13 Abril 2022

PopCash, la peligrosa app que ofrece $1.500.000 en tres minutos

Algunas aplicaciones de prestamos rápidos online traen oscuras consecuencias para los usuarios

Crédito: Sora Shimazaki en Pexels

PopCash - préstamos en línea es una aplicación que se promociona en el Play Store de Google diciendo que “brinda servicios de préstamos convenientes, rápidos y seguros a los colombianos”. En las imágenes promocionales ofrece en tres minutos hasta $1.500.000 para resolver sus “dificultades de riqueza”, sin papeleo, 100 por ciento online, con el menor interés de todo internet y de manera segura. Sin embargo, las reseñas de varios usuarios insatisfechos, los permisos y los términos y condiciones de la aplicación cuentan una historia diferente.

En una primera mirada, en la tienda de apps de Android, PopCash –préstamos en línea– está calificada con 4.7 estrellas (de 5 posibles), cuenta con más de 18.000 opiniones y más de 100.000 descargas, e incluye una nota que indica que es una de las cuatro principales aplicaciones gratis en la categoría de finanzas. Las reseñas que aparecen en los primeros lugares destacan bondades como la efectividad, rapidez, la facilidad de pago y los intereses. 

Imágenes promocionales de PopCash. Crédito: Captura de pantalla en Paly Store de Google
Imágenes promocionales de PopCash. Crédito: Captura de pantalla en Paly Store de Google

Los primeros párrafos de la descripción suenan prometedores para cualquiera que esté buscando un préstamo: “Obtener un préstamo aquí no es algo difícil. Ya sea para necesidades médicas, decorar su casa, pagar bodas o vacaciones personales y familiares. Podemos brindarles apoyo financiero”. Ofrecen entre 50.000 y 1,2 millones de pesos en plazos de entre 3 y 6 meses, y los créditos se pueden pagar supuestamente por PSE, Baloto, Nequi, Efecty y “otros métodos de pago convenientes”.

Sin embargo, lo que a primera vista puede parecer conveniente, al final resulta demasiado bueno para ser verdad. Las quejas en la tienda de aplicaciones se refieren a los altos intereses, reportes en Datacrédito, desacuerdos en las fechas de pago y a la recepción de cantidades de dinero diferentes a las solicitadas. 

Cambio conoció la historia de una persona que recibió por WhatsApp una foto de un familiar que vive en otra ciudad, acompañada de un mensaje en el que le informaban que se le acusaba de deber 650.000 pesos. Al hacer una búsqueda exhaustiva, esta historia coincide con dos quejas que aparecen en la página de soporte de Google, donde los afectados dicen que cobradores detrás de Popcash y Eastbay se han robado información de sus contactos y han extorsionado a conocidos. A esto se suman dos artículos en periódicos en México que mencionan otras aplicaciones, como Te Presto, In Cash o OKrédito, en los que también se han reportado casos de robo de información e intimidación a los deudores.

Queja de PopCash en la pagina de Ayuda de Google Play
Queja de PopCash en la página de Ayuda de Google Play

En la descripción de la aplicación, lo único que no queda claro es cuánto va a pagar el usuario por su deuda. Según se indica en la plataforma, los préstamos tienen un interés diario del 0,06 por ciento; además, se deben pagar los gastos de la plataforma y el IVA del 19 por ciento.  Según el ejemplo que trae la misma página, si un usuario pide un préstamo de 100.000 pesos a tres meses, al final debería pagar $122.643. Esto no parece descabellado, pero luego incluyen una nota que informa que la tasa de porcentaje anual (APR), o el interés anual, que cobran puede ser hasta del 85,69 por ciento. 

Imágen de la descripción de PopCash: Ejemplo de un prestamo de 100 mil pesos y condiciones de elegibilidad.
Imagen de la descripción de PopCash: Ejemplo de un préstamo de 100.000 pesos y condiciones de elegibilidad. Crédito: Captura de pantalla de Play Store de Google

Meterse en una deuda con estos intereses puede ser como hacer un pacto con el diablo, pero darle el control de su celular a ese mismo diablo es mucho más grave. Eso es exactamente lo que hacen los incautos prestatarios que recurren a PopCash, ya que, al descargar la app, le otorgan permisos para: leer, agregar o modificar eventos en su calendario y enviar correos sin que los invitados sepan, tomar fotos y grabar videos, leer la información de sus contactos, buscar cuentas en el dispositivo, acceder a su ubicación, leer sus mensajes sms, y borrar contenido de las carpetas de almacenamiento (fotos, videos, docs, etc). 

Permisos de la PopCash en Play Store de Google. Crédito: Captura de pantalla Play Store
Permisos de la PopCash en Play Store de Google. Crédito: Captura de pantalla Play Store

En cuanto al tratamiento de datos, dice que recabarán: nombre completo, domicilio, correo electrónico, fecha y lugar de nacimiento, nacionalidad, teléfono, estado civil, datos de identificación y contacto, geolocalización, datos de redes sociales cuando lo autorice el titular, datos patrimoniales, ingresos y egresos a través de acceso a su cuenta del Servicio de Administración tributaria y/o cuentas bancarias, motivo del crédito, tipo de negocio y datos biométricos. El párrafo termina diciendo, sin embargo, que “Popcash no recabará datos personales sensibles de los titulares”. 

El párrafo sobre información personal es claramente contradictorio, y es incierto a cuánta de esta información realmente tienen acceso y cuánta gente utiliza toda su información real, pero aun así la posibilidad es escalofriante. Especialmente si agregamos que los términos y condiciones vuelven a recalcar que la aplicación recopila y supervisa los SMS de los usuarios; solicita permiso para acceder a los contactos y confirmar información crediticia (o intimidar a los usuarios como muestran las denuncias); y tiene permiso de acceder a la localización; y usa el código IMEI (el número único que identifica a cada celular) para supuestamente prevenir fraudes. Si además se enlaza esta app con las redes sociales se le permite compartir información.

En Play Store la app aparece registrada a nombre de PopCash Develop Inc. Sin embargo, no se encuentra una empresa con este nombre exacto, y en muchos casos estas aplicaciones usan nombres similares a las de otras plataformas para confundir. Según los términos y condiciones, pareciera que hay una sede de PopCash en Bogotá, en la Cra 59a # 79 - 30. Sin embargo, esta dirección corresponde en realidad al Éxito de la Calle 80. 

El problema, en realidad, es que, al igual que con las aplicaciones de fraude, es casi imposible para el internauta promedio saber quién está detrás y desde dónde opera. 

El pseudoanonimato de quienes están detrás de estas apps, sumado a la cantidad de datos que recolectan, hacen de estas apps una herramienta poderosa para recabar datos que pueden llegar a permitir la suplantación de identidad, el fraude financiero y la extorsión.