4 Mayo 2022

La camiseta de Maradona y otros objetos insólitos subastados

Crédito: Wikimedia Commons

Los fetichistas, siempre ávidos de quedarse con algo de sus ídolos, andan a la caza de la ropa interior, los zapatos, las cajas dentales y hasta del aire que se respiró en un concierto. He aquí una lista de curiosidades estrambóticas que han salido al mercado.

El miércoles 4 de mayo se cerró la venta de la camiseta que usó Diego Armando Maradona en el partido que disputó Argentina contra Inglaterra en el Mundial de México 1986. La subasta, realizada por la casa Sotheby’s, cerró con una oferta de 9,3 millones de dólares. Hasta este año, la prenda había estado en poder del centrocampista inglés Steve Hodge, quien la recibió de manos del astro argentino al final del mítico partido. Antes de la camiseta de Maradona, la más famosa casaca subastada había sido la número 10 que uso Pelé en la final del Mundial de México 1970, que se vendió en Londres en 2002 por 225.000 dólares de la época. 

A pesar del revuelo que ha generado la venta de la camiseta del ídolo argentino, las subastas de objetos que alguna vez pertenecieron a los famosos son bastante frecuentes, y la camiseta de Maradona está lejos de ser una de las más curiosas. 

El vestido blanco de Marilyn Monroe

Foto de Marilyn Monroe mientras filmaba The Seven Year Itch en las calles de Nueva York. Aparentemente se detuvo en algún momento durante el rodaje de la famosa "escena de la falda" y posó para los reporteros y fotógrafos que cubrían el rodaje.
Foto de Marilyn Monroe mientras filmaba "La comezón de los siete años" (The Seven Year Itch) en las calles de Nueva York. Aparentemente se detuvo en algún momento durante el rodaje de la famosa "escena de la falda" y posó para los reporteros y fotógrafos que cubrían el rodaje. Crédito: Wikimedia Commons - Imagen de dominio libre

Uno de los objetos más famosos que ha sido subastado es el vestido blanco que Marilyn Monroe llevaba puesto cuando el aire de una de las rejillas de ventilación del metro levantó su falda en el set de La comezón del séptimo año. En 2011, el vestido fue vendido por 5,6 millones de dólares, en una subasta en la que se vendieron, por 2,7 millones de dólares, otros tres vestidos de la icónica actriz de Hollywood. En 1999, también fue subastado, por 1,9 millones de dólares, el vestido que llevaba puesto cuando cantó Happy Birthday Mr.President para John F. Kennedy. 

Las zapatillas de Judy Garland en el Mago de Oz

"Las zapatillas de Ruby" que usó Judy Garland durante el rodaje de El Mago de Oz en 1938
"Las zapatillas de Ruby" que usó Judy Garland durante el rodaje de El Mago de Oz en 1938. Crédito: Wikimedia Commons - via AgnosticPreachersKid.


Otro caso de la era dorada de Hollywood son las zapatillas rojas que usó Judy Garland durante la filmación del clásico El mago de Oz. Si bien han sido subastados varios pares, el más caro fue vendido en 2011, según Reuters, por alrededor de 2 millones de dólares. The New York Times, por su parte, anunció hace poco que el vestido que Garland usó en la mítica cinta está listo para salir a subasta, y calcula que podría venderse por al menos 1,2 millones de dólares. 

La dentadura de Winston Churchill y el ponqué de la reina de Inglaterra

Muchos objetos de políticos importantes también han salido a la venta a lo largo de los años. En 2017 la casa de subastas Chirstie’s vendió un molde de yeso de la cara y las manos de Abraham Lincoln por más de 8.000 dólares. De Winston Churchill se han subastado su dentadura postiza (en la foto se ve la réplica exhibida en el Museo Hunterian de Londres), por 15.200 libras; un habano que le regaló a un amigo, por más de 2.000 libras; y un paquete de correspondencia, por 35.000 libras. Incluso, según el periódico británico The Guardian, en 2015 la casa de subastas Duke, en Middlesex, sacó al mercado una muestra de sangre del exprimer ministro británico. Otro de sus habanos fue subastado este año por 4.000 libras.

Entre otros objetos curiosos que se han subastado en Inglaterra se encuentra una tajada del ponqué de matrimonio de la reina Isabel, que se vendió, 68 años después de la boda, en 2013, por 672 libras.

Un trozo original de pastel de bodas del matrimonio de la princesa Isabel y el duque de Edimburgo.  La tarta se presenta en su caja original del Palacio de Buckingham fechada el 20 de noviembre de 1947 y va acompañada de una nota de felicitación que dice:  “Con los mejores deseos de Sus Altezas Reales la Princesa Isabel y el Duque de Edimburgo”  Una rara pieza de recuerdo real y el primer pedazo de pastel que hemos ofrecido en una subasta.
Descripción de la subasta realizada por PFC Antiques en 2015: Un trozo original de pastel de bodas del matrimonio de la princesa Isabel y el duque de Edimburgo. Se presenta en su caja original del Palacio de Buckingham fechada el 20 de noviembre de 1947 y va acompañada de una nota de felicitación que dice: “Con los mejores deseos de Sus Altezas Reales la Princesa Isabel y el Duque de Edimburgo”. Crédito: Catálogo de PFC Auctions Lote 116. 28 de febrero de 2013

La ropa interior de Elvis y otros fetiches artísticos

Ni los objetos más personales de los famosos han escapado los fetiches de sus fanáticos. En 2010, en Manchester, se subastó la biblia de Elvis Presley, un video grabado por Priscila Presley e incluso la ropa interior usada por Elvis Presley en 1977. En 2016, Madonna tuvo que pedir una orden para detener una subasta de objetos personales que incluían, entre otros, una carta de amor que le había enviado el difunto rapero Tupac Shakur, una chequera, un cepillo con restos de su pelo y ropa interior. La reina del pop argumentó que el ser una celebridad no le negaba el derecho a la privacidad y a conservar objetos muy personales. Sin embargo, en 2018, la reina del pop perdió la batalla legal y la casa de subastas Gotta Have Rock and Roll continuó con la venta. 

Sí, también el aire de un concierto