El exitoso autor japonés Haruki Murakami cumple 75 años

Crédito: Alvaro Barrientos/AP Photo/picture alliance - DW

12 Enero 2024

El exitoso autor japonés Haruki Murakami cumple 75 años

Haruki Murakami es a menudo uno de los favoritos para ganar el Premio Nobel de Literatura. El escritor japonés es muy exitoso en todo el mundo. Se publicó una novela suya justo a tiempo para su 75 cumpleaños.

Por: Deutsche Welle

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

Los personajes de las novelas de Haruki Murakami son tipos raros conviviendo en historias extrañas y mostrados con una afectuosa distancia. En sus obras, se trata de amor, pérdida, abandono y mucho de sexo. La gente fuma, bebe y, cuando escucha música, es rock o jazz. Y no es casualidad, porque el escritor adora la música e incluso algunas de sus novelas tienen títulos en japonés de canciones famosas.

Un escándalo lo convirtió en superventas

Aunque Murakami publicó su primera novela a finales de la década de 1970, sus libros se dieron a conocer internacionalmente mucho más tarde.

En Alemania, fue en junio de 2000, cuando en Cuarteto literario, un programa televisivo de culto, dos críticos literarios, muy reconocidos en el país, Marcel Reich-Ranicki y Sigrid Löffler, discutieron acaloradamente sobre las escenas de sexo en el libro Al sur la frontera, al oeste del sol.

Imagen del Japón moderno

Esta obra se convirtió en un éxito de superventas casi de la noche a la mañana en Alemania. Murakami dio a conocer una nueva imagen de la vida cotidiana en el Japón moderno, con gran énfasis en la preparación de la comida, la música y la vida nocturna. Se convirtió en un autor de culto.

Otras novelas suyas, como La caza del cordero salvaje o Kafka en la playa, se convirtieron en éxitos de superventas internacionales. Ha obtenido numerosos premios y, desde hace años, muchos lo consideran favorito para el Premio Nobel de Literatura.

Murakami escribió en su autobiografía que "no tenía ninguna formación para escribir novelas. Me matriculé para estudiar cine y teatro, pero casi no estudiaba, sino que me dejé crecer el pelo y la barba y caminaba con aspecto desaliñado. En otros palabras, holgazaneaba".

Sobre el premio japonés de la revista Gunzo, que ganó con su primera novela Escucha la canción del viento, en 1979, escribió en su autobiografía: "Antes de darme cuenta, ya era un escritor profesional. Me sorprende lo fácil que fue. Demasiado fácil".

Preferencia por la literatura en inglés

Murakami nació el 12 de enero de 1949 en Kioto. Su padre era un sacerdote budista. Para él, "escribir" es algo entre "andar despacio en bicicleta y caminar rápido" y, por lo tanto, no es adecuado para personas realmente inteligentes a las que les gusta ir al grano.

Sus padres le inculcaron el amor por los libros, ambos enseñaban literatura japonesa. La ciudad portuaria de Kobe, donde estaban estacionados los soldados estadounidenses, le permitió acceder temprano a los autores occidentales.

En 1968, comenzó a estudiar Teatro en la Universidad de Waseda, en Tokio, donde conoció a su mujer, Yoko, con la que se casó en 1971. También trabajó en un tienda de discos, donde desarrolló su adoración por la música occidental. Además, regentó un local de jazz llamado "Peter-Cat", entre 1974 y 1982. Entre 1991 y 1995, impartió clases en Estados Unidos y tradujo obras de John Irving, F. Scott Fitzgerald o Truman Capote, entre otros. En 1995, regresó a Japón.

Garantía de buenas cifras de ventas

El autor japonés, que ha escrito una novela tras otra, últimamente en intervalos más largos, continúa entusiasmando a un gran número de lectores.  

Su última novela de dos partes, La muerte del comendador, tiene ya sucesora, después de seis años, La ciudad y sus muros inciertos, publicada justo a tiempo para el 75 cumpleaños de Murakami. En 640 páginas, los lectores se sumergen en el conocido mundo de Murakami, lleno de acertijos, secretos y momentos fugaces, y también de melancolía, amor y búsqueda.

Aunque sus obras son superventas, hay también voces críticas que le reprochan escribir literatura de entretenimiento, o que siempre hace uso de los mismos elementos estilísticos. A Murakami no le importa si una obra será recordada en la historia de la literatura. Para él, es importante terminar la obra que está escribiendo ahora: "No quiero morir, por lo menos hasta que haya acabado esta novela, no quiero morir en absoluto".

Por Sabine Oelze

(rmr/rml)

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí