Candidatos TikTokers: ¿lo están logrando?
15 Febrero 2022 08:02 pm

Candidatos TikTokers: ¿lo están logrando?

Crédito: Wilmer Huertas

En la carrera por conquistar votantes, los candidatos se valen de todas las plataformas, entre ellas TikTok. Su meta: volverse virales. ¿Lo están logrando o solamente están causando 'cringe'?

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

Luego de haberse preguntado si iban a ganar la presidencia, Óscar Iván Zuluaga baila con su equipo de trabajo el Aserejé y todos cantan “yes yes, claro que yes”. Gustavo Bolívar sostiene un condón mientras le pregunta con mirada pícara a Susana Boreal cómo se viene un cambio y ella le contesta que cuiden su voto porque se las pueden hundir toda. Sergio Fajardo se olvida por un rato de pintar servilletas con flechas y letreros  y hace muecas para burlarse de un vídeo de Iván Duque. Todos estos intentos por hacerse los graciosos suceden en gran cantidad de videos publicados en TikTok, la red social más reciente y también la más exitosa de los últimos dos años, integrada en su mayoría por un nuevo público de potenciales votantes jóvenes, a quienes los candidatos intentan seducir con el repertorio propio de los influenciadores de adolescentes para que voten por ellos las próximas elecciones. 

Bailes que pretenden ser graciosos, canciones pegajosas que se replican una y otra vez, momentos íntimos, humanos, casi tiernos que buscan conmover hasta las almas más duras y frías. La estética del absurdo y lo ridículo, las burlas  y los trending topics como principal argumento de lo que aún se conoce como “debate de las ideas”. Todos ellos van con una sola idea fija en la mente: llegar al for you page con un solo objetivo para lograr el premio mayor. Volverse virales. Al precio que sea, con tal -piensan ellos- de seducir a una nueva audiencia que históricamente les ha sido muy esquiva.

Las impresiones están divididas. Santiago Rivas, periodista y artista plástico, considera que es muy lógico que los candidatos acudan a TikTok, pues su indudable éxito, con más de mil millones de usuarios en todo el mundo, la convierte en una de las plataformas más importantes de la actualidad. Sin embargo, considera que están fracasando en el intento por un tema de filtros generacionales. De acuerdo con su interpretación, una generación mayor está intentando llegar a los más jóvenes bajo el filtro de otra generación intermedia, que tampoco entiende muy bien qué está haciendo. “Es el filtro del filtro y eso provoca que los resultados causen mucha vergüenza ajena, o cringe, para usar los términos de esta red social”. 

Erna von der Walde, ensayista, crítica literaria y cultural, también considera que el mensaje no logra llegar. “Tienen una comprensión muy distinta de la red. Algunos entienden la lógica y otros claramente transmiten el mismo mensaje en todas las redes, sin diferenciar las audiencias y los lenguajes que exige cada una de ellas. No es lo mismo Facebook que Twitter, o Instagram que TikTok. Cada una tiene su propia lógica y apela a distintos procesos de recepción de mensajes. En ese mismo orden de ideas, apela a distintos públicos”, asegura, y lo pone en ejemplos. El video de Fajardo ni siquiera se entiende. Ni sus gestos ni su crítica le llegan al público y parece querer acudir a la misma imagen de profesor de matemáticas que utilizó en 2018. Zuluaga simplemente se ridiculiza con el bailoteo: “Creo que no hay imagen más aterradora para una persona joven que la de los viejos que se hacen pasar por jóvenes y hacen mucho alarde de su jovialidad”, señala Von der Walde. 

Federico Gutiérrez (conocido como Fico, un nombre ni mandado a hacer para un youtuber) quiere llegarle a la audiencia con más matices. En algunas de sus piezas intenta ser divertido y es posible que logre cautivar a su público. Pero en otros es simple y llanamente aburrido. Para Von der Walde el gran ganador de la red es Rodolfo Hernández: “Sus videos son lúdicos y manejan muy bien el lenguaje del medio. En ese sentido, si no convencen políticamente, por lo menos no producen rechazo. Eso ya es ganancia”.

Nadie más indicado para analizar este escabroso tema que los periodistas del colectivo Actualidad Panamericana, un portal de sátira política integrado por “un grupo de millenials viejos”. Así se definen ellos detrás de sus máscaras de pollos y de micos que utilizan para mantener un férreo anonimato. Ellos consideran que “todos salimos perdedores. Claramente, el ganador es TikTok. De resto, todos perdemos un pedacito de nuestras almas cada vez que vemos a Óscar Iván bajar hasta el suelo bailando Aserejé o a Álex Char haciendo coreografías con su esposa”. 

Consideran que la conversación se está desviando en el uso de esta red. Que los candidatos han perdido el foco respecto a qué es lo realmente importante para transmitir el mensaje de su campaña. Que si bien es válido el uso de la tecnología y las nuevas redes, en este punto ya se perdió el objetivo. “Es malo (para la democracia, para el debate) que los candidatos que más suenen sean aquellos que hacen mamarrachadas condescendientes como si fueran tiktokers y no candidatos al cargo más alto de un país”. 

Más que capitalizar el voto joven, señalan que lo relevante debería ser proponer políticas eficientes. “De pronto si los candidatos dejan de idealizar el voto joven y se concentran en ser funcionarios eficientes, modernos y justos, es probable que los jóvenes vuelvan a creer en el sistema y se sientan inspirados a votar. Con votos conscientes  en las urnas y no con  likes en su celular”. 

En medio de este despliegue de fuegos pirotécnicos y acrobacias mediáticas se mantiene un vacío muy grande en las campañas y, sobre todo, en los votantes, pues el mensaje no le está llegando a los jóvenes. Omar Rincón, periodista, columnista y profesor de la Universidad de los Andes, señala que esa falla proviene del hecho de que los candidatos no le están hablando a los jóvenes de los temas que realmente les interesan. “Vimos hace unos meses a una masa muy crítica y muy joven que salió a las calles a protestar, pedía cosas concretas que en este momento la mayoría de candidatos parecen haber olvidado”, señala Rincón. Para él, el principal problema en el uso general de TikTok y de la manera en que están intentando capitalizar el voto joven, viene del olvido que han hecho de sus demandas: “Es una especie de infantilización, que los lleva a querer utilizar los formatos de la gente joven, pero no a hablar de lo que la gente joven necesita realmente”. 

Ese protagonismo de los jóvenes que se tomaron las calles parece querer ser acallado, según Von der Walde. Para ella, los candidatos se cuidan mucho de mencionar abiertamente el paro nacional y sus demandas, a pesar de que es un acontecimiento que definió un cambio muy profundo para el país en muchos sentidos: “El protagonismo de los jóvenes fue fundamental para marcar ese cambio. El aspecto preocupante es que los reclamos que se hicieron durante el paro no han encontrado un verdadero cauce político”.

Apoya el periodismo que te gusta

Puedes cancelar en cualquier momento

¿Ya tienes una cuenta? Inicia sesión

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí