Luis Alberto Arango
14 Octubre 2022 04:10 pm

Luis Alberto Arango

Testimonio ante el cambio en el sistema de salud

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

Los mensajes del gobierno causan incertidumbre y angustia en un grupo de pacientes y sus familias.


La transformación que propone la ministra Carolina Corcho en el sistema de salud y que se presentará para debate público el próximo mes de noviembre, tiene como eje fundamental un cambio en el modelo de funcionamiento de las EPS. No dudo de que la ministra tiene las mejores intenciones, pero si las modificaciones atienden a un pensamiento ideológico sin detenerse a estudiar las consecuencias de un cambio drástico, creo que podemos estar matando un sistema, que, aunque no es el ideal, es muchísimo mejor de lo que teníamos cuando el principal actor del sistema era el Seguro Social.

Las críticas de la ministra Corcho han resonado en el mundo de la salud, pero especialmente en un grupo de pacientes, junto con sus familias, que reciben con mucha incertidumbre los anuncios de cambio en el sistema salud.

Indagando sobre las opiniones y experiencias de diferentes personas y familias usuarias de las EPS, con ocasión de los anuncios de la ministra de Salud, recibí múltiples testimonios que me conmovieron. Quiero presentar a continuación uno de ellos como reflejo de lo que piensan quienes no tienen voz para ser escuchados por el gobierno. Su mensaje puede ayudar a entender la delicadeza de una mala decisión y a su vez a complementar la información de quienes piensan que el sistema actual no sirve y que hay que cambiarlo.

“Desde hace semanas me llama cada rato… preocupado por lo que va a pasar, está sufriendo de insomnio y aunque trato de calmarlo es difícil, pues la misma ministra se ha encargado de crear incertidumbre y miedo…”

“Mi esposo tiene esclerosis múltiple desde hace 35 años, una enfermedad que es progresiva y que ha estado, en medio de todo, estable gracias al tratamiento que el sistema de salud actual le cubre. Él nunca tuvo la oportunidad de afiliarse a una medicina prepagada, pues su enfermedad fue diagnosticada antes de que estas entidades existieran. Después no pudo afiliarse porque él figura con esa preexistencia.

Mi esposo se encuentra afiliado a la Nueva EPS y antes estuvo con el Seguro Social, por lo tanto, ha vivido en carne propia los dos sistemas y tanto a él como a mí, nos aterra solo pensar que tenemos que volver a vivir el mal servicio que padeció con el antiguo Seguro Social.  

“Con el Seguro Social era una odisea obtener los medicamentos, duraba meses para que se los pudieran entregar…”

Somos conscientes de que hay mucho por mejorar, pero también somo agradecidos con el sistema actual, pues con el Seguro Social era imposible tener seguimiento con un especialista de neurología, la única forma de que lo atendiera un neurólogo era mediante cita particular o ingresándolo a través de urgencias en la antigua Clínica San Pedro Claver, donde el servicio era pésimo, donde estar en urgencias era deprimente, doloroso e inhumano.

No podemos negar que actualmente obtener una cita con un especialista puede ser demorado, pero una vez el paciente es atendido, aparece en su historia clínica su condición de salud y solo se deben pedir las citas de seguimiento y con tiempo, para que cada tres o cuatro meses tenga su atención.

Con el Seguro Social era una odisea conseguir los medicamentos, duraba meses para que se los pudieran entregar y para él era contraproducente, pues por su condición de salud no podía suspenderlos porque sufría recaídas. Tuvimos que colocar una tutela para que los medicamentos fueran entregados. 

Hoy día los medicamentos, gracias a Dios, se los cubre en su totalidad la Nueva EPS; superan los 7 u 8 millones de pesos mensuales y con nuestros ingresos sería imposible pagarlos. 

La zozobra y el pánico que ha creado la ministra Corcho ha afectado negativamente la salud de mi esposo, desde hace semanas me llama cada rato a mi oficina preocupado por lo que va a pasar, está sufriendo de insomnio y aunque trato de calmarlo es difícil, pues la misma ministra se ha encargado de crear incertidumbre y miedo cuando dice que hay que crear una crisis para hacer los cambios en el sistema y yo me pregunto ¿será que la crisis que ella desea es que mucha gente muera? 

“Son medicamento que superan los 7 u 8 millones de pesos mensuales, que con nuestros ingresos sería imposible pagar”

Gracias por poner en evidencia esta situación, el sistema actual no es perfecto y hay mucho pero mucho por mejorar, pero se debe trabajar sobre lo construido”.

---
Si usted quiere compartirme su testimonio, ideas o comentarios frente a los mensajes de cambio en el sistema de salud, por favor escríbame, me interesa conocer su opinión. 

Mi email es: [email protected]

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí

Más Columnas