Aprueban proyecto de ley que le permite a los presos trabajar: ¿cómo funciona?

Imagen de referencia de la Cárcel La Modelo de Bogotá.

Crédito: Colprensa

22 Mayo 2024

Aprueban proyecto de ley que le permite a los presos trabajar: ¿cómo funciona?

Con 61 votos por el sí, la plenaria del Senado aprobó en su cuarto y último debate el proyecto de ley que permite que las cárceles del país sean productivas. ¿Qué quiere decir esto y qué falta para que se convierta en ley?

Por: Redacción Cambio

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

La plenaria del Senado aprobó en el cuarto y último debate el proyecto de ley que crea la política pública de cárceles productivas (pcp) “en favor de la población privada de la libertad”. Se trata de una iniciativa que les permite a los privados de la libertad trabajar y que los recursos que reciban sean para su manutención y la de sus familias.

Es una iniciativa de los senadores Gustavo Adolfo Moreno, de En Marcha; Soledad Tamayo, del Partido Conservador; Beatriz Ríos, de Mira; Karina Espinosa, del Partido Liberal; Pedro Flórez, de Colombia Humana; Julio Chagui, del Partido de la U; Griselda Lobo, de Comunes, y Ana María Castañeda, de Cambio Radical. 

Pero, ¿cómo funciona? El senador Gustavo Moreno le explicó a CAMBIO que lo que se quiere es generar incentivos económicos y tributarios a las empresas que lleven trabajo a las cárceles del país. 

“Hoy no hay una resocialización real y efectiva en los centros carcelarios y penitenciarios del país. La idea es que tengamos a los privados de la libertad trabajando y produciendo desde los centros carcelarios”, aseguró. 

De acuerdo con el parlamentario, una de las razones por las que en las cárceles del país crece cada vez más la extorsión es por la falta de actividades que tienen los presos. 

¿Cuáles son los trabajos que podrán desarrollar los privados de la libertad?

Este proyecto ya comenzó a funcionar con el artículo 71 de la reforma tributaria. Esto, porque permite que todo lo que se produzca al interior de un centro carcelario esté exceptuado de IVA.

Por ejemplo, Arturo Calle y Pat Primo adaptaron talleres en las cárceles de Manizales y Pereira. Todas las pijamas de Arturo Calle se producen en centros penitenciarios, según aseguró el senador. Con esto, tienen el beneficio del IVA y se convierte en un beneficio para los privados de la libertad y para las empresas. 

“La idea es que paulatinamente se vayan convirtiendo en cárceles autosostenibles. Hoy un privado de la libertad cuesta 2,6 millones de pesos mensuales. El sistema penitenciario carcelario nos cuesta cerca de 3 billones de pesos anuales”, enfatizó el senador. 

En su paso por el Congreso, el proyecto tuvo algunos cambios significativos a lo inicialmente presentado. Así, se eliminó un beneficio en licitaciones públicas para empresas que produzcan en las cárceles, también se eliminó un descuento de más del 10 por ciento en el impuesto de renta para las firmas con producción en los centros carcelarios. 

Este proyecto de ley ya pasó las cuatro discusiones en el Legislativo, así que solo le falta la sanción presidencial para convertirse en ley de la república. 

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí