Tras la pista del misterioso robo de 11.000 millones de pesos de las cuentas de Purificación
26 Mayo 2023 03:05 pm

Tras la pista del misterioso robo de 11.000 millones de pesos de las cuentas de Purificación

El robo representa el 22 por ciento del presupuesto del municipio

Crédito: Fotografía: Colprensa

Entre el 24 y el 27 de diciembre de 2021 se llevaron a cabo 1.205 transferencias desde una de las cuentas del municipio tolimense hacia cuentas desconocidas. Aunque hay evidencias suficientes que involucran al alcalde y al tesorero de Purificación, la Fiscalía ni siquiera ha formulado imputaciones. El secretario de Transparencia le puso la lupa al caso.

Por: Iván Serrano

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

A días de terminar 2021, el municipio de Purificación, en Tolima, sufrió nada menos que 1.205 desembolsos a 76 cuentas bancarias. La mayor parte de movimientos ocurrieron el 24 de diciembre, día no laboral en la Alcaldía. El computador desde donde se hicieron las transacciones está plenamente identificado; es el del tesorero del municipio, y Bancolombia, la entidad bancaria donde están la cuentas del municipio, logró demostrar que envió por lo menos 23 alertas a correos de la Alcaldía de Purificación advirtiendo de los movimientos irregulares.

Ninguna de las advertencias fue atendida porque el teléfono móvil de la Alcaldía –a donde llegaban las alertas– estuvo guardado entre el 23 y el 27 de diciembre en una caja fuerte.

En total, los delincuentes robaron 11.000 millones de pesos, lo que significa, ni más ni menos, el 22 por ciento del presupuesto anual.

Los principales afectados

Detrás de cada peso público que se pierde hay un colombiano afectado. En este caso, las cuentas saqueadas fueron las de alimentación escolar, nómina de pensionados, gestión de riesgo y desastres y un crédito para la compra de maquinaria pesada.

Audiencia pública de seguimiento organizada por la Secretaría de Transparencia

Pero robarse 11.000 millones de pesos desde un computador no es un delito que se cometa sin dejar rastro y sin generar sospechas.

Los sospechosos de siempre

El tesorero del municipio, Isaías González, les relató a los investigadores que él había llegado a su despacho el 27 de diciembre a las 7:15 de la mañana. Una hora después, intentó abrir la caja fuerte donde estaban las claves y los tokens (dispositivos electrónicos que cambian las claves de acceso a las cuentas cada 60 segundos). Al no poder abrir la caja fuerte, González llamó a un técnico para que la abriera. Como no se pudo, tuvieron que perforarla al día siguiente.

En ese momento, el tesorero advirtió que los tokens que allí estaban no eran los originales y llamó al banco para bloquear las cuentas. El 29 de diciembre, el tesorero puso la denuncia ante la Fiscalía y el 30 de diciembre, el alcalde, Christian Barragán, a través de un comunicado, dio la noticia del robo. Ese fue el broche de oro con el que la administración municipal despidió 2021.

Los correos a donde llegaron las notificaciones de las transacciones fueron: [email protected],  a cargo del alcalde Barragán, y [email protected], a cargo del tesorero González.

Además, las cuentas contaban con mecanismo de doble control: una persona que inscribe las transacciones en la página y otra que la aprueba. Para la aprobación de cada operación es necesario tener el token de cada cuenta a la mano. Quienes figuraban como preparador (persona que inscribe la transacción) y como operador (el que la ejecuta) eran, respectivamente, Isaías González, el tesorero, y Cristhian Barragán, el alcalde.

Cristhian Barragán, alcalde de Purificación, Tolima

¿Blanco es, gallina lo pone?

En su defensa, el alcalde Barragán ha dicho que los responsables de tal robo habrían sido unos avezados hackers que lograron acceder a una libreta con las claves y a los tokens que se encontraban en la caja fuerte de la Alcaldía.

Sin embargo, un análisis al computador del tesorero determinó que dicho equipo se encontraba libre de software malicioso. Al analizar las huellas dactilares encontradas en la caja fuerte, los investigadores de la Fiscalía determinaron que coincidían con las del tesorero del municipio. 

Por esta razón, la Procuraduría le elevó pliego de cargos al alcalde Barragán y a su tesorero, Isaías González. La Contraloría tiene abierto un proceso de responsabilidad fiscal por 10.000 millones de pesos en contra del alcalde Barragán, el tesorero González y Bancolombia.

En la Fiscalía, mientras tanto, el caso apenas va en etapa de indagación. El ente investigador sigue recolectando pruebas y evidencia física.

La audiencia pública

El caso prendió las alarmas del secretario de Transparencia, Andrés Idárraga Franco, quien en recientes días adelantó una audiencia pública en Purificación.

Andrés Idárraga, secretario de Transparencia de la Presidencia de la República

Al evento fue convocada la comunidad y el alcalde, quien a última hora se excusó. Tampoco envió a un representante.

Durante la reunión, los habitantes del municipio expusieron la frustración por la pérdida de los cuantiosos recursos públicos: “Nos duele que se pierda la plata de la educación, es muy triste, en total fueron alrededor de 1.660 millones de pesos que se perdieron para educar a nuestros niños”, aseguró un líder veredal que participó en la audiencia.

El secretario de Transparencia exaltó la valentía de los ciudadanos y campesinos que asistieron al evento, a pesar del temor por presuntas represalias, como la eliminación de subsidios entregados por el municipio. Al finalizar el evento, Idárraga hizo importantes revelaciones, entre ellas que el alcalde lleva tres años sin presentar su declaración de bienes y rentas.

La Secretaría de Transparencia también tiene información sobre bienes del alcalde Barragán que pueden no haber sido registrados en la oficina de Instrumentos Públicos, lo que ayudaría a que quedaran ocultos y a salvo, ante la eventualidad de que se dicten medidas cautelares en contra de los bienes del mandatario.

Juan Guillermo Hernández Lombo, veedor ciudadano, le dijo a CAMBIO que para la fecha del robo había en las cuentas del municipio unos 30.000 millones, más del 50 por ciento del presupuesto del municipio, que estaba sin ejecutar y seguía en las cuentas a tan solo unos días de terminar el año fiscal.


A Hernández también le sorprende lo mismo que les sorprende a los habitantes de Purificación: que 17 meses después del robo más grande en la historia del poblado tolimense, aún no se haya capturado al primer responsable.

Juan Guillermo Hernández, veedor ciudadano.
Cambio Colombia

CAMBIO contactó al alcalde Cristhian Barragán para conocer su versión de los hechos, pero no obtuvo respuesta.

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí