El presidente de Fenalco pide al Congreso que "despierte" frente a la reforma laboral

Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco.

Crédito: Cambio

4 Octubre 2023

El presidente de Fenalco pide al Congreso que "despierte" frente a la reforma laboral

Durante la celebración de su evento anual en Cali, Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, cuestionó el proyecto de reforma laboral del Gobierno. ¿Cuáles son las objeciones?

Por: Laura Lucía Becerra Elejalde

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

El presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, volvió a cuestionar la reforma laboral que propone el Gobierno de Gustavo Petro. En medio del Congreso No 78 de Fenalco, celebrado en Cali, el representante de los comerciantes aseguró que el proyecto del Gobierno "sería nocivo y enormemente perjudicial para el país" y cuestionó que no han tenido espacios de discusión y reiteró que la iniciativa legislativa radicada a finales de agosto no fue concertada con los empresarios

"La reforma laboral no es buena para el país. Si se mira el texto de la reforma tiene un foco en mejorar las condiciones de los que hoy tienen trabajo, pero no se enfoca en la generación de empleo, no se focaliza en la informalidad, para que quienes tienen un empleo informal puedan entrar a la informalidad, y trae una rigidez en la contratación laboral que será difícil interpretar para nuevos modelos de empresas y emprendimientos y además exagera los derechos de huelga", aseguró el dirigente gremial. 

Aunque reconoció que la reforma busca mejorar las condiciones de los trabajadores, dijo que esto tiene un impacto en costos laborales de cerca de 30 por ciento, lo que resultaría afectando especialmente a los pequeños empresarios, pues el 97 por ciento de las empresas del país son medianas, pequeñas, micro y tenderos de barrio. 

"Es una reforma que está muy mal planteada en un momento en que la economía va para abajo, donde hemos visto que hay una contracción de la economía, que los principales sectores generadores de empleo están en cifras negativas. Y por eso quiero mandar un mensaje a los congresistas, que despierten, que la Colombia que estamos viviendo no aguanta un proyecto de reforma laboral como está planteado", dijo Cabal en el desarrollo del evento. 

El presidente de Fenalco también dijo que el gremio, que hace parte de la Comisión de Concertación de Políticas Laborales y Salariales en la que participa el Gobierno, los sindicatos y algunos gremios, no ha tenido ningún acercamiento del Gobierno frente a la reforma y dijo que a pesar de que "han tenido la mano" no han sido consultados. 

"No vemos que las condiciones estén dadas mientras el Gobierno no dé el paso de invitarnos", dijo. 

El congreso de Fenalco reunió a más de 1.500 empresarios de diferentes regiones y sectores del país. El espacio esperaba contar con la participación de la ministra de Trabajo, Gloria Inés Ramírez, para un panel sobre la reforma laboral y con el presidente Gustavo Petro para la clausura del evento. Ninguno de los dos llegó

Desde el Gobierno participó en el congreso el ministro de las TIC, Mauricio Lizcano, quien aseguró que los trabajadores y los empresarios pueden trabajar juntos por el bien del país y que el Gobierno no está en contra de los empresarios ni los estigmatiza

"El Gobierno nunca ha dicho que está en contra de los empresarios pequeños, medianos o grandes. El Gobierno lo que ha dicho es que defendemos los derechos de los trabajadores, y eso no implica estar en contra de los empresarios. Hay como una especie de paradigma de que cuando se defiende el derecho del trabajador se está en contra del empresario y eso no es cierto", aseguró Lizcano. 

El ministro invitó a Fenalco como organización a sumarse al "acuerdo nacional" del Gobierno. "Faltan tres años del Gobierno, deberíamos más bien buscar acuerdos en los que se pueda trabajar juntos", dijo el ministro. 

El impacto de la reforma 

En el evento también participó Luis Fernando Mejía, presidente del centro de estudios Fedesarrollo, quien presentó un análisis sobre los impactos de la reforma laboral. Según los cálculos de la institución académica, a manera general el nuevo proyecto de reforma laboral generaría la pérdida de 306.000 empleos formales

Esto debido a los costos asociados a temas como el sobrecargo nocturno del 35 por ciento en las horas laboradas entre las siete de la noche y las nueve de la noche el aumento en los recargos de dominicales y festivos y por el aumento en la indemnización de despido sin justa causa. 

"En un mercado laboral de altas tasas de desempleo y altas tasas de informalidad, estas medidas generarán un aumento del empleo informal, un desincentivo a la generación de empleo y un incentivo a la automatización", dijo el experto. 

El economista indicó que "los costos de despido implícito mensuales aumentarían 60 por ciento, lo que equivale a un aumento en los costos no salariales de 2,7 puntos porcentuales". 

De otro lado, también destacó algunos puntos positivos del proyecto de reforma laboral como los cambios asociados a las plataformas digitales, lo que podría ayudar a mejorar los indicadores de seguridad social de estos. 

Otro punto positivo es que se contempla que los colaboradores de estas plataformas puedan cotizar a seguridad social aún cuando devenguen menos del salario mínimo y algo similar sucedería con los micronegocios, que podrían cotizar a tiempo parcial para la seguridad social de sus trabajadores

"Esto constituye un paso hacia la flexibilización del empleo formal", indicó Mejía. 

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí