¿Por qué evolucionó la menopausia? Un nuevo estudio sobre ballenas ofrece algunas pistas

Crédito: Freepik

13 Marzo 2024

¿Por qué evolucionó la menopausia? Un nuevo estudio sobre ballenas ofrece algunas pistas

Una nueva investigación examinó la menopausia en ballenas y llegó a hallazgos que pueden ayudar a explicar por qué evolucionó el fenómeno, dado que se conoce en sólo seis de las más de 6.000 especies de mamíferos que viven en la actualidad.

Por: Reuters

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

La menopausia es un rasgo raro entre las especies de la Tierra y se sabe que sólo existe en unas pocas. Los humanos somos uno. Las orcas y otras cuatro ballenas dentadas son las otras.

Una nueva investigación examina la menopausia en estas ballenas, con hallazgos que pueden ayudar a explicar por qué evolucionó este fenómeno, dado que se conoce en sólo seis de las más de 6.000 especies de mamíferos que viven en la actualidad. Podría titularse: el cuento de la servicial abuela ballena.

Los científicos compararon la esperanza de vida de 32 especies de ballenas dentadas. Descubrieron que en las cinco especies menopáusicas (orcas, falsas orcas, belugas, narvales y calderones de aleta corta) las hembras viven unas cuatro décadas más que las hembras de especies no menopáusicas de tamaño similar.

Otras ballenas dentadas, como los cachalotes, así como las ballenas barbadas que se alimentan por filtración, incluida la ballena azul, no han experimentado la menopausia.

"Este resultado proporciona una visión única de cómo ha evolucionado la menopausia. Las especies de ballenas menopáusicas tienen un período reproductivo similar al de las especies no menopáusicas. Lo que difiere es la vida después de la reproducción", dijo Sam Ellis, profesor de comportamiento animal en la Universidad de Exeter en Inglaterra y autor principal del estudio publicado el miércoles en Nature.

"La evolución ha seleccionado una vida femenina más larga para que las madres y abuelas puedan continuar brindando apoyo a su familia mucho después de la reproducción", dijo sobre estas especies de ballenas.

"Vemos los mismos patrones en las sociedades humanas, donde las mujeres tienen un período reproductivo similar al de nuestros parientes primates más cercanos, pero tienen una esperanza de vida total mucho más larga", sostuvo.

Una vida útil prolongada aumenta las oportunidades para que las hembras de ballenas ayuden a sus hijos y nietos sin aumentar la cantidad de tiempo que se reproducen al mismo tiempo que sus hijas y compitiendo con ellas.

"Cuando las madres y las hijas del mismo grupo intentan reproducirse al mismo tiempo, existe la posibilidad de que surjan conflictos sobre los recursos porque ambas quieren priorizar los recursos para su propia descendencia", dijo el coautor del estudio Darren Croft, ecólogo conductual de la Universidad de Exeter y jefe del Centro de Investigación de Ballenas en el estado de Washington.

"Esto se agravaría si las hembras se reprodujeran durante más tiempo. Al dejar de reproducirse, las hembras minimizan este conflicto", añadió.

Los estudios sobre orcas que viven en el Pacífico frente a la costa oeste de Estados Unidos muestran que las hembras dejan de reproducirse alrededor de los 40 años, pero a menudo viven hasta los 60 e incluso los 80 años. Las orcas machos suelen morir antes de los 40 años.

Estos estudios han demostrado que las orcas abuelas ayudan a sus hijas y nietos proporcionándoles alimento, protección y, por así decirlo, sabiduría.

"Hemos descubierto que los descendientes con una abuela post-reproductiva viva tienen una mejor supervivencia que aquellos sin una abuela viva", dijo Ellis. "Otras investigaciones apuntan a un mecanismo. En años en que los recursos son escasos, las hembras mayores lideran su grupo, lo que sugiere un papel del conocimiento ecológico que les permite guiar a su grupo/familia hacia los recursos".

Estas hembras mayores también pescan peces y los muerden por la mitad para compartir comida con los miembros de la familia, un comportamiento mucho menos común en las hembras más jóvenes y casi inexistente en los machos, dijo Ellis.

La menopausia evolucionó de forma independiente en humanos y ballenas, dijeron los investigadores, y el último ancestro común entre ellos vivió hace unos 90 millones de años.

"Desde una perspectiva evolutiva, la vida después de la reproducción es difícil de explicar. Para la mayoría de las especies, la evolución favorece que las hembras se reproduzcan hasta el final de su vida para maximizar la transmisión de sus genes a las generaciones futuras", dijo Croft.

"Entonces, ¿por qué la menopausia ha evolucionado en los humanos y en las ballenas dentadas? Este nuevo análisis muestra que la menopausia ha evolucionado cuando las hembras han alargado su esperanza de vida total sin desarrollar simultáneamente un período reproductivo más largo", añadió Croft.

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí