21 Septiembre 2022

Crecen protestas en Irán por la muerte de una mujer por llevar mal el velo islámico

Crédito: Freepik

En la quinta noche de manifestaciones callejeras, la policía usó gas lacrimógeno e hizo arrestos para dispersar a multitudes de hasta mil personas, según la agencia oficial IRNA. Al menos cinco personas han muerto.

Por: Deutsche Welle

Las protestas por la muerte de la joven Mahsa Amini, tras su arresto por la policía de la moral, se extendieron a 15 ciudades de todo Irán, informó la prensa estatal. Los manifestantes bloquearon calles, lanzaron piedras a las fuerzas de seguridad e incendiaron vehículos policiales y basureros mientras cantaban consignas antigubernamentales, agregó.

"Desafortunadamente, dos personas fueron asesinadas en los disturbios de ayer en Kermanshah. Estamos seguros de que esto fue obra de elementos antirrevolucionarios porque las víctimas fueron asesinadas con armas no utilizadas por el aparato de seguridad", dijo este miércoles (21.09.2022) el fiscal de esa ciudad del occidente de Irán, Shahram Karami, según la semioficial agencia de noticias Fars.

El fiscal agregó que 25 personas, entre manifestantes, fuerzas de seguridad y transeúntes, resultaron heridas durante las protestas.

Por usar mal el velo

El enojo público estalló cuando las autoridades anunciaron el viernes la muerte de Amini, de 22 años, luego de su arresto por la policía de la moral, encargada de hacer cumplir un estricto código de vestimenta para las mujeres. Amini entró en coma tras su detención por usar el velo inapropiadamente, informó la prensa estatal.

Las manifestaciones se celebraron por la noche en Teherán y otras ciudades, incluyendo Mashhad en el noreste, Tabriz en el noroeste, Rasht en el norte, Isfahan en el centro y Shiraz en el sur, indicó IRNA. En las manifestaciones, muchas mujeres iraníes se quitaron sus velos como protesta.

Ismail Zarei Koosha, gobernador de Kurdistán, de donde Amini era originaria y donde comenzaron las protestas, dijo el martes que tres personas murieron en las manifestaciones en la provincia, sin precisar cuándo.

La muerte de Amini y la respuesta a las protestas generaron condenas de la ONU, la Unión Europea (UE), Estados Unidos, Francia y otros países.

Nasser Kanani, portavoz del ministerio iraní de Relaciones Exteriores, condenó lo que llamó "posiciones intervencionistas extranjeras": "Es lamentable que algunos países intenten aprovecharse de un incidente bajo investigación para impulsar sus metas políticas y deseos contra el Gobierno y el pueblo de Irán", expresó.

rml (afp, efe, reuters)