Rifirrafe entre poetas
11 Diciembre 2021

Caminando por la décima

Rifirrafe entre poetas

Para requerir a Víctor Mallarino el envío de sus décimas de la semana, el coordinador de esta sección se permitió dirigirle una estrofa de ocho versos que provocó airada reacción del decimero. Siguió luego un amable rifirrafe en verso del cual daremos detallada cuenta en esta edición especial de Caminando por la décima.

Esta es la octavilla inicial del coordinador:

Don Víctor de alto coturno:
cabalgando ayer mi pingo
me acordé que este domingo
las décimas son su turno.
Espero, pues, que las rimas
no le sean inoportunas,
y si lo fueren algunas
me las manda con sus primas.
 

A lo que respondió Mallarino:

No sé ni cómo ni cuándo
me gané el fatal destino
de agarrarme en el camino,
los pantalones bajando
acurrucado y... pensando
cuándo usté a filas me llama.
Otra vez, su fiel campana
se cruza con mi camello.
¿Sumercé por qué no es bello
y me da otrica semana?
 
Coordinador, en cuarteta:
Porque es virtud del poeta
cumplir con su compromiso:
sea puntual, no sea remiso.
¡Doyle, marica, en la jeta!

 
Mallarino:

¡Pero qué inspirado estás
volando en lírica y prosa!
Yo, a veces, hago otra cosa
porque aquí me pagan más.
Y no quiera Satanás
al ponerme en tentación
que incumpla mi obligación
y se disperse en el viento
la fuente de mi sustento
de cine y televisión.

Coordinador:
Tengo un amigo editor
que me dice y me promete
para salir de este brete
que podría hacer el favor
de capturar sus estrofas,
sobre todo las más bellas,
(pues las hay sosas y fofas).
Y con aquestas y aquellas
podría, por su limpia estofa,
hacer décimas con ellas.

Mallarino, en estrofa de ocho versos:
Aquí sigo yo rodando
con las neuronas mamadas
me salen cuatro enlazadas
y otras que, burla burlando,
van pareadas y te anuncian
que mis versos no renuncian...
No te me preocupes más
que mañana las tendrás.
 
Coordinador:
La página fue cerrada
con sus versos anteriores.
Ya no sufra más dolores,
la sentencia está dictada.
Terminen los sinsabores,
sus décimas de disculpa
serán el hueso y la pulpa
del cuadro de esta semana.
No hay castigo, pues no hay culpa.
No mande nada mañana.

Mallarino:
Ese correo que mandó
a las duras y maduras
es cosa de dictaduras
y así no le jalo yo. 
Eso nunca se acordó 
y lo tiro de las mechas
si publica esas endechas. 
Y ahora la verdad le explayo:
¡le estaba mamando gallo,
las décimas están hechas!

Coordinador:
Me trasnoché por sus cuitas
tanto orales como escritas
y hoy, de manera secreta,
dice usté que las malditas
están en una gaveta.
Estoy que me desencajo
y entiendo cuál es su atajo:
me está usté tomando el pelo...
Por última vez apelo:
¡mándelas pronto, carajo!

Y por fin llegaron. Son estas:

B Y B 
(La retención de la fuente.)

El fiscal quiere a la vista
las fuentes de la noticia
y en el Congreso se vicia
la expresión del periodista.
En un video surrealista
un artista se propasa
con mujeres que disfraza
y de Perras las apoda.
¡Parece que están de moda
el bozal y la mordaza!


IVÁN, ¿NO SE ACUERDA?
Recibí una invitación
a cubrir, en Presidencia,
la firma y la pertinencia
de Escazú en nuestra nación.
Pero el Congreso, a traición,
nunca incluyó en el menú
el Acuerdo de Escazú.
Y a ese papelito inútil
ya le puse, en gesto fútil,
su marco y su paspartú.


"TROLES" DE MEDICINA 
Nos venden a toda hora
soluciones de salud
y en redes hay un alud
para el niño o la señora...
Miopía, falla motora,
tinnitus o pie de atleta
encuentran justa receta
si uno aguanta con paciencia
una virtual conferencia
y vacía la caleta.

Mas, ¿de dónde sale ahora
tan fértil sabiduría
que antes nadie conocía 
y la medicina ignora?
¿Por qué se admite y aflora,
y la ley le da mampara,
esa costumbre tan rara
de un mágico especialista
que nos cura de la vista
por un ojo de la cara?

Victor Mallarino

Más columnas en Los Danieles

Contenido destacado

Recomendados en CAMBIO