9 Noviembre 2022

Reforma tributaria: ¿terminarán gravadas las iglesias?

Crédito: Crédito:Yamith Mariño.

El artículo 15 de la reforma tributaria, aprobado en bloque en la Cámara casi sin que los representantes se dieran cuenta, busca que las iglesias paguen 20 por ciento de renta por actividades que no tengan que ver con su función de culto, educación o beneficencia.

Por: Juliana Ramírez

La mañana del jueves 10 de noviembre, antes de mediodía, se prevé que se concrete la conciliación de la reforma tributaria. Además de ponerse de acuerdo con los seis artículos nuevos aprobados en Senado y los 14 que se aumentaron en Cámara, el Congreso tendrá que discutir un tema polémico en el que poco se ha avanzado: el impuesto a las iglesias.

Las iglesias están protegidas bajo el artículo 23 del estatuto tributario. Aunque son declarantes, no son contribuyentes del impuesto de la renta. El proyecto propone que paguen 20 por ciento de renta por actividades por fuera de su función, es decir, que no estén enmarcadas en las actividades de culto, educación o beneficencia. Este impuesto tampoco se cobraría si las iglesias invierten sus excedentes en su función social.
El impuesto fue aprobado en primer debate en las comisiones económicas y quedo estipulado en el artículo 15. En segundo debate, el Senado decidió eliminarlo. En Cámara, en, cambio, pasó inadvertido en la votación de un bloque de artículos básicamente porque los representantes estaban más  concentrados en los impuestos saludables y en la renta deducible. No se dieron cuenta de que la representante del partido Alianza Verde y líder de la iniciativa, Katherine Miranda, lo había incluido con suficiente discreción. Tanto que algunos representantes celebraron que ese impuesto no hubiera pasado.

Miranda le dijo a CAMBIO que las iglesias deben pagar impuestos porque amasan fortunas a costa de beneficios tributarios que no se merecen. "Es injusto que a una iglesia se le permita generar excedentes económicos mediante una red de negocios conexos a su actividad principal de culto y no pague impuestos como sí lo hacen las empresas nacionales que ofrecen los mismos servicios. Si se comportan como empresas, pues que paguen como empresas", precisó la representante.