Luis Alberto Arango
22 Abril 2023

Luis Alberto Arango

Fox News y el costo de las mentiras

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

Fox News creyó que saldría indemne tras difundir mentiras sobre las razones de la derrota de Trump en las elecciones presidenciales de EE.UU. Estas falsedades tuvieron un alto costo tanto para el medio como para la democracia.


En esta era de hechos alternativos y teorías conspirativas hay una delgada línea entre información y desinformación. Línea que se ha vuelto cada vez más borrosa para algunos medios de comunicación, especialmente para los más radicales. El miércoles que acaba de pasar Fox News, cadena de televisión de Estados Unidos, acordó pagar 787.5 millones de dólares, es decir 3.5 billones de pesos colombianos, a la empresa Dominion Voting Systems como compensación económica por haber hecho afirmaciones difamatorias en su contra durante el proceso electoral de 2020 de Estados Unidos, cuyos candidatos fueron Joe Biden y Donald Trump.

Este multimillonario acuerdo, que evitó que Fox fuera a los tribunales, es el más alto de la historia de Estados Unidos para un caso de difamación y sirve como un duro recordatorio de la responsabilidad que los medios masivos tienen en la formación de la opinión pública y como verdadero contrapeso de los abusos del poder.

Sobre este caso, la revista The Economist recordó que a principios de los años noventa, Rush Limbaugh, un locutor de radio conservador en Estados Unidos, explicaba su éxito insistiendo en que respetaba a su audiencia y se centraba en ganar dinero. Su enfoque se basaba en decir a su audiencia lo que querían escuchar, lo cual incrementaba sus índices de sintonía, pero por ese camino abrió la puerta para la diseminación de noticias falsas, cuyo contenido era el que su audiencia quería oír. Tres décadas después, Fox News adoptó un modelo similar, priorizando los índices de sintonía y sus ganancias económicas sobre la verdad.

Esta fórmula le funcionó a Fox mientras que la víctima de sus mentiras era un político o una persona sin capacidad para enfrentarlos judicialmente. Algún día la cuerda se iba a reventar. Y se reventó. Sucedió cuando en el centro de las mentiras quedó involucrada la empresa Dominion, quien sí llevó su caso a los jueces.

“Esta fórmula le funcionó a Fox mientras que la víctima de sus mentiras era un político o una persona sin capacidad para enfrentarlos judicialmente”.

Dominion Voting Systems, una empresa de tecnología de máquinas para votación, demandó por 1,6 billones de dólares a la cadena de noticias Fox News por difamación. Fox fue acusada de difundir intencionalmente la mentira de que las máquinas de Dominion manipularon las elecciones presidenciales de 2020, favoreciendo a Joe Biden -quien ganó la contienda electoral-, una mentira que se originó en el equipo de campaña de Donald Trump y en sus abogados. Fox sabía que era mentira y a pesar de eso la difundió ampliamente en sus noticieros y programas de opinión más destacados.

Los documentos de la demanda legal revelaron el funcionamiento interno de Fox News, demostrando cómo la cobertura de esta cadena de noticias está influenciada por los deseos de lo que su audiencia quería ver y oír. También exponen la tumultuosa relación entre la cadena y el expresidente Donald Trump.

Gracias a las numerosas pruebas presentadas en la demanda, quedó evidenciado que, aunque algunos empleados y directivos de Fox News consideraban en privado a los abogados conspiranoicos de Trump como difusores de falsedades, les permitieron utilizar la plataforma televisiva de Fox para propagar mentiras sobre Dominion. La razón detrás de esto es que esa narrativa conspirativa se traducía en un valioso recurso para mantener altos índices de audiencia, ya que era precisamente lo que su teleaudiencia deseaba oír al no aceptar la derrota de Trump en las elecciones.

“Era lo que su audiencia quería oír pues no aceptaban que Trump había perdido las elecciones”.

Fox esgrimió a la opinión pública su derecho a la libertad de prensa. Lo que sucede, es que las audiencias previas al juicio formal demostraron que sus libertades se sustentaban en una actitud premeditada de desprecio por la verdad. Una forma de actuar que no puede de ninguna forma estar amparado por la libertad de prensa, dado que su derecho a la libertad de prensa no incluye decir mentiras, sabiendo de antemano que lo son.

Lo sucedido subraya la necesidad de una mayor responsabilidad en el consumo y difusión de noticias, así como el elevar los estándares de las obligaciones éticas y de autorregulación de los medios masivos. Fox News, como cualquier otro medio de comunicación, tiene el deber de proporcionar información precisa a la sociedad y no difundir mentiras simplemente porque ellas se alinean con las creencias de sus espectadores. Al hacerlo, exacerban la polarización y contribuyen a la erosión de la confianza pública en las instituciones democráticas y en los medios.

Como consumidores de noticias, también debemos asumir la responsabilidad de evaluar críticamente la información que recibimos y cuestionar su precisión. En un mundo donde las falsedades pueden propagarse rápidamente, depende de cada uno de nosotros buscar fuentes confiables y pensar críticamente sobre la información que consumimos.

Para los medios masivos, la lección de lo que le pasó a Fox News es clara: la búsqueda de índices de sintonía y de mayores ganancias económicas no debe tener como costo la verdad y la integridad. En un mundo profundamente dividido, los medios de comunicación tienen un papel importante en la promoción de un discurso informado y razonado. Al priorizar la precisión y la verdad sobre el sensacionalismo, contribuyen a construir una democracia más saludable y una opinión pública más responsable.

Mientras tanto para Fox este capítulo no se ha cerrado. Ahora enfrenta una demanda separada y distinta a la que había interpuesto Dominion. Es de parte de Smartmatic USA, por valor de 2,7 billones de dólares, otra compañía de máquinas de votación sobre quien Fox también hizo afirmaciones similares e infundadas de haber manipulado las elecciones presidenciales de 2020. Un juez ya dio su visto bueno para avanzar en el proceso. Fox ha negado las acusaciones de Smartmatic, de la misma manera que negó las acusaciones de Dominion hasta que llegó al multimillonario acuerdo por 787,5 millones de dólares.

Paradójicamente Fox News tiene el músculo y la decisión política para llegar a un acuerdo económico millonario, pero debilidad ética y moral para pedir perdón a su audiencia por haberlos engañado. El acuerdo con Dominion no lo obliga y Fox no lo va a hacer por decisión propia. Decidido y valiente para poner en juego su patrimonio económico, pero incapaz de reconstruir su patrimonio reputacional.

“Fox fue decidido y valiente para poner en juego su patrimonio económico, pero incapaz de reconstruir su patrimonio reputacional”.

Además de la de Smartmatic USA, Fox deberá enfrentar otras demandas. Un grupo de accionistas ha decidido demandarlos por haber incumplido sus deberes fiduciarios para con ellos, debido a que sus actuaciones de mala fe, promoviendo noticias falsas, terminaron afectando el patrimonio económico de la compañía.

Mientras tanto Dominion, ahora con un mayor respaldo económico, continuará con sus demandas legales, por los mismos hechos por los que demandaron a Fox, pero esta vez contra otras cadenas de noticias de menor tamaño, así como contra los abogados de Trump que difundieron mentiras sobre ellos.

Estados Unidos es reconocido por su libertad de prensa, pero también por su justicia efectiva cuando se abusa de este derecho. Fox optó por evitar mayores consecuencias legales al acordar un pago multimillonario a la víctima de sus mentiras. En Colombia, existen medios de comunicación similares a Fox que, escudándose en la libertad de prensa, difunden deliberadamente falsedades y continuarán haciéndolo hasta el día en que sus víctimas cuenten con una justicia tan sólida y efectiva como la estadounidense.

De una forma u otra, siempre existirá un alto precio que pagar cuando un medio de comunicación opte por difundir mentiras, ya sea por parte del medio debido a demandas legales o por la sociedad debido al daño causado a nuestra democracia.

---

Si usted quiere compartirme ideas, sugerencias o comentarios acerca de esta columna o de otro tema, por favor escríbame, me interesa conocerlas.

Mi e-mail es: [email protected]

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí

Más Columnas