de este desastre, cambiará el orden y el tamaño de varias bancadas. 

Lo que ocurrió fue lo siguiente: el preconteo, que es la información inicial que reciben los colombianos el día de las elecciones cuando se cierran las urnas, funciona por el reporte telefónico que hacen los claveros leyendo velozmente un formulario que muestra los votos obtenidos por cada partido.

Este año, el diseño cuestionable y poco práctico de los formularios hizo que la lista cerrada del Pacto Histórico, la más votada de lejos, acabara viéndose como un simple pie de página del formulario que contenía la votación del Partido de la U que, por ser lista abierta con 100 casillas de candidatos, ocupaba más espacio en el papel. El logo del Pacto al final de la hoja del formulario hizo que 450.000 votos fueran omitidos en la información telefónica que recibió el domingo la Registraduría Nacional. Ese garrafal error, en su momento, ya había sido advertido por la Misión de Observación Electoral, MOE.

escrutinios
Desde el lunes, en todo el país se están realizando los escrutinios regionales. Un garrafal error en el diseño de los E14 cambió la composición del nuevo Congreso. Foto: Sergio Acero - Colprensa 

El Pacto Histórico cumple su apuesta

La Registraduría reveló este viernes los resultados definitivos del escrutinio y así quedará la composición de las fuerzas políticas en el nuevo Senado: 

El gran beneficiado del escrutinio final es el Pacto Histórico. La lista de Petro, aun con los errores en los informes iniciales, ya se había constituido como la fuerza política más grande en el Senado. Sin embargo, el nuevo panorama muestra una victoria aún más contundente. Ahora, la bancada del Pacto en la Cámara Alta tendrá 19 senadores, y no los 16 que se habían registrado el pasado domingo. Ese panorama, no solo cumple con las expectativas del senador Roy Barreras, jefe de debate parlamentario de Petro, sino que deja a su bancada igual a la de los 19 que hoy tiene el Centro Democrático, partido de gobierno. 

A los tres escaños recuperados por el Pacto Histórico entrarían los siguientes aspirantes, hace unos días quemados y ahora honorables senadores: el dirigente campesino César Augusto Pachón; la profesora santandereana Sandra Jaimes Cruz, dirigente sindical del magisterio y el el periodista Paulino Riascos Riascos, presidente del partido antes llamado Alianza Democrática Afrocolombiana.

Los que pierden

Todos los escaños que gana el Pacto necesariamente tienen que descontarse a otros partidos. Estos son los damnificados: 

El Partido Conservador, que había logrado una bancada de 16 senadores, ahora quedará con 15. En esas filas se quemaría la senadora huilense Esperanza Andrade Serrano.

Otro damnificado de la nueva realidad es la Coalición Alianza Verde Centro Esperanza que perdería uno de los 14 senadores que había logrado en el preconteo. El quemado se llama León Fredy Muñoz y es actualmente representante a la Cámara por los verdes. Aunque estaba en la lista de la Coalición de la Esperanza su apuesta presidencial está con Gustavo Petro y no con Sergio Fajardo. Muñoz tiene además problemas judiciales: está llamado a juicio por narcotráfico por la Corte Suprema de Justicia.

El hoy partido de gobierno, que en el preconteo ya mostraba una disminución considerable de su representación política en el Congreso, queda en una situación aun más precaria luego del escrutinio. El Centro Democrático pierde uno de los 14 asientos en el Senado que había logrado en el preconteo. No lograría su curul la joven arquitecta María Angélica Guerra López, hija del exsenador José Guerra de la Espriella.

Los otros partidos conservarían sus escaños en el Senado en las mismas cifras que fueron anunciadas el domingo: Cambio Radica tendrá 11 senadores; Liberales, con 15; La U, 10 y Mira Justa Libres, tendrá cuatro.