Pidámosle al veintidós
22 Enero 2022

Caminando por la décima

Pidámosle al veintidós

Nuestra decimera existencialista, Beatriz Ordóñez, reflexiona en esta ocasión sobre el año que ya se nos vino encima, la nueva oleada de virus y lo que le ocurre a un ciudadano colombiano cuando se toma unos vinos tranquilos frente al televisor.

Con nadadito de perro
  
Este año habrá que cruzarlo
llenándonos de valor;
que no nos gane el temor
y podamos enfrentarlo,
con la intención de librarlo
de tanta mano indolente,
sucia, vil, cruel y demente. 
Pidámosle al veintidós 
que nos ayude, por dios,
a elegir buen presidente. 
 
Esto es en serio 
 
La pandemia desbocada
está haciendo de las suyas;
no es fácil que la rehúyas
pues anda desaforada;
contagia como si nada
a quien pase descuidado
sin mascarilla, a su lado. 
Por favor ten muy presente
que el ómicron, inclemente,
quiere dejarte noqueado.
 
Vacúnate sin demora;
vete y alista tu brazo,
derrota ya de un zarpazo,
si no lo has hecho hasta ahora,
a esta pandemia traidora. 
A mis vacunas me atengo
y sin dudar lo sostengo:
me siento bien protegida
y espero salir con vida,
si al Covid no lo contengo.
 
Instinto de conservación 
 
Para mi salud mental
pensé no ver noticieros;
pero seamos sinceros:
es del todo elemental
saber lo fundamental
de este mundo en que vivimos;
así pues, tomé unos vinos,
encendí el televisor,
y aguanté con gran valor
los desastres que sufrimos. 
 
Cambié el canal un momento
y vi una encuesta impactante:
en este mundo inquietante,
vive mucho más contento,
aunque no tenga sustento,
un colombiano corriente 
que alguien que sea residente 
de un país desarrollado.
O el vino duro me ha dado
o Colombia es sorprendente.

Beatriz Ordoñez

Más columnas en Los Danieles

Contenido destacado

Recomendados en CAMBIO