4 Agosto 2022

En medio del revuelo por la licitación del Canal del Dique, renunció la vicepresidenta de la ANI

Crédito: Yamith Mariño

Diana Cecilia Cardona era la encargada de firmar el contrato después de que el presidente de la entidad abandonara su cargo tras el cambio de Gobierno. En su renuncia solicitó que la adjudicación del contrato fuera pospuesta.

La licitación del megacontrato del proyecto Canal del Dique por 3,2 billones de pesos ha causado múltiples cuestionamientos. Inicialmente, la adjudicación estaba programada para celebrarse el 4 de agosto y se aplazó para el día siguiente. Sin embargo, luego de que se conocieran las multas que pesaban sobre la compañía española Sacyr, única proponente del proyecto, el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Manuel Felipe Gutiérrez, anunció que la licitación quedará en manos del Gobierno del presidente electo Gustavo Petro. 

Hace unos momentos, CAMBIO conoció que Diana Cecilia Cardona, quien se desempeñaba como vicepresidenta de Estructuración de la entidad desde octubre de 2019, presentó su renuncia irrevocable al cargo. En una carta dirigida a Gutiérrez, Cardona señaló que existen diferentes inconvenientes (como las sanciones internacionales que pesan sobre Sacyr y la oposición de las comunidades al proyecto) alrededor de la licitación y sugiere que la adjudicación sea pospuesta.

Si bien mi recomendación sigue siendo adjudicar el proyecto dada la robustez de su estructuración, eso no implica que tenga que ser el 4 de agosto, con una marcada oposición a dicha actuación por parte nuestra. Por esta razón, creo que es necesario mover el cronograman actual, y —con ello— dar lugar a una mayor explicación técnica a quienes estarán en el sector por los próximos 4 años, quienes finalmente tendrán la responsabilidad de firmar el contrato y sacar el proyecto adelante”, señaló. 

Insistió en su deseo de que el gobierno electo, y no el saliente, tuviera la última palabra sobre la licitación. 

"Me parece que es lo más correcto y delicado que podemos hacer como técnicos porque, como siempre hemos dicho, los proyectos no son de un periodo presidencial, sino de largo aliento", aseveró.

De no haber renunciado, Cardona habría sido la encargada de firmar la adjudicación del billonario contrato. Su dimisión, y el anuncio de su antiguo jefe sobre el aplazamiento de la licitación, la libran de cualquier consecuencia jurídica relacionada con este cuestionado proyecto.