23 Enero 2023

El día que Charles Manson cantó un bolero para la radio colombiana

Julio Sánchez Cristo entrevista a Charles Manson para la radio colombiana.

Una mañana de 1994, desde una cárcel en el desierto de California, Julio Sánchez Cristo contactó a Charles Manson, uno de los asesinos más temidos del siglo pasado. Aquí compartimos la histórica conversación lograda con el líder de "La Familia Manson".

Por: Julio Sánchez Cristo

Iban 25 años desde su condena y Charles Manson había recibido cientos de solicitudes de entrevistas de todas partes del mundo. Sin embargo, fue a Julio Sánchez Cristo a quien Manson se la concedió. Fanático de Los Beatles, Manson habla en esta entrevista, que fue retransmitida en diferentes estaciones de radio en el mundo, de los Guns N'Roses, de Adolf Hitler e incluso se atreve a cantar en español.

Charles Manson fue hijo de una madre drogadicta y delincuente, pisó por primera vez un reclusorio para menores cuando tenía 13 años de edad, acusado de robo a mano armada y para cuando cumplió los 17 años, ya acumulaba 8 cargos en su contra. Durante su estancia en prisión, Manson aprendió esoterismo y filosofías orientales para ser liberado por buena conducta.

Manson aprovechó sus conocimientos filosóficos y su capacidad para persuadir a otras personas para reclutar gente con una esvástica en la frente durante 1967 y formar el clan denominado “La Familia”, en donde se convirtió en ‘el mesías’ para sus seguidores y cuyo objetivo era el asesinato colectivo.

Bajo la premisa de iniciar una guerra racial entre blancos y negros y al son de la canción Helter Skelter de Los Beatles, Manson junto a tres de sus fieles seguidoras: Susan Atkins, Patricia Krenwinkel y Leslie Van Houten, fueron responsables de una serie de brutales asesinatos cometidos entre julio y agosto de 1969 y que marcaron la historia para siempre. 

 Con la frase “créanme, si yo empiezo a matar gente, no quedaría ni uno” Charles Manson enfrentó su juicio al declararse culpable como líder intelectual de la banda. Murió en 2017 a los 83 años sin mostrar ningún remordimiento