Campesinos denuncian operaciones irregulares de las Fuerzas Militares en el Caquetá

Crédito: Colprensa

Afirman que en varias veredas están haciendo presencia grupos sospechosos que dicen pertenecer al Ejército, pero que se comportan como paramilitares.

En un comunicado, la Asociación de Juntas de Acción Comunal de Cartagena del Chairá y la Coordinadora Departamental de Organizaciones Sociales, Ambientales y Campesinas del Caquetá (Coordosac) denunciaron amenazas en varias veredas por parte de presuntos grupos armados ilegales con el apoyo de la fuerza pública.

Los firmantes señalan que el lunes 22 de agosto de 2022, en la vereda Alto Arenoso, hicieron presencia un grupo de diez personas con armas largas tipo fusil, encapuchadas, con pantalones camuflados y buzos negros que intimidaron a la comunidad y preguntaron por los dueños de fincas y dirigentes comunales. 

“Este grupo se acerca a jóvenes que se encontraban pescando en el caño Las Ilusiones, se identifican como del Sinaloa con advertencias de tomarse la región, realizar reclutamientos y ajusticiar a las personas que denuncien sus acciones”, señala la denuncia.

El viernes 26 de agosto, la comunidad convocó a una comisión humanitaria, con la participación de la Defensoría del Pueblo, la Personería Municipal y más de 300 personas, para desplazarse al sitio donde ocurrieron los hechos y recaudar información, hacer acompañamiento a las comunidades y contribuir al restablecimiento de sus derechos.

Los denunciantes dicen que cerca de la vereda La Reforma, zona rural de Cartagena del Chairá, Caquetá, la comunidad encontró aproximadamente a diez sujetos con armas largas tipo fusil, con camuflados, sin distintivos de identificación, algunos encapuchados y con el chaleco abierto, y con buzos negros que presuntamente corresponden a los mismos del grupo denominado Sinaloa.
 
Las personas armadas se identificaron como integrantes del Ejército. Un suboficial que estaba a cargo del grupo de uniformados manifestó que estaban en una misión especial, que por eso los veían así, sin distintivos, que para cualquier información se podían dirigir a sus superiores, que se encontraban a pocos kilómetros del lugar.

La comisión especial se reunió con dos oficiales, para inquirirles por la fuerte presencia del Ejército Nacional en varios sectores rurales que coincidían con la aparición del denominado grupo Sinaloa, pero no obtuvieron respuesta.

Para las comunidades el tema no es nuevo, al recordar que el 7 de julio de 2022 habían denunciado, sin que aún haya respuesta alguna, la aparición de panfletos, acciones de amenazas y terror por parte del grupo ilegal.

“Preocupa mucho que la zona en cuestión cuente con una alta presencia de Fuerzas Militares y este suceso pase inadvertido, puesto que el actuar identificado se asemeja a operaciones paramilitares y acciones de terrorismo de Estado”, afirma el comunicado.

Las organizaciones pidieron al presidente Gustavo Petro, al gobierno departamental y a los organismos judiciales estar muy pendientes de lo que está ocurriendo en esta región del Caquetá, por el temor de ajusticiamientos, desplazamientos y posibles reclutamientos de menores.

“Es necesario generar cuanto antes una reunión de alto nivel entre comunidades, organizaciones sociales, instituciones gubernamentales de carácter civil y garantes internacionales para construir urgentemente rutas efectivas de atención a esta preocupante situación que en reiteradas ocasiones se ha denunciado y que amenaza con el goce efectivo de derechos de las comunidades y su permanencia en el territorio”, afirma la comunidad.

CAMBIO se comunicó con la Fuerza de Tarea Omega del Ejército, que hace presencia en la zona. Afirmaron que conocían el documento y que están investigando las denuncias.