La ventana de esperanza para rescatar a víctimas en Marruecos se cerrará en próximas horas

Al menos 2.012 personas han muerto y otras 2.059 han resultado heridas, 1.404 en estado crítico, a causa del terremoto de magnitud 7 en la escala Richter registrado el pasado viernes a última hora en la provincia de Al Hauz, según ha informado el Ministerio del Interior marroquí.

Crédito: Foto: Colprensa

12 Septiembre 2023 03:09 pm

La ventana de esperanza para rescatar a víctimas en Marruecos se cerrará en próximas horas

Restan pocas horas para rescatar con vida a víctimas del sismo, y las lluvias empeorarán la situación en los próximos días.

Por: Deutsche Welle

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

La ventana de esperanza para rescatar con vida a las víctimas del terremoto en Marruecos se cerrará en las próximas horas, lo que justifica que las autoridades estén evaluando con mucho cuidado las próximas decisiones que tomarán, dijo este martes (12.09.2023) una alta responsable de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (FICR).

La jefa de operaciones globales de la FICR, Caroline Holt, señaló en Ginebra que el hecho de que un sismo tan violento haya afectado zonas remotas de montaña explica que todavía no se cuente con una evaluación precisa de la situación en cuanto a las medidas a tomar.

Sostuvo que, en estas circunstancias, es comprensible que el Gobierno marroquí solo haya aceptado la ayuda de un puñado de países -entre varias otras ofertas- y así evitar problemas de coordinación, "que a la larga crearían más caos donde ya hay caos".

En una conferencia de prensa, Holt dijo que se ha sabido que el ejército empezó a utilizar este lunes maquinaria pesada para despejar los caminos que llevan a las aldeas afectadas y desde donde numerosos testimonios de víctimas han denunciado una falta total de ayuda.

"Creo que se necesita tiempo para que lleguen los convoyes de ayuda, recordemos que esas carreteras han sido difíciles de transitar para los camiones incluso en tiempos normales", agregó.

Los rescatistas y equipos de ayuda también han encontrado dificultades para conseguir combustible en las altas cordilleras.

Holt indicó que para los damnificados ahora es urgente recibir suministros de alimentos y agua potable, lo que también serviría para evitar la aparición de enfermedades infecciosas.

El terremoto que azotó Marruecos el pasado viernes (8.09.2023) ha dejado ya 2.901 muertos y 5.530 heridos hasta las 13:00 hora local (GMT+1) de este martes,, según el último balance difundido por el Ministerio marroquí del Interior.

Las consecuencias del terremoto provocaron muertes en una decena de provincias, y solo hay nuevas víctimas en la región más afectada, Al Haouz -al sur de Marrakech y cercana al epicentro-, donde se registran ya 1.643 fallecidos. 

La lluvia en Marruecos agravará el caos tras el terremoto

La predicción de lluvias desde mañana en Marruecos agravará el caos generado tras el brutal  terremoto que ha sacudido el país, porque "la compactación del terreno de adobe que es prácticamente tierra se va a convertir en barro".

Así lo ha explicado este martes el presidente de Bomberos Unidos sin Fronteras (BUSF), Antonio Nogales, quien se ha desplazado a la zona afectada y ha advertido de que las lluvias previstas en Marruecos agravarán la situación para trabajar allí.

"No son buenas noticias", será todo "mil veces peor", ha señalado Nogales, porque las precipitaciones además dejarán aún más comprometido el equilibrio de algunas de las zonas del terreno a causa del seísmo. Según Nogales, las lluvias afectarán a la accesibilidad en las tareas de rescate de víctimas.

"Tras el terremoto muchísimas partes de la montaña se encuentran en una situación de equilibrio comprometido que las lluvias podrían empeorar", ha añadido el responsable de Bomberos Unidos sin Fronteras.

Los aldeanos de pueblos afectados han asegurado que están preocupados ante la posible llegada de las lluvias, como han manifestado algunos de ellos a la agencia EFE, en la aldea de Tnirt, a solo 10 kilómetros del epicentro. 

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí