Reforma a la salud: el Congreso reanuda el debate

Crédito: Colprensa

1 Noviembre 2023

Reforma a la salud: el Congreso reanuda el debate

Tras las elecciones regionales, que dejaron mal parado al Pacto Histórico, y en plena crisis de medicamentos, el Congreso retoma la discusión de la reforma a la salud sobre los temas más difíciles: el futuro de las EPS y el nuevo rol de la Adres.

Por: Redacción Cambio

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

La reforma a la salud regresará a discusión este primero de noviembre en la plenaria de la Cámara de Representantes. La sesión está programada para la una de la tarde, y estará marcada por los dos hechos más importantes de los últimos días: el balance negativo para el Pacto Histórico en su debut en las elecciones regionales y la situación entre la EPS Sanitas y la distribuidora de medicamentos Cruz Verde.

El nuevo mapa político que tendrá Colombia a partir de enero de 2024 le generará un desafío al presidente Petro para consolidar su proyecto en todo el territorio nacional. Mientras el Pacto sufrió en las elecciones, los partidos tradicionales (independientes, de oposición y el Partido Liberal que sigue en la coalición de Gobierno) demostraron que sus maquinarias y alianzas con clanes siguen siendo efectivas.  

El pulso político

Así, las bancadas del Partido Liberal, el Partido Conservador, el Partido de la U, Cambio Radical y el Centro Democrático llegarán con un nuevo aire a la recta final del actual periodo legislativo. En contraste, el Pacto Histórico llegará más bien debilitado por las reflexiones internas y los señalamientos sobre las razones de su flojo rendimiento en la contienda electoral.

En el nuevo round, el Legislativo lidiará con los temas más complejos de la reforma a la salud, la cual está aprobada en un 49 por ciento en segundo debate. Sin embargo, todavía están pendiente por discutir (y votar) la transformación de las EPS en Entidades Gestoras de Salud y Vida y el periodo de transición hacia el nuevo modelo; las figuras de los Centros de Atención Primaria en Salud (CAPS) y el nuevo rol de la Adres como el único pagador del sistema. Tampoco está claro el impacto fiscal del proyecto.

La escasez de medicamentos

La situación de desabastecimiento de medicamentos por la decisión de Cruz Verde de suspender la entrega de medicamentos no PBS a Sanitas (que tiene más de 6 millones de afiliados) también impactará en la postura de los representantes, pues varios de ellos han radicalizado sus posturas en contra o a favor de la reforma a la salud. Por ejemplo, la representante del Partido Verde Cathy Juvinao ha recrudecido sus críticas hacia el Gobierno y el proyecto de reforma:

"La crisis financiera del sistema de salud no es nueva y se debe a una desfinanciación estructural que gobiernos anteriores lidiaron con pañitos. Lo nuevo con el Gobierno actual es que ni siquiera hay pañitos ya. Están decididos a asfixiar el sistema y a precipitar su colapso total".

Por su parte, los congresistas del Pacto Histórico y hasta el mismo presidente Petro no solo han criticado a la EPS Sanitas por su deuda con Cruz Verde sino que han aprovechado la crisis para justificar la importancia de la reforma a la salud:

"La Adres, (el Estado), se mantiene a día en sus giros a las EPS de acuerdo con la ley. ¿Por qué las EPS tienen deudas con hospitales públicos y privados y con empresas comercialiazadoras de medicamentos, si se les gira a tiempo?", escribió el presidente Gustavo Petro en su cuenta de X.

La álgida coyuntura política y del sistema de salud podrían inclinar algunos votos en la Cámara de las dos bancadas claves que permitieron hace unas semanas mantener a flote el proyecto: el Partido Liberal y el Partido de la U. Ambas colectividades se han mostrado receptivas a la reforma a la salud pero, según conoció CAMBIO, varios congresistas están considerando saltar a la oposición contra el proyecto, lo cual le complicaría las cuentas al Gobierno. Al fin y al cabo los legisladores ya no están en campaña, por lo que tienen más autonomía en sus decisiones.

Sin embargo, al Ejecutivo también le quedan ases en la manga. Por una parte, podría alimentar la rebeldía en las bancadas conservadora, liberal y de la U a favor de la reforma a la salud; por la otra, el Gobierno tiene poder de negociación con los gobernadores y alcaldes electos específicamente en la destinación de recursos para inversión regional.

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí