Si está al volante, vaya seguro
20 Noviembre 2023

Si está al volante, vaya seguro

Ante la mayor accidentalidad en las vías del país, es necesario aumentar la cobertura del seguro de automóviles, que sigue siendo muy baja.

Por: Contenido especial

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

La accidentalidad en las carreteras colombianas no se detiene. Según la Agencia Nacional de Seguridad Vial el año pasado se registró una cifra récord de personas fallecidas en accidentes de tránsito, que ascendió a 8.264, y entre enero y septiembre de este año han muerto 6.151 personas en Colombia por accidentes de tránsito. 

Los usuarios de motocicletas son los más afectados, en el 62% de los casos, con 3.821 víctimas, seguido de los peatones con 1.273 víctimas. Las personas lesionadas por accidentes de tránsito también están en aumento: mientras en el primer semestre del año pasado fueron 490.132, este año en los primeros seis meses aumentaron a 522.848.

Estas cifras demuestran los principales problemas de las carreteras y calles colombianas, por el mal estado de las vías, la imprudencia de los conductores, la falta de revisión técnico-mecánica de los vehículos, el no cumplimiento de las normas de tránsito, entre otros, lo que lleva a que Colombia ocupe el primer lugar entre los países de la OCDE en mortalidad por accidentes de tránsito.

Por eso, es necesario tomar todas las precauciones cuando se está al volante y contar con una protección en caso de que se presente algún siniestro. No basta con el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat), sino que, además, todos los conductores deberían tener un seguro voluntario de vehículos, que ampara lo daños parciales o totales, el hurto total o de alguna de la partes del automotor y daños ocasionales a bienes o a terceras personas. El Soat, por su parte, cubre los daños que se causan a las personas, garantizando la prestación de servicios médicos, indemnización por incapacidad permanente o muerte. 

Desafortunadamente no todos los conductores son conscientes de la importancia de tener esta protección. Según datos de Fasecolda, del parque automotor de 18,4 millones de vehículos, incluidos carros particulares, de servicio público y motocicletas, solo el 13% tiene un seguro voluntario, es decir, alrededor de 2,3 millones, una cobertura muy baja. La penetración de dicho seguro es del 27,6% en el caso de los automóviles y tan solo del 2,9% en las motos, que representan el 61% del parque automotor. 

En cuanto al Soat, solo 9,7 millones de vehículos cuentan con este seguro vigente, que es de obligatoria portabilidad, lo que significa que la evasión asciende al 47%. En el caso de las motocicletas, que son 11,2 millones, la situación es más grave porque cerca del 60% no tienen el Soat, pese a la disminución de la tarifa del 50% aprobada por el gobierno y al hecho de que son las que más se accidentan. Llama la atención que siendo los accidentes viales tan frecuentes en Colombia este amparo no sea mayor.

Los retos:

Para el sector, la baja penetración de estos seguros y el aumento en la siniestralidad son los principales retos que afronta el ramo de automóviles para mantener la viabilidad financiera a largo plazo. Por eso, muchas compañías trabajan en un adecuado perfilamiento de los clientes para evaluar de manera más adecuada el riesgo que manejan, y de acuerdo con ello, determinar los precios de las pólizas. 

Hay que señalar que los dueños de los vehículos que no han tenido accidentes de tránsito son beneficiarios de deducibles al momento de renovar sus pólizas. 

Para Diana Lorena Vélez Mejía, gerente de Movilidad de Seguros Sura, el aseguramiento de los vehículos se concentra en los últimos cuatro años de antigüedad. Quienes tienen vehículos más antiguos perciben que la prima que se paga en relación con el valor del vehículo es demasiado elevada. Además, como muchos de los seguros están asociados al crédito del automotor, la protección termina cuando se cancela la totalidad del préstamo.

En los propietarios de motocicletas hay una menor sensibilidad en torno a la importancia de contar con un seguro y por el desconocimiento de otros riesgos como la responsabilidad civil.

La caída en la demanda de seguros para el sector automotor está relacionada con el incremento en las tasas de interés, el aumento en el valor de las primas, la mayor inflación y la contracción de la demanda. Según Andemos, entre enero y octubre de este año se registra una caída en las ventas de vehículos del 31,9%, que pasaron de 218.016 unidades comercializadas en igual periodo del año pasado a 148.393.

Para incentivar su demanda, las compañías de seguros utilizan tecnologías como inteligencia artificial y aplicaciones móviles, así como expansión de sus canales de distribución para incluir ventas en línea. 

Fasecolda considera que se necesitan estudiar alternativas para proteger el patrimonio de las familias y en ese sentido dice que hay países de la región que han implementado un seguro obligatorio de responsabilidad civil, y no tiene una carga financiera alta para los asegurados. 

Por eso, el llamado es a que las compañías desarrollen productos que se ajusten a las necesidades de los usuarios y a su bolsillo, para evitarle una carga financiera muy elevada, especialmente en el caso de los motociclistas. Pero también, es necesario que las autoridades tomen acciones más contundentes para tratar de frenar la accidentalidad en las vías.

Los perfiles de los asegurados:

En un interesante análisis, Fasecolda realizó un perfil de las personas que toman seguros voluntarios de automóviles. Estas son algunas de sus características:

  • Los hombres son los que más están al volante frente a las mujeres, con el 71% de las licencias de conducción activas y el 58% de las pólizas vigentes.
  • De los siniestros viales donde se ven involucrados los conductores, el 87% eran hombres y solo 13% mujeres.
  • Este comportamiento lleva a que el valor de las pólizas sea 5,3% mayor al de las mujeres.
  • Los hombres son los más implicados en siniestros con víctimas fatales, con una tasa tres veces superior a la de las mujeres.
  • Los conductores menores de 25 años tienen mayor probabilidad de verse involucrado en un accidente de tránsito, por ello las primas para este segmento de la población son más elevadas.
Fasecolda
Fuente: Fasecolda.
Agencia Nacional de Seguridad Vial - Fasecolda.
Fuente: Agencia Nacional de Seguridad Vial - Fasecolda.

 

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí