13 Marzo 2022

Clanes Córdoba, un territorio en disputa

El Ñoño llegó al Congreso en 2006 como representante a la Cámara por Córdoba, siendo fórmula de la exsenadora Zulema Jattin, acusada por la Corte Suprema de Justicia por sus vínculos con grupos paramilitares.

Crédito: Colprensa

Bernardo Elías Vidal, más conocido como el Ñoño Elías, llegó a la política de la mano de su tío Jorge Ramón Elías Nader, exsenador de la República, condenado por el proceso 8.000 y de quien heredó un enorme caudal político. Es, también, familiar de los exsenadores Salomón Nader Nader y el condenado por parapolítica Mario Salomón Nader Muskus, (padre e hijo).

Esta familia tiene una amplia trayectoria política a través del clan de los Elías Nader, que tenía poder e injerencia en el Partido Liberal, no obstante, este poder se ha consolidado en el Partido de la U a partir de la llegada del Ñoño Elías a este partido y que ha consolidado un movimiento político en torno a su imagen, conocido como la Ñoñomanía”’.

El Ñoño llegó al Congreso en 2006 como representante a la Cámara por Córdoba, siendo fórmula de la exsenadora Zulema Jattin, acusada por la Corte Suprema de Justicia por sus vínculos con grupos paramilitares. En 2010 dio el salto a Senado al obtener un total de 74.247 votos, votación que duplicó en las elecciones de 2014 siendo esta la segunda mayor votación en el Partido de la U, y la tercera a nivel nacional. Esta votación fue posible tras la alianza con Musa Besaile, investigado  por el cartel de la toga, Odebrecht y el cartel de la hemofilia y expulsado de la JEP, la cual llevó a que el Partido de la U obtuviera mayorías en el legislativo.

El poder político del Ñoño se debilitó luego de ser investigado y condenado por la Corte Suprema de Justicia bajo el delito de concierto para delinquir agravado por su participación en el escándalo de corrupción de Odebrecht.

Clan Amín-López-Calle

El clan liberal de Córdoba está liderado por Fabio Amín Saleme, aunque el poder político proviene de Arleth Casado y su esposo, Juan Manuel López, condenado por concierto para delinquir agravado por haber firmado el Pacto de Ralito. La familia López ha tenido poder político en Montería desde 1952 a través del movimiento Mayorías Liberales. Aunque Juan Manuel es la cabeza visible de la estructura, se dice que es Arleth quien está detrás de la maquinaria electoral, a tal punto que es considerada una ‘baronesa electoral’. Arleth también ha sido señalada de participar en la repartición de coimas en el caso de Odebrecht.

A pesar de que Fabio Amín llegó a la política de la mano de los López, desde su arribo al Congreso de la República ha buscado emanciparse de esta estructura y lo ha podido hacer progresivamente a través de alianzas con otros clanes del departamento, como la alianza que logró con el clan Calle de Montelíbano, para las elecciones de 2018. 

La alianza entre estos clanes ha podido contrarrestar la fuerza de otros del departamento, prueba de esto es la elección del gobernador Orlando Benítez Mora del Partido Liberal, quien a la fecha ha sido cuestionado por Pares por interferir en las circunscripciones de víctimas del sur de Córdoba.  En la actualidad estos tres clanes tienen una alianza para las elecciones legislativas de 2022, no obstante, hay una aparente fractura entre Fabio Amín y el clan Calle por el respaldo de estos últimos a Gustavo Petro. 


Recientemente, la Procuraduría ha abierto una investigación disciplinaria contra Gabriel Calle y tres concejales de Montería por presuntas irregularidades en el Concejo de Montelíbano.
 

Clan Jattin- Chagüí-Lyons

El origen del clan se da con la incursión política de su líder, Alejandro José Lyons Muskus quien llegó en 2011 a la Gobernación de Córdoba sin ninguna experiencia pública previa, avalado por el Partido de la U y apoyado por Musa Besaile, Zulema Jattin y Ñoño Elías, todos investigados por corrupción. Con el tiempo conformó su propio grupo político, posicionando a Sara Piedrahita Lyons, su prima, en la Cámara de Representantes.

Durante su gobernación (2012-2015) tuvo varios escándalos por corrupción entre los que se incluyen irregularidades en la ejecución de recursos del Sistema General de Regalías. Por estos hechos, fue sancionado disciplinariamente con una inhabilidad para ejercer cargos públicos por 15 años. Incluso, por uno de estos convenios, la Contraloría lo enncontró responsable fiscalmente. Sumado a ello, también fue hallado responsable fiscal por el cartel de la hemofilia, tuvo participación en el cartel de la toga y estuvo involucrado en el cartel de los servicios odontológicos. Tiene una condena pendiente de cinco años de prisión, por su participación en el cartel de la toga. Sin embargo, se encuentra en Miami, Estados Unidos, y ha evitado volver a Colombia. Además, la Contraloría le abrió este año otro proceso por un contrato con la Corporación Nacional de Investigación y Fomento Forestal y la Corporación de Tecnologías Sostenibles. 

En búsqueda de poder, Alejandro Lyons empezó a aliarse con la familia Chagüí, que tenía poder local en Cereté. Aumentó su poder burocrático con Ruby Chagüí, hija de Elber Chagüí, exalcalde de Cereté, directora de comunicación y prensa del exsenador Álvaro Uribe. En 2018, Ruby aspiró al Senado y quedó elegida por el Centro Democrático. 

Hasta 2018, Lyons y su clan estuvieron aliados con el clan Pestana, liderado por Pedro Pestana, condenado por parapolítica, pero, tras su fallecimiento, la relación con ese clan se debilitó. 
La cara visible del clan había sido Sara Piedrahita, prima de Alejandro y esposa de Elber Chagüí. Fue elegida en la Cámara de Representantes en 2014, impulsada por los Ñoños y Alejandro Lyons y fórmula de Martín Morales Díaz, condenado por diversos delitos. Sara enfrenta un proceso por presunto lavado de activos del cartel de la hemofilia. 

Previamente, el poder del clan tuvo representación con José Jattin Safar, representante a la Cámara en dos ocasiones y senador, hasta que perdió su investidura y obtuvo la muerte política, por estar implicado en el escándalo del proceso 8.000. Su hermano, Rubén Jattin Safar, fue el primer alcalde elegido por voto popular en el municipio de Lorica para el periodo de 1988-1990. 

De ellos heredó una estructura la segunda líder visible del clan, Zulema Jattin Corrales, quien es comunicadora social con una maestría en ciencia política, en derecho constitucional y marketing político. Fue representante a la Cámara en los periodos 1998-2002 y 2002-2006. Se encuentra procesada por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia por el delito de concierto para delinquir agravado y acusada de tener vínculos con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y está en prisión domiciliaria. 

De la estructura también hace parte Félix Manzur Jattin, presidente de la Cámara de Comercio de Montería y alcalde entre 1991 y 1992. De igual forma, está el hermano de Zulema, Francisco ‘Pachi’ Jattin Corrales, quien fungió como alcalde de Lorica en el periodo 2012-2015. Pachi ha enfrentado líos judiciales por irregularidades en el manejo de recursos para la educación, además de ser suspendido y que le formularan pliego de cargos por la Procuraduría. Pese a esto, en 2015 el clan volvió a quedarse con la Alcaldía de Lorica, con Sofía ‘Choffy’ Jattin, prima de Zulema Jattin. 
Es un clan en decadencia que, al no tener una figura con un liderazgo político fuerte en el interior de su familia, adoptó como cara del clan a Jorge ‘Titi’ Burgos Lugo, que fue ficha en  2018 de Zulema Jattin, resultó elegido en el Congreso. 

Si bien, según fuentes de Pares, el clan Jattin tuvo cercanía con el clan Chagüí-Lyons, se distanciaron en los últimos años. No obstante, para estas elecciones están aliados de nuevo para su supervivencia en las elecciones legislativas. 
 

Clan García Pineda

La historia política del clan ha ido en ascenso de la mano de Nora García, su principal líder:  en 2006 llegó como fórmula a la Cámara de Representantes del excongresista conservador Julio Manzur, cuando obtuvo un poco más de 18.000 votos. Esto le sirvió para impulsar en 2009 la victoria de su hijo Marcos Daniel Pineda García en la Alcaldía de la capital departamental, Montería, evento que destronó al clan Amín-López.

Desde ahí el poder electoral de García ha coincidido con las victorias en las elecciones a la Alcaldía de Montería. Cuando dio el salto al Senado en 2010 y triplicó su votación a 67.448 votos, llevó como fórmula a la Cámara a su ahijado político David Barguil, quien obtuvo apenas 48.433 votos.

