16 Junio 2022

Rodolfo Hernández planea gobernar con un gabinete paralelo de empresarios; dice 'The Washington Post'

Rodolfo Hernández, exalcalde de Bucaramanga y candidato presidencial.

Crédito: Colprensa

El columnista Will Freeman considera que podría ser un riesgo, pues "existe la posibilidad de que este adquiera demasiado poder. Y no solo sobre los ministros, sino también sobre el mismo presidente".

En una columna publicada este jueves en el diario estadounidense The Washington Post, Will Freeman, columnista y candidato a doctor en ciencias políticas de la Universidad de Princeton, revela que personas cercanas a Rodolfo Hernández le aseguraron que estaría pensando en instaurar un "gabinete paralelo" conformado por importantes empresarios del país. 

"Hernández se acercó a las élites económicas al mismo tiempo que lanzó su exitosa campaña en redes sociales. Detrás de las cámaras, y de forma paralela, comenzó a hacer campaña entre grupos empresariales", asegura Freeman en su columna, en la que cuenta que sus fuentes fueron el empresario Germán Calle, el estratega Ángel Becassino y su fórmula vicepresidencial Marelen Castillo.

De acuerdo con Freeman, las tres fuentes le confirmaron que uno de los planes de Hernández sería “formar un comité de empresarios” que tendría funciones de asesoría en el Gobierno y sería integrado por “nueve representantes elegidos por los gremios principales del país”. Según Germán Calle, el empresario consultado por Freeman, los integrantes de este comité tendrán el poder de vigilar a entidades públicas, con el objetivo, supuestamente, "de prevenir prácticas corruptas, y promover políticas que favorezcan la productividad del sector privado".

"Calle me explicó que los miembros del comité actuarán como intermediarios entre empresas privadas y entidades reguladoras del Estado, para evitar que esas entidades demoren en dar permisos o pidan sobornos a su cambio", cuenta Freeman en su columna.

"Aun asumiendo que esta iniciativa tiene las mejores intenciones —lo que es mucho viniendo de un candidato con una investigación activa por corrupción—, la duda es si este “gabinete paralelo” puede adquirir un poder superlativo en su gobierno, por fuera de la institucionalidad democrática", se pregunta Freeman en su columna publicada en el diario estadounidense.

"Si a la vez él delega control al comité empresarial, existe la posibilidad de que este adquiera demasiado poder. Y no solo sobre los ministros, sino también sobre el mismo presidente", agrega el politólogo estadounidense en su columna.