19 Septiembre 2022

La estrategia detrás de la postulación de la esposa de Alex Vernot en la embajada francesa

La hoja de vida de Laura Guillén, esposa del abogado condenado por intentar comprar testigos en el caso Mattos, fue propuesta ante Francia por el gobierno de Petro para ser la nueva embajadora en París.

El Tribunal Superior de Bogotá retiró la absolución y condenó a Alex Vernot a seis años de prisión, abogado de Carlos Mattos, por el caso Hyundai.

El tribunal afirma que es claro que Vernot es culpable del delito de soborno a testigo por actuación penal debido a unas visitas al abogado Luis David Durán -principal testigo contra Mattos- en la cárcel, para ofrecerle dos millones de dólares a cambio de que se culpara de comprar funcionarios judiciales para obtener decisiones favorables a Carlos Mattos. Es decir, que habían sobornado a los servidores judiciales para alterar el reparto y que fallaran a su favor.

El señor Vernot, quien es viejo amigo del presidente de la república, era el más sonado para embajador de Francia por el gobierno de Gustavo Petro, pero su problema judicial por el caso Mattos y su doble nacionalidad colombo-francesa, se le atravesaron en la posesión.

La jugada para que esa familia no se quedara sin las mieles de la diplomacia llegó con la idea de nombrar a Laura Guillén, esposa de Vernot, como embajadora de Colombia en París. Según contó el Reporte Coronell de W Radio el gobierno de Petro le pidió hace unas tres semanas, antes de la condena del tribunal, el beneplácito al gobierno francés sobre la nueva funcionaria.

Si Guillén es nombrada, Vernot no tendría que renunciar a su nacionalidad francesa y además se podría quedar en Francia, ya que ese país no extradita a sus nacionales, cuando su condena quede ejecutoriada y en firme.

Ahora queda en manos de Francia discutir si le conviene tener a una embajadora con un esposo condenado y que, además, tiene un interés visible por burlar la determinación judicial del tribunal de Bogotá.