Caminando por la décima
2 Junio 2024

Caminando por la décima

EL ENORME YO DEL EGO

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

Con unas décimas que invitan a la reflexión y la autocrítica, Víctor Mallarino azota el constante revoloteo del ego y relata la actualidad nacional y extranjera.


Ego zoom

Está de alquilar balcón
esta pelea de cocina
por la ley antitaurina
que ya está para sanción.
Si animalistas de acción
dejan que el ego los pierda,
volará al zarzo la mierda.
Tiendan manos en la brecha;
no borren con la derecha
lo que escriben con izquierda.

Es el tejido social
que legitima estos juegos
de los likes, los hits, los egos
y la altivez personal
donde cabe un criminal
con treinta y cuatro delitos
comprobados y descritos 
que podrá, en caso eventual,
gobernar desde un penal.

Hoy un presidente a gritos
se caga en los pareceres
del rey, del papa y de Petro;  
y el papa detrás de un cetro
denigra de las mujeres.
En el Pacto, los poderes
van de traspié en contrapié, 
pero al buscar el porqué
cada ego queda regio.
Como en pedo de colegio:
huele pero nadie fue…

Hoy vivimos en el medio
de este “sálvate si puedes”,
de esta trama, de estas redes
que son dolencia y remedio,
son diversión y son tedio.
Tiene este lienzo ficticio 
un ego en cada intersticio
que solo extiende contacto
cuando requiere, en el acto,
algún pronto beneficio.


La ocasión la pintan calva 

Ayer viví una jornada 
de paz y fotografía 
frente al nido de una arpía
y me bogué, bien ganadas,
varias Águilas heladas.
Y, en su etiqueta, una ufana
rapaz norteamericana
me preguntó en un eructo:
“¿No adorna más el producto
una arpía colombiana?”.

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí

Más Columnas