29 Julio 2022

Los millonarios aviones que la FAC compró sin licitación

La millonaria compra fue adjudicada mediante contratación directa.

Crédito: Yamith Mariño

La FAC compró tres aviones de entrenamiento por valor superior a los 109.000 millones de pesos. Aunque existen otros fabricantes de aviones de este tipo en el mercado, solo uno fue tenido en cuenta en el proceso.

Por: Iván Serrano

El 11 de junio de 2020, la Fuerza Aérea Colombiana adquirió, por 109.190'028.000 pesos, tres aviones Texan II T-6C  para la formación y el entrenamiento de los pilotos de la Fuerza Aérea Colombiana.

Los aviones fueron comprados a Textron Aviation Defense LLC, compañía registrada en el estado de Delaware, Estados Unidos. El contrato se adjudicó de manera directa, según la FAC, porque no había pluralidad de oferentes.

En la oferta económica, los contratistas incluyeron una invitación a la fábrica de las aeronaves, en Wichita, Kansas, para dos miembros de la FAC. Según la propuesta, Textron Aviation ofrecería a los invitados el transporte aéreo en clase turista premium, el transporte terrestre en Wichita, el alojamiento, las comidas, gastos imprevistos y viáticos.

En 2019 el Departamento Administrativo de la Función Pública decretó  que los funcionarios públicos no pueden participar en comisiones ni en el país ni en el exterior, cuyos gastos sean pagados por particulares con interés directo o indirecto en la gestión. El decreto agrega que los funcionarios que acepten esta práctica podrían incurrir en faltas disciplinarias.  

El pago de los aviones se hizo en tres contados. El primero, un anticipo por USD $8.33.430; el segundo, por USD $10.690.505, y el tercero, por USD $9.210.281.

En el proceso, el contratista ofreció garantía de un año para motores y accesorios. 

Los dos primeros aviones llegaron el 12 de julio de 2021 y fueron recibidos por el ministro de Defensa, Diego Molano y el entonces comandante de la FAC, general Ramsés Rueda. La tercera aeronave llegó en 2022.


La llegada de las dos primeras aeronaves fue ampliamente difundida por la Fuerza Aérea y en un comunicado la FAC exhalta al T-6C TEXAN II como “el avión de entrenamiento militar más seguro y rigurosamente probado con una alta aceptación y confiabilidad”.

Los accidentes del Texan II

Los Texan II han sido comprados por 15 gobiernos del mundo, entre ellos México, que ya ha perdido 6 de su flota de 60. El último accidente de un Texan II de entrenamiento ocurrió el pasado 21 de enero, en México. La aeronave tuvo fallas en el motor y se estrelló en la pista del Aeropuerto Internacional de Tuxtla Gutiérrez. Sus dos tripulantes resultaron ilesos porque pudieron eyectarse antes de la colisión.

Según registros de la página Aviation Safety Network, iniciativa de la Flight Safety Foundation, organización que defiende la causa de la seguridad aérea, entre agosto de 2000 y julio de 2022 han ocurrido 21 accidentes de aeronaves Texan II en el mundo. La mayoría de accidentes ocurrieron en Estados Unidos, seguido por México y Canadá.

El 9 de diciembre de 2016, una de estas aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana se estrelló cerca de Rayón, Sonora, durante una misión antidrogas. Sus dos tripulantes murieron.

El 25 de abril de 2015, uno de estos aviones se estrelló durante una revista aérea en Santa Lucía, México. El accidente quedó registrado en video.

Sin embargo, el número de accidentes de los Texan II estarían dentro de un rango normal. Así se lo dijo a CAMBIO el ingeniero aeronáutico Guillermo Casalins: "Si fuera un avión civil, sería escandalosa la cifra de accidentes, pero en un avión militar puede ser aceptable". Según Casalins, las horas de vuelo, el número de pilotos que los operan y las maniobras mismas a las que son sometidos influyen directamente en la accidentalidad de los mismos.

Los otros aviones

Aunque el argumento de la FAC para celebrar el contrato de manera directa con Texron Aviation Defense LLC era la ausencia de oferentes, el ingeniero Casalins le explicó a CAMBIO que en el mercado hay por lo menos cuatro aviones de entrenamiento con características similares al Texan II-6C. Los más reconocidos son: el EMB-312 Super Tucano, el KAI KT-1 Woongbi, el Pilatus PC-21 y el TAI Hûrkus.

EMB-312 Super Tucano
Es de fabricación brasileña y es el avión de entrenamiento con mayor éxito comercial en el mundo, es utilizado por las fuerzas aéreas de Burkina Faso, Chile, Guatemala, Indonesia , Afganistán, Angola, Brasil, Colombia, Ecuador, Honduras, Mali, Mauritania, República Dominicana y Senegal.

KAI KT-1 Woongbi
De fabricación surcoreana, fue desarrollado para ser utilizado por la fuerza aérea de ese país. Es utilizado también por las fuerzas aéreas de Turquía, Indonesia, Senegal y Perú.

Pilatus PC-21
Avión de origen suizo, con una cabina completamente digital. Tiene sistemas de emulación de radar y operación de armamento. Es utilizado por las fuerzas aéreas de Australia, Arabia Saudita, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, España, Francia, Jordania, Reino Unido, Singapur y Suiza.

TAI Hûrkus
Es de origen turco y fue desarrollado para la fuerza aérea de ese país. Es utilizado para entrenamiento y misiones contrainsurgencia.
 

Michel Levien, director del Instituto Anticorrupción, analizó la documentación del contrato que reposa en el Sistema Electrónico de Contratación y Pública y dijo lo siguiente: "Habiendo consultado los documentos de contratación de SECOP, no hallamos una justificación suficiente para que este contrato se haya iniciado bajo la modalidad de una invitación dirigida ni de contratación directa; existen otros fabricantes que pueden cumplir con los requisitos técnicos de las aeronaves adquiridas".

En 2021, el medio especializado en temas de aviación Aeroermo aseguró que la compra de los Texan II había generado malestar dentro de la FAC porque la compra de las aeronaves no le brindaba al país nuevas capacidades disuasivas. Fuentes le dijeron a CAMBIO que en este proceso de compra había existido una particular insistencia por parte del general Ramsés Rueda, excomandante de la FAC.

CAMBIO consultó al general Rueda, quien sugirió que hiciéramos las consultas pertinentes a la oficina de prensa de la FAC. CAMBIO consultó a la FAC, pero al momento de la publicación de esta información no obtuvo respuesta.