19 Marzo 2022

Los chicos malos de La U

Crédito: Crédito: Wil Huertas

De los diez senadores que, según los cálculos actuales, entrarían en representación del Partido de la U, al menos siete tienen pasados y presentes oscuros y problemáticos: desde alianzas con parapolíticos condenados hasta acusaciones de corrupción. 'Cambio' le cuenta quién es quién.

Por: Isabel Caballero Samper

Según la consolidación parcial publicada el viernes por la Registraduría, el Partido de la U sacó casi 1.500.000 votos que representaron un poco más del 8 por ciento de los electores del Senado. En ese cálculo La U tendría una bancada de diez senadores. Siete de estos son herederos de casas políticas altamente cuestionadas.

La directora del partido, Dilian Francisca Toro, es una baronesa electoral del Valle del Cauca, pero casi toda la bancada del Senado de su partido, y especialmente aquellos con historiales y apoyos familiares más cuestionables, son de la costa Caribe. Los nuevos senadores de La U son cercanos a personajes como la Gata y Marquitos Figueroa, fueron apoyados desde las cárceles por Musa Besaile, Álvaro ‘el Gordo’ García y Mario Uribe y han sido investigados por los escándalos de la mermelada o del cartel de la toga.

Johny Besaile Fayad
Foto tomada del Instagram @jhonybesailesenado


JOHN MOISÉS BESAILE FAYAD

Más conocido como Johny, es el mayor de los cinco hermanos Besaile. Nacido en Sahagún, Córdoba, en 1969, estudió administración de empresas y este es su segundo periodo como senador de la república.
 

Perteneciente a una familia comerciante —​​su padre fue el fundador de la Arrocera Palmira, una de las más importantes de la costa Caribe— Johny fue el primero de la familia en entrar a la política al llegar a alcalde municipal de Sahagún en 1998, durante el periodo oscuro del paramilitarismo en la región. Fue destituido de este cargo por escándalos de corrupción y aunque no tiene investigaciones en curso por parapolítica, según Urán Lara, el hombre de confianza del jefe paramilitar Rodrigo Cadena, el negocio de abarrotes que tenía en asocio con Otto Bula era el lugar donde se aprovisionaban los paramilitares de la región. 
 
Su hermano Musa, el jefe del clan familiar que está deshabilitado y recluido y de quien Johny heredó la curul en el Senado, sí fue procesado por presuntos nexos con grupos paramilitares y aceptó haber sostenido al menos tres reuniones con Salvatore Mancuso para que le diera apoyo para sus campañas políticas. Musa fue recibido en la JEP en 2020 y al siguiente año fue expulsado porque sus aportes a la verdad “no son relevantes y denotan falta de seriedad y de compromiso". Además, justamente, para evitar una orden de captura en su contra emitida por la Corte Suprema por parapolítica, Musa le pagó 2.000.000.000 de pesos al ex fiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno en el caso conocido como el cartel de la toga. Musa también está investigado por el caso de Odebrecht y actualmente hay en total 17 procesos en la Corte Suprema en su contra. 

Edwin, otro de los hermanos Besaile, fue gobernador de Córdoba en el periodo 2016 a 2019 y fue destituido y condenado por pagos de más de 5.000.000.000 de pesos a empresas de salud por pacientes de hemofilia que no existían.
 

Jose David Name Cardozo
Foto tomada del Facebook de José David Name Cardozo


JOSÉ DAVID NAME CARDOZO

Nacido en Barranquilla en 1968 es el heredero político de José Name Terán, cacique político costeño y congresista del Partido Liberal por 40 años. José David fue cónsul en Nueva York desde 1999 hasta el 2005 y en 2006 llegó al Senado en reemplazo de su padre, que después de fundar un año antes el Partido de la U se lanzó (y perdió) la elección por la Gobernación de Atlántico, dando inicio al declive del que hasta entonces había sido el más poderoso clan electoral de la costa.
 
Su padre nunca fue investigado ni condenado por ningún delito, pero es recordado como uno de los grandes caciques del presunto clientelismo, la compra de votos y la corrupción. Una reciente investigación de la Liga Contra el Silencio encontró que José Name Terán fue mencionado en los años noventa por cables de la Embajada de Estados Unidos en Colombia que lo relacionan con tráfico de cocaína y marihuana y de lavado de dinero a través de las empresas de su hermano David (aún hoy de los más grandes contratistas del Caribe). Las empresas de David Name Terán además fueron foco de escándalo en 2007 por la supuesta infiltración del paramilitarismo.
 
En esta ocasión, José David Name Cardozo recibió además el apoyo de otra de las grandes casas políticas costeñas: la García Zuccardi. Decidió retirarse después de dos periodos en el Senado Andrés García Zuccardi, hijo de Juan José García Romero y Piedad Zuccardi (quien está en juicio por parapolítica) y sobrino de Álvaro ‘el Gordo’ García Romero (condenado como determinador intelectual de la masacre de Macayepo, perpetrada en 2000 por el bloque Héroes de los Montes de María de las AUC, y recientemente acogido a la JEP).
 

Juan Felipe Lemos Uribe
Foto tomada del Facebook de Juan Felipe Lemos Uribe


JUAN FELIPE LEMOS URIBE

Nacido en 1977 en el municipio de Andes, Antioquia, este abogado de la Universidad de Medellín fue representante a la Cámara durante dos periodos (2010-2014 y 2014-2018) y ahora llega por primera vez al Senado.
 
Durante su primera campaña fue mencionado por la Misión de Observación Electoral en el reporte Factores de riesgo electoral 2010 - Antioquia como parte de las “candidaturas parapolíticas en cuerpo ajeno” por ser heredero político de su tío el exsenador Mario Uribe, quien fue condenado en 2011 por la Corte Suprema de Justicia a siete años de cárcel por haber hecho alianzas con Salvatore Mancuso para asegurar una curul al Congreso.
 

