¿Quién va a ser Petro?
20 Junio 2022

Jorge Enrique Abello

¿Quién va a ser Petro?

Esta mañana los colombianos amanecimos con nuevo presidente: Gustavo Petro Urrego. El primer presidente de izquierda que se sentará en la Casa de Nariño en toda la historia de nuestro país. Su vicepresidenta será una mujer negra, afrodescendiente, abogada. Fue elegido ganando en 16 departamentos del país, los más alejados, pobres y olvidados de nuestra geografía y, por supuesto, los más violentos y atrasados. Ganó donde el viento se devuelve y el narcotráfico impera.

A Gustavo Petro lo eligió la zona de conflicto de Colombia; los desposeídos, el problema que todos los demás gobiernos no quisieron ver; ellos han elegido el presidente de este país y no el centro, donde se encuentran las grandes industrias, el comercio y las urbes que no saben qué es Vichada y que Leticia les suena a realeza española y no a la capital del Amazonas.
Hoy la pesadilla de medio país se hizo realidad: la izquierda subió al poder, en manos de un exguerrillero y una exempleada del servicio. En cambio, para el otro medio país es el sueño cumplido, la promesa del camino del héroe; por fin habrá justicia social y poética. Los Nadies tendrán una oportunidad sobre la tierra para decidir su destino olvidado. Para cualquier escritor esta es una historia apasionante.

Piénsenlo de esta manera: si Colombia fuera una obra de teatro que todos los colombianos estamos viendo al mismo tiempo, sentados en platea, sería inexplicable la razón por qué a medio teatro le parece que el héroe de la obra es el villano y al otro medio teatro, que el villano es el héroe, a no ser que el título de la pieza sea Dr. Jekyll and Mr. Hyde en la que el héroe y el villano son la misma persona. Lo que significa que estamos frente a una realidad muy confusa como sociedad; ya que al no solucionar los problemas históricos que nos han aquejado desde tiempos inmemorables, los problemas mismos, más bien, decidieron solucionar la sociedad que los habita.

¿Pero, por qué es confuso y por qué nos divide? La respuesta la encontré en la pregunta que nos plantea su elección, y que no es ¿Quién es Gustavo Petro? Sino más bien ¿Quién será Gustavo Petro en los próximos cuatro años? Arturo Uslar Pietri, filósofo, escritor, abogado, humanista venezolano, premio Príncipe de Asturias en 1990 y Moors Cabot 1972, es posible que nos dé algo de luces para descifrar el enigma que plantea mi pregunta. Fue mi querido hermano Alberto el que puso en mis manos una edición de Las lanzas coloradas, la primera novela corta de este gran hombre, escrita a comienzos de los 30 y que relata en la misma onda del realismo mágico, el nacimiento de América y sus grandes conflictos.

Uslar Pietri nos cuenta la historia de cómo los conquistadores delinearon fronteras sobre la tierra indómita y cómo a punta de sangre, incestos y traiciones nacieron los primeros terratenientes y los primeros despojados. Nos relata la revolución de esos mismos terratenientes sublevados no contra España, sino contra Pepe Botella el hermano de Napoleón en el poder y al cual decidieron no pagarle más impuestos. ¿Les suena conocido? A Bolívar lo menciona apenas en un párrafo, perdido entre la manigua, mientras se convierte en el Libertador. El conflicto principal de esta novela se encuentra en los ejércitos que se sublevaron contra los terratenientes que buscaban la independencia de Venezuela y  luego del continente; guerrillas como las de Boves, comandadas por capataces, esclavos y hordas de centauros cuasi desnudos, enarbolando sus lanzas coloradas contra el nuevo mundo y la burguesía criolla que hasta ahora había obrado como sus dueños.

Quemaron, saquearon y violaron a su paso como Atilas latinoamericanos y pacificarlos fue casi imposible. La rabia y la injusticia fue el principal motor de las incipientes guerrillas de los llanos que lo único que querían es que el botín de la independencia fuera también para ellos. Cuando usted lee a Uslar Pietri puede entender por qué en Venezuela un boina colorada como Chávez llega al poder, y por qué termina destruyendo su país para supuestamente salvarlo. Pero también puede entender por qué nuestro país ha estado tan dividido como nos mostraron los comicios del día de ayer.

¿Quién será Gustavo Petro en los próximos cuatro años? Anoche dijo que sería amor y vida; si es así podrá unir el país y todos veremos la misma obra de teatro, quizás una mejor a la que hayamos visto en los últimos años; si no, nuestro conflicto seguirá siendo el de las Lanzas Coloradas de Uslar Pietri. 

Posdata: Un abrazo grande a todos aquellos a quienes ayer se sintieron por primera vez reivindicados en la vida. Mis mejores deseos y cariño para hacer de este un país mejor, donde no haya más olvidados. La esperanza es un tesoro invaluable.

Más Columnas