En 2012 puso como alcalde de Montería a su cuota Carlos Correa Escaf. En 2014, García y Barguil repitieron en Senado y Cámara, respectivamente, incrementando significativamente sus votos, lo que le aseguró a Nora el impulso para la reelección de su hijo Pineda García en la Alcaldía de Montería en 2015.

En 2018, la senadora García se posicionó como la baronesa electoral de Córdoba. Es la mujer más votada de su partido y del departamento: 96.926 votos. Por su parte, Barguil dio el salto a Senado y obtuvo la votación más alta del partido: 139.147 votos. Pero esto no es todo, regresándole el favor a su aliado político Julio Manzur, quien la llevó al Congreso en 2006, Nora puso a su hijo Wadith Manzur como su fórmula en Cámara de Representantes, quien obtuvo la votación más alta en el departamento para Cámara, pese a no tener ninguna experiencia política, con 67.286. 

Actualmente, Nora García lleva a su hijo Marcos Pineda al Congreso, con fórmula de Wadith Manzur que repitiría en la curul. Aunque estuvieron separados de David Barguil, para estas elecciones Barguil es precandidato presidencial por Equipo Colombia, sobre lo cual Nora García le ha dado su apoyo. Adicionalmente, este clan cuenta con participación del gobierno de Duque en el Ministerio de Ambiente donde ocupa la cartera Carlos Correa. También tienen participación con la Defensoría del Pueblo, mediante Carlos Camargo, familiar de Barguil y yerno de Nora García.

Clan musismo 

La familia Besaile Fayad incursionó en la política cuando John Moisés Besaile se lanzó a la Alcaldía de Sahagún en 1994. Si bien en su primera incursión no logró la Alcaldía, en 1998 sí la alcanzó. En 2002 Musa Besaile llegó a la Cámara de Representantes con el aval del Partido de la U. Tras su paso por el Congreso, la familia Besaile fue adquiriendo más poder, al punto de que en 2010 Musa pasó al Senado y se reeligió al obtener la votación más alta del partido. 
 
En 2011 Musa Besaile y Bernardo Elías establecieron una coalición que les permitió ampliar su esfera de poder político. En 2015 pusieron a Edwin José Besaile en la Gobernación. Así mismo, para las elecciones de 2018, Musa logró posicionar a su hermano John Moisés Besaile y, en la Cámara, puso al heredero de su aliado Raymundo Méndez: Erasmo Zuleta Bechara. 

En 2017 Musa Besaile fue enviado a prisión por haber ofrecido 2.000 millones de pesos al exfiscal Luis Gustavo Moreno, en el caso conocido como el cartel de la toga. Igualmente, Besaile fue procesado por presuntos nexos con grupos paramilitares. De hecho, en 2020, Musa aceptó haber sostenido al menos tres reuniones con Salvatore Mancuso, para que le permitieran hacer campaña. De acuerdo con Musa Besaile, las AUC le otorgaron el aval a cambio de que no interfiriera en las iniciativas legislativas del proyecto familiar.  

Así mismo Besaile fue aceptado en la JEP en 2020, pero fue expulsado en 2022 por la Sala de Instrucción, por no cumplir con el requisito de verdad plena. Ahora, el clan busca mantener su poder con John Moisés Besaile al Senado y Saray Elena Robayo Bechara, a la Cámara. 

Clan Barguil 

El origen de este clan se da con David Barguil, no obstante, su poder político provino en primer lugar del clan García Pineda a través de una relación de amistad con Marcos Daniel Pineda, hijo de Nora García Burgos, líder de esta estructura política y madrina política de Barguil hasta 2018.

Según las investigaciones, sin ningún tipo de experiencia política relevante, Nora García Burgos le gestionó el nombramiento a Barguil como coordinador de los programas para el fortalecimiento de la acción comunal del Ministerio del Interior en 2006, posteriormente fue jefe de campaña de Marcos Daniel Pineda García a la Alcaldía de Montería en 2008. En 2010 dio el salto a la Cámara de Representantes como fórmula de Nora García, fungió en este cargo público en los periodos 2010-2014 y 2014-2018. 

En 2014 fue elegido como director del Partido Conservador, siendo así el director más joven de esa colectividad. Al igual que Fabio Amín, es tras su llegada al Congreso que logró emanciparse en 2018 a través de la acumulación de poder en este recinto. Por este motivo, se lanzó en 2018 al Senado compitiendo contra su antigua madrina política y superándola en votación. 

Actualmente es precandidato presidencial del Partido Conservador en la consulta del Equipo Colombia. Cuenta con cuotas dentro del Gobierno nacional en el Ministerio de Ambiente, mediante el ministro Carlos Correa; así como en la Defensoría del Pueblo, mediante Carlos Camargo.

1.    Clan noñomanía

Senado
1.    Julio Alberto Elías Vidal. Partido de la U 

Es ingeniero de sistemas. Es hermano y heredero de la estructura política del cuestionado exsenador Bernardo ‘Ñoño’ Elías, condenado en 2018 a seis años y ocho meses de prisión por los delitos de cohecho y tráfico de influencias por la Corte Suprema de Justicia; en 2021 el Ñoño aceptó los delitos de concierto para delinquir y lavado de activos por los que fue condenado a ocho años y cuatro meses de prisión, todo esto en el marco del escándalo por Odebrecht. En 2018, Elías aspiró a la Cámara de Representantes como fórmula de Tous, pero los 50.364 votos no le alcanzaron para obtener la curul. 


Cámara de Representantes
2.    Eduardo José Tous de la Ossa. Partido Liberal 

Es heredero político de la estructura del exsenador Bernardo ‘Ñoño’ Elías. Entre 2007 y 2013, Tous fue director regional del ICBF y luego, en 2018, fue candidato al Senado, pero los 46.745 votos que obtuvo no fueron suficientes para alcanzar la curul. 
Mientras Tous fue director regional del ICBF enfrentó investigaciones por malos manejos presupuestales, aunque la investigación se cerró en 2011. También ha sido señalado por, presuntamente, estar implicado en el desvío de recursos de Fonade, de Fedesco, investigación que la Procuraduría archivó. También ha sido involucrado en el escándalo de Odebrecht. 


2.    Clan Amín-López-Calle 

Senado
1.    Fabio Raúl Amín Saleme. Partido Liberal

Es economista de la Universidad Javeriana de Bogotá. Fue secretario general de Lorica para luego pasar a la Asamblea Departamental con el apoyo de la exsenadora y hoy candidata, Arleth Casado y su esposo, el condenado por parapolítica, Juan Manuel López Cabrales. 

En 2006 llegó a la Cámara como fórmula de López Cabrales y logró quedarse allí hasta 2018. Desde 2010 fue la fórmula de Arleth Casado. En 2018 se distanció de Arleth y aspiró al Senado, teniendo como fórmula a Andrés Calle. Desde ese momento ha buscado construir su propia estructura, aparte de los López Casado. Incluso, para estas elecciones, Amín busca fortalecerse electoramente con una de sus candidatas, Erly Rojas y de esta manera, restarle votos a la candidatura de Arleth. 

Cámara de Representantes
2.    Arleth Patricia Casado López. Partido Liberal

Es administradora de empresas. Fue señorita Córdoba en 1980 y durante 2002 y 2003 fue codirectora nacional del Partido Liberal. Durante varios años ejerció la presidencia del directorio liberal de Córdoba. Durante los noventa su esposo, Juan Manuel López, fue el líder del Movimiento Político ‘Mayorías Liberales’, señalado de sostener vínculos con las AUC. 

Según fuentes de Pares, el poder político de Arleth no es una herencia de su esposo sino el resultado de haber sido siempre quien mueve los hilos de la estructura política, situación que la ha hecho merecedora del título de ‘baronesa electoral’. Luego de la decadencia en 2018 de su movimiento por la llegada de Fabio Amín al Senado, tuvo que conformarse lanzándose al Concejo de Montería en 2019. 

3.    Walter Hernán Gómez. Partido Liberal

Es médico cirujano de la Universidad Metropolitana de Barranquilla. Fue concejal del municipio de Valencia en los periodos 2003-2007 y 2008-2011. En 2020 fue nombrado secretario de Salud del departamento de Córdoba hasta marzo de 2021 cuando renunció para no incurrir en inhabilidad para estas elecciones. 

En diciembre de 2020 la Procuraduría regional de Córdoba le abrió una investigación por presuntas irregularidades en un contrato de 8.245.348.000 pesos con la empresa Tech Médica Equipos Médicos S.A.S y el presunto monopolio que la Gobernación de Córdoba tendría con esta empresa. 

4.    Erli Gregoria Rojas Salcedo. Partido Liberal 

Periodista cordobesa. Es el número 104 en la lista del partido para la Cámara en Córdoba. Según fuentes territoriales de Pares, Rojas sería la candidata del gobernador de Córdoba, Orlando Benítez, cercano a Fabio Amín. Al parecer, la candidatura de Rojas busca ser una estrategia para restarle votos a Arleth, que, a pesar de ser del mismo clan, busca consolidar su caudal electoral lejos de los López. 


5.    Andrés David Calle. Partido Liberal

Es abogado y politólogo de la Pontificia Universidad Bolivariana. Con poca trayectoria en política, fue la fórmula a la Cámara de Fabio Amín en 2018. El capital político de Calle nace del municipio de Montelíbano, de donde son oriundos él y su papá, Gabriel Calle Demoya. 
Andrés heredó el caudal de su padre, Gabriel Calle Demoya, quien fue investigado por presuntos hechos de corrupción denunciados por Pares, ya que su administración estuvo relacionada con un posible desfalco de 60.000 millones de pesos a través de la empresa de economía mixta Jaguazul S.A. En 2022 se publicó un vídeo en el que Calle entrega, lo que serían fajos de billetes a concejales del municipio, por lo que la Procuraduría anunció la apertura de la investigación. 


3.    Clan Jattin- Chagüí-Lyons (Alianza)

Senado
Julio Elías Chagüí Flórez - Partido de la U:

Es primo de Ruby Chagüí. El candidato del clan iba a ser Elber Chagüí, pero por los cuestionamientos de Alejandro Lyons y Sara Piedrahita, decidieron lanzar a Julio Elías Chagüí, quien se ha destacado como empresario y agricultor. Tiene el apoyo del clan sin tanta visibilidad, lo que llevó a que se acercara al clan Jattin con una alianza para estas elecciones.  

Cámara de Representantes
1.    Jorge Enrique Burgos Lugo. Partido de la U 

Es conocido como el Titi Burgos. Actualmente, es representante a la Cámara por el Partido de la U. Fue director del Banco Agrario del municipio de San Antero entre 2000-2002 y en San Bernardo del Viento en 2002-2004. Para 2012-2013 fue asesor financiero de la E.S.E Camu Santa Teresita. A pesar de no contar con una amplia trayectoria política en 2018 el Partido de la U le otorgó el aval para aspirar a la Cámara de Representantes, presuntamente por su estrecha relación con los Jattin, clan al que pertenece. 


4.    Clan García Pineda

Senado 
1.    Marcos Daniel Pineda. Partido Conservador

Es hijo de la senadora conservadora Nora García Burgos, líder del clan García Pineda. Fue alcalde municipal de Montería durante el periodo 2008-2011. En 2015, con apoyo de David Barguil y de su madre, fue reelecto alcalde de Montería. 


En 2013 fue suspendido e inhabilitado por cuatro meses tras comprobarse irregularidades en cuatro proyectos de acuerdos municipales, fallo del que fue absuelto en segunda instancia en 2014. En 2017, fue capturado junto al exconsejero presidencial para las regiones Carlos Eduardo Correa por presuntas irregularidades y demoras en la remodelación del Coliseo Miguel ‘Happy’ Lora. La Procuraduría archivó esta investigación en 2021 pero el proceso en la Fiscalía sigue vigente. 
En 2019, la Procuraduría abrió indagación preliminar contra Pineda por una presunta participación indebida en política a favor del entonces candidato a la Alcaldía de Montería, Salin Ghisays Martínez. 

Cámara de Representantes
2.    Wadith Alberto Manzur. Partido Conservador

Es ingeniero industrial. Llegó por primera vez a la Cámara de Representantes como fórmula de la senadora conservadora Nora García Burgos en 2018. Es hijo y heredero del caudal político de su padre, el exsenador Julio Manzur, investigado por vínculos con grupos paramilitares. 

Las investigaciones contra Julio Manzur se abrieron en 2006 por presuntos nexos con las AUC. En 2017, Salvatore Mancuso afirmó que se reunió con Julio Manzur en dos ocasiones. Para 2020 este proceso pasó a la JEP. En 2022, Benito Molino en declaraciones a la JEP confesó que Julio Manzur hacía parte de un “macroproyecto” paramilitar en la región. Benito Molina es reconocido como uno de los mayores despojadores de tierra en Urabá y Córdoba. Es pertinente mencionar que Wadith no había participado de un proceso electoral hasta 2018, cuando logró quedar elegido.


5.    Clan musismo

Senado
1.    Jhon Moisés Besaile. Partido de la U

Es administrador de empresas y el mayor de los hermanos Besaile: Jhon, Musa y Edwin. Jhon es exalcalde de Sahagún en 1998-2000 y en 2011 volvió a aspirar al cargo, pero no obtuvo los votos suficientes. En 2012 fue exsecretario del Interior y participación ciudadana en la administración del cuestionado exgobernador Alejandro Lyons. En 2018 llegó al Senado de la República, al heredar la curul que ostentaba su hermano Musa. 

A pesar de no tener investigaciones en curso, Jhon fue señalado por el paramilitar Urán Lara, hombre de confianza de alias Cadena, de que en su negocio de abarrotes (cuyo socio era Otto Bula) era el lugar en el que paramilitares mercaban. Urán Lara fue asesinado en 2015. 

El hermano de Jhon, Musa, está investigado por su participación en el escándalo de Odebrecht y en el cartel de la toga, proceso por el que el Consejo de Estado ya le declaró la pérdida de investidura. El otro hermano, Edwin Besaile, es exgobernador de Córdoba procesado por el cartel de la hemofilia y según el portal Cuestión Pública enfrenta seis procesos por delitos como peculado, lavado de activos y celebración indebida de contratos. 


Cámara de representantes
2.    Saray Elena Robayo. Partido de la U

Es abogada de la Universidad del Sinú, nieta de Elías Bechara Zainúm y Saray Castilla de Bechara, fundadores de la Universidad del Sinú, Para estas elecciones, Saray es la fórmula a la Cámara de Jhon Besaile. 

En 2018 fue señorita Córdoba en el Reinado Nacional. Su caudal electoral proviene de su primo, el cuestionado Erasmo Zuleta Bechara, quien heredó el capital político de Musa Besaile, sin haber participado anteriormente en procesos electorales como candidato. Por otro lado, su madre, Mara Bechara, y su tía, María Fátima, fueron procesadas por el desfalco de recursos públicos en la Universidad del Sinú.  

6.    Clan Barguil

Senado
1.    Liliana Esther Bitar Castillo. Partido Conservador

Economista. Ha sido asesora de la Alcaldía de Montería y de la Gobernación de Córdoba. En 2008 fue gobernadora encargada en su departamento. Su hermano es Said Bitar, diputado del departamento. Según prensa, sería la candidata que busca ser el reemplazo de David Barguil en el Senado. 

Cámara de Representantes
2.    Nicolás Barguil. Partido Conservador

Es la fórmula de Liliana Bitar en la Cámara. Es primo del hoy precandidato presidencial David Barguil. Ha sido un empresario del sector agrícola en la región. Sus redes sociales registran que antes de postular su candidatura era miembro de la junta directiva de la Federación Algodonera Colombiana, por lo que enfrentó un fugaz proceso ante el CNE por presuntamente haber incurrido en una inhabilidad, pero el ente electoral se pronunció a favor de Nicolás y pudo continuar con su postulación. Vale recordar que David Barguil ha sido cuestionado en diversas ocasiones por los manejos de contratación de sus primos con el Estado. 

Hipótesis

Las disputas entre clanes de Córdoba serán arduas si se considera la cantidad de curules, la diversidad entre clanes y las condiciones electorales. Las posibilidades en Senado seguramente permanezcan tal y como estuvieron en 2018, de forma que el clan García Pineda logre reemplazar la curul de Nora posicionando a su hijo, Marcos Daniel. 

El pulso entre los García Pineda y el naciente clan Barguil se disputará las curules del Partido Conservador en Cámara de Representantes, considerando que en Senado el partido ya sostenía dos curules. 

Mientras tanto, el futuro del clan Chagüí-Jattin-Lyons, es el que menos posibilidades tiene de posesionar a alguno de sus candidatos en Senado o Cámara, si se consideran las acusaciones que pesan sobre la familia Lyons, (Alejandro y Sara), mientras que Julio Chagüí tal vez no consiga los votos suficientes. Además, la decadencia del clan Jattin parece latente, con base en que hace algunos años recogían más caudal electoral, mientras que para estas elecciones solo tienen una candidatura postulada.