Julio Chagüí
Foto tomada del Instagram @juliochaguisenado


JULIO ELÍAS CHAGÜI FLÓREZ

Es un empresario del campo reconocido en Cereté, Córdoba, su tierra natal, y esta es la primera vez que participa en política. Hace parte del poderoso clan de la exsenadora Zulema Jattin.

Cuando su prima la senadora del Centro Democrático Ruby Chagüí decidió no reelegirse, originalmente el candidato sucesor iba a ser Elber Chagüí, el hermano de ella, quien está casado con la representante Sara Piedrahíta, prima del exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons e investigada por el cartel de la hemofilia. Alejandro Lyons, quien también hace parte del clan, fue condenado por su participación en el cartel de la toga pero se encuentra evadido de la justicia en Miami, Estados Unidos.
 
Zulema Jattin Corrales, la jefa del clan, fue representante a la Cámara en los períodos 1998-2002 y 2002-2006 y actualmente está en prisión domiciliaria, condenada por sus relaciones con las AUC, y recientemente se acogió a la JEP.
 

Alfredo Deluque
Foto tomada del Instagram @deluque


ALFREDO RAFAEL DELUQUE ZULETA

Nacido en Riohacha, ha sido representante a la Cámara del Partido de la U por el departamento de La Guajira durante tres periodos seguidos (2010-2014, 2014-2018 y 2018-2022) y acaba de dar el salto al Senado. En 2018 la Corte Suprema de Justicia le abrió una indagación preliminar por presuntamente haber recibido incentivos para la aprobación de proyectos promovidos por el entonces presidente Juan Manuel Santos en lo que se conoció como el escándalo de la mermelada. Deluque tiene desde hace años un inmenso poder burocrático en La Guajira, especialmente en el ICBF. Uno de los más grandes escándalos recientes en el departamento ha sido la muerte de más de 4.000 niños wayuus por desnutrición mientras el instituto ha estado bajo el control de funcionarios nombrados por él.
 
Su padre, Hernando Deluque Freyle, fue elegido gobernador de La Guajira en 2001 y su elección fue anulada en 2003 por el Consejo de Estado por fraude electoral. Fue el primero de la racha de gobernadores de ese departamento destituidos o inhabilitados que llega hasta hoy. Alias Pablo, comandante del grupo Escorpión del Bloque Norte de las AUC, lo señaló de haber participado en la llegada de los paramilitares a la Alta Guajira cuando era gobernador.
 
 
 

José Alfredo Gnecco
Foto tomada del instagram @josealfredognecco


JOSÉ ALFREDO GNECCO ZULETA

Nacido en Valledupar en 1976, fue representante a la Cámara por el Cesar en el periodo que comenzó en 2010. En 2014 se lanzó al Senado con el apoyo de sus primos, los entonces gobernadores del Cesar, Luis Alberto Monsalvo Gnecco, y La Guajira, Juan Francisco ´Kiko´ Gómez Cerchar, multiplicando casi por siete veces la votación que había obtenido para la Cámara.
 
La alcaldesa Claudia López y el recién elegido senador Ariel Ávila publicaron en 2014 una investigación para la Fundación Arcoíris donde denunciaron que el senador Gnecco Zuleta "hace parte de la estructura del narcotraficante conocido como Marquitos Figueroa", quien fue jefe de escoltas de su tío Jorge Gnecco Cerchar, asesinado en 2001 por orden de Jorge 40.
 
Sus tíos Jorge, Nelson y Pepe han sido mencionados como firmantes del Pacto de Ralito, impulsores de la llegada del paramilitarismo al departamento del Cesar y contrabandistas por líderes paramilitares como Salvatore Mancuso y por el ya clásico libro Los jinetes de la cocaína de Fabio Castillo. Su papá, Lucas Gnecco Cerchar, fue dos veces gobernador del Cesar y fue condenado a 24 años de cárcel por la suscripción irregular de millonarios contratos y por constreñimiento al elector.
 
El ex fiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno acusó, en su última declaración antes de ser extraditado a Estados Unidos, a Gnecco Zuleta, de haberle pagado un soborno de 150.000.000 de pesos a los magistrados de la Corte para favorecer a su padre en su condena y para dilatar procesos pendientes en la Corte Suprema de Justicia.
 
Además, Gnecco Zuleta también fue mencionado en el escándalo de la mermelada por supuestamente haber obtenido cupos indicativos para obras en el departamento de Meta.
 

Antonio Correa
Foto tomada del Instagram @antoniocorrea_senador


ANTONIO JOSÉ CORREA JIMÉNEZ

Nacido en Cartagena en 1976, fue senador por el Partido de Integración Nacional (PIN) en el periodo 2010-2014 y por el Partido de Opción Ciudadana en 2014-2018. Ese año se volvió a lanzar pero se quemó y ahora cuatro años después salió elegido por La U.
 
Fue el primer senador investigado por el escándalo de la mermelada, en 2018 la Fiscalía lo señaló de haber recibido una comisión del 12 por ciento de un convenio por 3.491 millones de pesos firmado con Coldeportes para construir un escenario deportivo en el municipio de El Peñón, en el sur del departamento de Bolívar.
 
Correa fue protegido político de la Gata,  Enilce López, empresaria del chance de Magangué condenada a 37 años por homicidio. En la Unidad de Trabajo Legislativo de Correa Jiménez trabajó María Flórez Urzola, reseñada por la DEA como colaboradora de Enilce López para el lavado de activos. La Gata recientemente intentó someterse a la JEP, pero esta le negó la entrada por considerar que “ostentó una clara posición de dominio y poder dentro de la estructura paramilitar”.