El ventilador del Tuso Sierra: políticos, militares y empresarios salpicados
12 Febrero 2024

El ventilador del Tuso Sierra: políticos, militares y empresarios salpicados

En una entrevista emitida el 11 de junio de 2014, Juan Carlos Sierra, alias el Tuso, exjefe paramilitar, expuso que su extradición a Estados Unidos en 2008 fue un movimiento para evitar que revelara la verdad sobre las conexiones entre los paramilitares, las Fuerzas Militares, y la élite política y empresarial colombiana.

Por: Julio Sánchez Cristo

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

Suscríbase aquí al canal de YouTube de Julio Sánchez Cristo

El Tuso, quien cumplió una condena de cinco años por tráfico de drogas en Estados Unidos, sugirió que su extradición tenía motivaciones políticas más que legales, siendo presentado inicialmente como un comandante paramilitar en Colombia.

Durante la entrevista, negó haber pagado para obtener una posición dentro de las autodefensas y afirmó que su papel era recaudar fondos del narcotráfico para financiar la organización, aunque no reveló nombres de empresarios que apoyaron financieramente a los paramilitares. Sin embargo, mencionó relaciones con varios generales, incluyendo a Luis Alberto Moore, Mauricio Santoyo, Mario Montoya y Pico, sugiriendo pagos a militares, como al general Montoya cuando estaba al mando de la Cuarta Brigada, respaldados por documentación que, según él, poseen las autoridades estadounidenses.

En cuanto a su relación con políticos, el Tuso admitió financiar campañas de varios miembros del Congreso, entre ellos Mario Uribe, Óscar Arboleda, Luis Alfredo Ramos, Jorge León Sánchez, Óscar Suárez Mira, y Elenora Pineda, aunque no proporcionó detalles adicionales sobre dichos financiamientos. Además, afirmó no tener víctimas registradas en el proceso de Justicia y Paz, destacando su participación en actividades financieras más que en acciones militares.

A pesar de las amenazas recibidas, el Tuso logró obtener un permiso indefinido de trabajo en Estados Unidos, lo que evitó su extradición a Colombia para enfrentar los cargos pendientes en el marco de la Justicia y Paz, que incluyen concierto para delinquir, tráfico de estupefacientes, financiación del terrorismo, lavado de activos y utilización ilegal de equipos de comunicación. Este permiso, extendido también a su familia, le permite permanecer en territorio estadounidense sin rendir cuentas por sus acciones en Colombia.

Escuche la primera parte de esta entrevista a continuación: 

 

Cambio Colombia
Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí