9 Diciembre 2022 11:12 pm

Mapa Teatro, cartografía de la imaginación

Esta semana se lanza el catálogo de la exposición retrospectiva 'Mapa Teatro, Laboratorio de la imaginación social 40 años', que se exhibe en el Museo de Arte Miguel Urrutia. Varios de los contenidos aquí exhibidos jamás se habían presentado en Colombia.

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

Por Eduardo Arias

Este 15 de diciembre a las tres de la tarde se publica el catálogo de la exposición Mapa Teatro. Laboratorio de la imaginación social, 40 años que se exhibe en el Museo de Arte Miguel Urrutia de la Biblioteca Luis Ángel Arango de Bogotá desde el pasado 29 de octubre. Además, ese día habrá una visita guiada a la exposición y a partir de las cinco de la tarde se llevará a cabo una lectura de fragmentos de La Luna en el Amazonas, una de sus creaciones más recientes.
Esta exposición, que estará abierta al público hasta el 6 de marzo del próximo año, reúne una antología de las obras visuales que ha realizado esta agrupación que lideran los hermanos Rolf, Elizabeth y Heidi Abderhalden, colombianos, hijos de padre suizo y madre de Manizales.
La exposición recoge trabajos como los que ellos desarrollaron durante la demolición del barrio denominado El Cartucho y la construcción del parque tercer Milenio, un trabajo que realizaron con los habitantes del barrio; su trabajo audiovisual con un grupo de excombatientes de las Farc; su remake con travestis de una película de El Santo, famoso luchador mexicano; vitrinas donde exhiben los textos de algunas de sus puestas en escena y recortes de prensa que hablan de ellas; un video de una fiesta que se celebra en Guapi cada 28 de diciembre, día de los inocentes (y del cumpleaños de Heidi), en el cual enmascarados que visten ropa de mujer salen a las calles a darle latigazos a quienes no están disfrazados. De hecho, a la entrada de la sala donde se exhibe ese video un brazo mecánico metálico dotado de un látigo cada cierto tiempo descarga su furia contra la pared.
El proyecto, originalmente pensado para representar obras de teatro en el escenario, nació cuando Rolf y Heidi estaban radicados en París. A partir de 1986 Mapa Teatro se instaló en Bogotá, y tienen su sede propia en una casona republicana de dos pisos ubicada en la esquina de la calle 23 con carrera Séptima donde, además de contar con una sala donde han representado varias de sus obras, también funciona un laboratorio de artistas.

También cruzan constantemente las fronteras del tiempo, ya que continuamente entremezclan pasado y presente, mito y realidad. Así, por ejemplo, traen el drama del rey Ricardo III, de William Shakespeare, al ámbito de las masacres que han bañado de sangre a Colombia en las últimas décadas y la ópera La cenicienta de Rossini la trasladan al ambiente propio de la cultura traqueta.
Como señala Rolf, desde sus inicios Mapa ha sido un grupo transdisciplinario. “Nuestra formación misma y nuestro obrar han sido indisciplinados, siempre inconformes con los cánones de las disciplinas. Escogimos el marco teatral pero pronto nos pareció estrecho y decidimos, sin abandonarlo del todo, hacer de este un marco impuro, contaminado, en fricción permanente con otros marcos y atravesado por otras prácticas y modos de hacer”.


Es la primera vez que en Colombia ellos tienen la oportunidad de desplegar, gracias a la invitación del MAMU y al acompañamiento de Carolina Ponce de León, curadora de la exposición, otras modalidades de trabajo, las que son específicamente instalativas, sin abandonar la presencia y la acción de los cuerpos bajo forma de “activaciones” en el espacio. Las activaciones, como la sexta que se llevará este 15 de diciembre, Rolf las define así: “En nuestro caso la activación es poner a actuar nuevamente los materiales y archivos que conforman nuestra exposición a través de los cuerpos vivos de artistas y espectadores. Es hacer del archivo un archivo vivo, un acontecimiento. Cuando un niño se tira al piso para cubrirse de serpentinas y lanzarlas de nuevo al aire, está en plena activación de esa materia plástica y de su carga semántica”.
Como señala Elizabeth, esta exposición retrospectiva redime una amargura que ella ha sentido, ya que en los últimos 10 años en Colombia no se han presentado las obras de Mapa Teatro. “Eso me parece tristísimo. Aquí no hay plata para para este tipo de proyectos, entonces ha tocado ir afuera porque Mapa necesita pagar arriendo, gente que trabaja, en fin. Es irónico porque es de Ciolombia de donde sale toda la inspiración de lo que lo que hacemos”. También ella destaca que Mapa Teatro jamás se cerró a los aportes novedosos de la tecnología pero guardando cosas muy auténticas de Colombia. “Mapa ganó en movilidad. Es lo que me parece más fascinante. Poder moverse en todos los ámbitos artísticos creativos, en todo tipo de espacios. Es el producto de un recorrido y de una curiosidad y de una inquietud abierta a las novedades, a las cosas raras. Para mí lo más importante es que ganamos en humanidad en el sentido vasto de la palabra. A mí me parece que ese es uno de los de las resultados más positivos".
Para Rolf y Heidi el balance de estos 40 años de trabajo es “un inventario infinito de chécheres, telas, velos, cortinas, imágenes y sonidos, cargados de historias y de afectos… ‘Detritus’, como diría Beckett”.

Apoya el periodismo que te gusta

Puedes cancelar en cualquier momento

¿Ya tienes una cuenta? Inicia sesión

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí