13 Mayo 2022 09:05 am

Hugo Candelario González, el maestro de la marimba de chonta

Este es un mes muy especial para Hugo Candelario González, uno de los músicos más emblemáticos del folclor del Pacífico colombiano. Su proyecto Bahía cumple 30 años de vida profesional.

Por: Eduardo Arias

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp
Hugo Candelario González y su marimba de chonta.

Dice la leyenda que el primer contacto de Hugo Candelario González con la marimba fue en los minutos previos a su nacimiento.
Ese día (12 de febrero de 1967) había un incendio en Guapi (de allí, dice él, que lo bautizaran Candelario) y como su mamá no podía llegar al hospital por las calles, tuvo que irse por el río Guapi y quien conducía la lancha era nada menos que José Antonio Torres, más conocido como Gualajo, uno de los grandes intérpretes de ese instrumento, y quien muchos años después sería maestro de Hugo Candelario.
Su infancia estuvo muy marcada por la música, pero no por influencia familiar sino por todo lo que flotaba en el ambiente. Guapi tiene una vida cultural muy rica relacionada con la tradición del Pacífico. Además, en el negocio de la familia vendían instrumentos musicales. Como Guapi es un puerto fluvial con mucho movimiento, allá llegaban músicos que visitaban el almacén y así comenzó a familiarizarse con los sonidos y ritmos de la música del Pacífico y sus instrumentos. Mar, selva y río marcaron con fuego su esencia, que se ha mantenido y expresado en su música y en su manera de entender la vida,
Sin embargo (quién lo creyera), su primer contacto concreto como músico en ciernes fue en Bogotá, donde llegó a los 11 años de edad para terminar sus estudios de bachillerato. Cuando estaba en cuarto de bachillerato (lo que hoy sería noveno grado) un compañero suyo consiguió una flauta dulce. Hugo Candelario decidió comprarse una para él y así comenzó a tocar y a participar en eventos musicales. Al graduarse viajó a Barranquilla a la escuela de grumetes de la Armada y allí formó parte de las bandas de guerra.
Su sueño desde niño había sido vivir en Cali y allí se estableció al salir de la Armada. Su madre quería que estudiara medicina y lo presionó para que así fuera, pero un amigo le dijo que él era un músico, que no se metiera cuentos en la cabeza, que estudiara música, y eso hizo, en la Escuela de Música de la Universidad del Valle y en el Conservatorio Antonio María Valencia.
De esa manera arrancó una carrera muy singular puesto de González ha sabido navegar en dos aguas. Una, la música folclórica y la popular. La otra, la música académica. Además se ha dedicado con mucho rigor a la investigación musical, lo que le ha dado un gran bagaje cuando interpreta no sólo música del Pacífico colombiano, sino también de otras regiones del país y de América Latina. Tomó un taller de Música Popular Cubana, en la Escuela Nacional de Arte de Cuba.

frase-destacada

Bahía fue el primer grupo que abrió trocha para que la música del Pacífico colombiano y el sonido de la marimba de chonta no fuera exclusivo de las comunidades del sur del Pacífico colombiano


Su trayectoria musical y su bagaje como investigador lo ha llevado a conformar y dirigir varias agrupaciones. En la larga lista podrían destacarse el Grupo Folclórico Yurumanguí (con el que participó en los Festivales de Verano en Europa, en 1991), de los montajes teatrales del Grupo de Teatro Experimental de Cali y del Grupo Joricamba, en el montaje María de Incolballet, una muy prestigiosa institución cultural de Cali.
También fue integrante de los grupos Río Guapí, Teatro Luna Bruja, Banda de la Universidad del Valle, Grupo Instituto Popular de Cultura, Razas, Raíces Negras y Arcano.
Hugo Candelario González también ha participado en diversos proyectos sinfónicos. Entre ellos los montajes de la Orquesta Sinfónica del Valle (Manglares, dirigido por el maestro Francisco Zumaque) y La Sinfónica en Salsa de Currulao (dirigida por el maestro Paul Dury,) y el proyecto Pazcífico sinfónico, con la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia y también bajo la dirección de Dury.
Trabajó con el director de cine Jhony Hendrix en la banda sonora de la película Chocó y con Camilo Vargas escribió el tema Ballena va la ballena, del cortometraje Viajeras de dos mundos, de Andrés Pineda. Además, Nicolás Buenaventura lo invitó a participar en el montaje escénico Dar a luz.
Y no puede olvidarse su faceta de profesor de música en el Instituto Popular de Cultura, el Instituto Departamental de Bellas Artes y la Secretaría de Cultura de Cali.

Bahía, en su formato de orquesta.

Sin embargo, su gran proyecto de vida ha sido el grupo Bahía. Bajo ese nombre ha afrontado proyectos muy diversos, ya que Bahía ha sido desde un trío de marimba y tambores hasta una orquesta con 10 o hasta más músicos.
La discografía de Bahía no es tan extensa como podría pensarse. La componen los álbumes Con el corazón cerca de las raíces, editado en 1998, que es un proyecto en formato orquesta, así como Cantaré, de 2001. Pura chonta (2005), Pura chonta recargado (2008) y Mulataje (2010) son en formato trío, aunque en Mulataje también aparece la voz. El último proyecto de Bahía es Ya se liberó, que se editó en 2020 y tomó ocho años de trabajo, es de nuevo un proyecto de Bahía en su formato de orquesta.
Con el grupo Bahía ha realizado innumerables giras por todo el mundo (“sólo me falta Australia”, dice) y además ganó las dos primeras ediciones del Festival de Música del Pacífico, que se celebra en Cali desde 1997, y que ha sido una vitrina muy poderosa para que la música del Pacífico ahora le resulte familiar en todo el país. Un evento que comenzó muy chiquito y que con el paso de los años ha debido desplazarse a escenarios que puedan acoger más y más público.

Hugo Candelario González también es intérprete del saxofón.


“Cuando yo llegué a Cali en 1985 solo había dos marimbas de chonta en toda la ciudad”, recuerda. La música del Pacífico era de uso exclusivo de quienes la practicaban y de etnógrafos y musicólogos que la estudiaban. González, sin ánimo de chicanear ni de pavonearse, sí considera que él y el grupo Bahía fueron los primeros que abrieron trocha para que la música del Pacífico colombiano y, en particular, el sonido de la marimba de chonta no fuera exclusivo de las comunidades del sur del Pacífico colombiano. Agrupaciones como La Mojarra Eléctrica, Curupira, ChocQuibTown, Herencia de Timbiquí y Canalón de Timbiquí dan fe de ello.
Para celebrar estos 30 años de vida artística el grupo Bahía se irá de gira. Una muy merecida celebración para una agrupación que tanto ha hecho por mostrar y promover la música del litoral Pacífico colombiano.

Apoya el periodismo que te gusta

Puedes cancelar en cualquier momento

¿Ya tienes una cuenta? Inicia sesión

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí