Inflación en alimentos fue de 29% en 2022

Grupo Bancolombia, con el apoyo de Servinformación, dio a conocer el primer “Monitor de Bienes Básicos” del año, un reporte que captura la actividad de compras en las tiendas de barrio tradicionales y los minimercados, y que permite determinar el comportamiento de los precios de los alimentos.

Según los datos obtenidos, 80% de los alimentos evaluados tuvieron una tendencia al alza en el mes de diciembre de 2022. Se evidenciaron incrementos en los precios de la proteína animal: la carne de cerdo lideró el alza con 3,9%, seguido de la carne de res con 1.67%, las carnes preparadas con 1.5% y el huevo con 1,2%. Por otro lado, la carne de aves es el único grupo de productos que presentó una reducción aproximada de 0.2%.

Los vegetales, las frutas y los tubérculos también mostraron aumentos. La cebolla es el producto con el mayor crecimiento, de hasta 25,7%. Le siguen los plátanos con 14,25%, las papas con 11,54%, las naranjas con 11,31%, las moras con 7,79% y los tomates con 5,07%. El grupo de cereales también presentó alzas: el maíz aumentó 2,94%, el arroz 2,4%, el trigo 1,75%, la avena 1,37% y el café 0,61%.

Teniendo en cuenta el acumulado de incrementos de cada producto, en el estudio se estima que los alimentos registraron en diciembre un aumento de alrededor 2,4%. De acuerdo con la información reportada por el Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario (Sipsa), suministrada por el Dane, esta cifra supera el 1,33% de noviembre pasado, pero es menor al aumento que se registró en diciembre de 2021 (2,7%).

Durante los 12 meses de 2022 se presentaron aumentos en los precios de los alimentos. Estas alzas se observaron en una gran diversidad de productos, pero se destacan por su elevado valor los casos de la cebolla, el arroz, los plátanos, los huevos, las frutas frescas, la zanahoria, los quesos y las naranjas. Según estos datos, la inflación anual de los alimentos cerró 2022 en una cifra cercana a 29% y representa aún un riesgo alcista.

Estos incrementos se explican por el encarecimiento de los insumos importados, necesarios para la producción nacional, como el maíz y otros cereales, y los fertilizantes. La guerra en Ucrania –país proveedor de estos insumos–, el desabastecimiento en la cadena de suministros, la inflación generalizada y el aumento de la tasa de cambio interna son algunas de las razones de esta situación. 

Adicionalmente, a lo largo de este año hubo lluvias frecuentes e intensas, lo que influenció las decisiones de siembra y redujo los volúmenes y la calidad de las cosechas en el país.

precios

Alimentos que más han subido

Hortalizas: pimentón, tomates chonto, espinaca, mazorca, zanahoria, acelga, arveja verde, cebolla junca y cabezona.

Frutas: uvas, mora de Castilla, melón, manzanas rojas nacionales e importadas, banano criollo y bocadillo, fresa, aguacate papelillo y durazno importado. 

Tubérculos, raíces y plátanos: plátanos –guineo, hartón, dominico–, papas en todas sus variedades.

Granos: arroz de primera y de segunda, fríjol Calima y cargamanto, lenteja y garbanzos importados, cuchuco de maíz y arveja seca importada. 

Carnes: carne de res y de cerdo en sus principales cortes y presentaciones.

Huevos, lácteos y alimentos procesados: Huevos rojos en todos sus tamaños, panela, chocolate, pasta y aceite de cocina.

Los que bajan

Un comportamiento contrario se presentó en la yuca: los precios de la llanera, la criolla y la chirosa cayeron. Igualmente, los ñames diamante, criollo y espino presentaron una reducción en sus precios.

Peso a Peso, Paso a Paso es una colaboración periodística entre Cambio y Bancolombia para la educación financiera.