2 Septiembre 2022

¿Funcionan los cuadrantes de Policía en Bogotá?

Crédito: Yamith Mariño Díaz

El presidente Gustavo Petro propuso la eliminación del plan de cuadrantes e incrementar la inteligencia como un plan para mejorar la seguridad en la ciudad. Expertos analizaron la viabilidad de la propuesta.

Por: Javier Patiño C.

Durante más de cuatro horas en el Palacio de Liévano, sede de la Alcaldía Mayor de Bogotá, el presidente Gustavo Petro y la alcaldesa Claudia López en la noche del 31 de agosto analizaron junto con el ministro de Defensa y la cúpula militar la realidad de la seguridad en la capital de la República.

Para el primer mandatario, que estuvo a cargo de la ciudad en el periodo 2012-2015, Bogotá en los últimos años está en camino de ser una ciudad menos violenta, en el que se ha dado relevancia a los programas de educación e inclusión social para contrarrestar que los jóvenes sean captados por organizaciones criminales.

Por su conocimiento de lo que ocurre en las 20 localidades de la ciudad, enfatizó que Bogotá será un pilar de lo que él llama la seguridad humana, que contará con unidades especializadas contra el narcotráfico, con especial énfasis en la inteligencia, equipos de tecnología y un trabajo de la fuerza pública para desarticular el multicrimen y el lavado de activos.

Para avanzar en esa tarea, Petro propuso reformar el modelo Plan de Cuadrantes, en el que se requiere presencia de los uniformados en los lugares con mayor concurrencia en las horas de mayor movilidad.

“Si la Policía está localizada, quieta en barrios, en cuadrantes, no puede estar en los flujos poblacionales y la ciudadanía queda sin protección policial. Es necesario que cuiden menos al Gobierno y más a la ciudadanía”, dijo el presidente Petro.

requisas
El presidente Gustavo Petro propuso acabar el plan de cuadrantes

Qué dicen los expertos

Para el general retirado Juan Carlos Buitrago, después de diez años se requiere un cambio en el plan de cuadrantes: “está desgastado y cumplió su ciclo para el propósito en el que fue creado en su momento, hay que pasar de la contención a la prevención, que requiere de una capacidad de recursos humanos, tecnología y automotores para tener un policía más cercano a la gente”.

Buitrago señaló que hay que mejorar las largas jornadas a las que están sometidos los policías, sus condiciones de bienestar,  mejoras salariales y tener mayores espacios con sus familias.

Jairo Libreros, profesor de la Universidad Externado, afirmó que los cuadrantes hicieron perder la capacidad del pie de fuerza: “los tiempos de respuesta no eran los indicados para atender los eventos de violencia o de conflictividad, desde ese punto de vista se hace necesario buscar un mecanismo que sea mucho más ágil, se requiere un esquema de reacción mucho más exigente con las necesidades de seguridad de la sociedad”.

En opinión del exsecretario de Seguridad de Bogotá Hugo Acero, la propuesta es la ideal, pero se requiere un mayor compromiso por parte del Gobierno  con hombres y mujeres de la Policía de Investigaciones y la presencia de más integrantes de la Fiscalía.

Bogotanos inseguros

En opinión de Jairo Libreros, en la ciudad se ha presentado una consolidación de organizaciones criminales, que influye en un aumento en la percepción de inseguridad en la capital.

“Es necesario desmantelarlas y eso solamente se puede hacer con un trabajo muy serio de inteligencia, para identificar no solamente las organizaciones, sino conocer los roles delictivos, su relacionamiento con otras bandas y el compromiso de los jueces para que no queden libres”, enfatizó.

Para el general retirado Buitrago, los bogotanos no se sienten seguros en la ciudad: “Hemos llegado prácticamente al techo del 94 por ciento de percepción de inseguridad de los ciudadanos, una cifra nunca antes vista, que puede ser consecuencia de la pandemia, el incremento de la migración venezolana y la protesta violenta que tuvimos el año pasado”.

Nuevos retos 

Una tarea importante para Hugo Acero es acabar con los permisos especiales para porte de armas: “Se requiere un mayor control y decomiso de armas legales e ilegales, para evitar delitos que son cometidos por los delincuentes en la ciudad”.

El general retirado Buitrago, por su parte, señaló que es importante crear grupos élites de inteligencia e investigación para el control de los hechos violentos que aquejan a los bogotanos.

“Estos grupos son claves para que trabajen por objetivos, para intervenir de manera sostenida, efectiva y con los recursos suficientes, el microtráfico, la extorsión, el homicidio, el hurto y la migración venezolana”, afirmó.

Para Libreros es necesario implementar una comunicación más fluida entre las autoridades y la sociedad, “con estrategias muy didácticas de alto impacto en las que se muestren el desmantelamiento de las organizaciones delictivas, presencia en las calles de los uniformados y, en especial, que los ciudadanos respeten a la autoridad”.

Para los expertos es importante concretar los anuncios presidenciales, teniendo claro que la delincuencia no se detiene y los bogotanos no se sienten seguros en su ciudad.