19 Julio 2022

La historia de la gigantesca finca 'Torrealta', del exgobernador Luis Pérez que pertenecería a la ‘Casa Castaño’, según la Fiscalía

Luis Pérez, exgobernador de Antioquia

Crédito: Yamith Mariño

En diálogo con CAMBIO el exgobernador dice que tiene elementos para demostrar que la finca, compuesta por seis lotes, no perteneció a los Castaño.

La Fiscalía impuso medidas cautelares sobre seis predios rurales que están avaluados en casi 74.000 millones de pesos y que, supuestamente, pertenecerían a la denominada ‘Casa Castaño’. Cuatro de los seis predios, que hacen parte de una misma finca, están a nombre del exgobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez.

Según un comunicado de la Fiscalía, las propiedades están ubicadas en los munipios de Rionegro y El Retiro (Antioquia), y conforman un globo de terreno avaluado en cerca de 74.000 millones de pesos, conocido como Torrealta, de aproximadamente 550 hectáreas.

 

Finca Torrealta
El fiscal general, Francisco Barbosa, aseguró que las medidas cautelares con fines de extinción de dominio son las de mayor cuantía patrimonial decretadas en la historia de la implementación del proceso de Justicia y Paz.

Finca Torrealta
 

“Uno de los bienes fue denunciado por el postulado a la Ley de Justicia y Paz, Rodrigo Alberto Zapata Sierra, alias Ricardo, quien manifestó que el terreno estaba relacionado con Vicente Castaño, luego del cobro de una deuda entre los narcotraficantes Gustavo Tapias Ospina, alias Techo; y Édgar Marroquín, alias Marroco”, informó la Fiscalía.

 

Finca Torrealta
En 2015, el periodista Daniel Coronell contó la historia de terror que se escondía detrás de la hacienda Torrealta, que estuvo ligada a la mafia. Algunos de sus dueños murieron violentamente; uno de ellos fue Elkin Cano, señalado como miembro del cartel de Medellín.


Según fuentes del proceso, en 2002, los herederos de Cano le vendieron el predio a una sociedad llamada Marroquín y Rubiano Asociados Limitada y cuatro años más tarde, esa compañía les vendió la finca al exgobernador Pérez y a sus socios.


En diálogo con CAMBIO, el exgobernador Pérez aseguró que tiene suficientes elementos para demostrar que fueron compradores de buena fe y que, según un estudio de títulos realizados hace 17 años, dentro de los dueños de la gigantesca finca, no aparece nadie de la denominada 'Casa Castaño'.


La idea de Pérez y de sus socios fue comprar la finca para parcelarla. Según el exgobernador, en 2006, vendió su casa por unos 1.500 millones de pesos y con eso compró el 35 por ciento de los cuatro lotes que aparecen a su nombre.


Incluso, explica, antes de comprarla, pidió certificaciones de diferentes entidades con el fin de conocer si había algún reparo judicial.


Dentro de sus pruebas están, por ejemplo, la resolución administrativa 763 de 06.07.2007 de la Dirección Nacional de Estupefacientes en la que le certifican que la propiedad no tiene problemas. Y también tiene una respuesta de la Fiscalía con radicado 1029.624 de diciembre de 2006, en la cual, la Fiscalía 20 especializada informa que no tienen procesos que puedan terminar en la extinción del bien. 


El pleito por los bienes será largo. Por ahora, informó la Fiscalía, el Tribunal dispuso el embargo de los bienes, los cuales serán entregados próximamente al Fondo para la Reparación a las Víctimas para su administración.