28 Septiembre 2022

Los estudiantes que van en Ferrari a la Universidad de los Andes

El garage de lujo de la Universidad de los Andes

Crédito: Fotoilustración: Yamith Mariño

Las redes sociales están inundadas de videos de estudiantes que acuden a sus clases en costosos autos de lujo. Uno de ellos es manejado por el hijo de una pareja de contratistas estatales.

Los sorprendidos transeúntes vieron pasar ante sí las tres poderosas máquinas, cuyo valor puede llegar a $2.400 millones, es decir, el precio aproximado de ocho apartamentos de $300 millones.

De estos, el carro más costoso era el llamativo Ferrari blanco, un volador con motor 3.9 V8 biturbo que puede llevar a sus tripulantes de 0 a 100 km/h en tan sólo 2.9 segundos y cuyo costo puede superar los $1.700 millones de pesos.

De estos carros y por razones obvias no hay muchos en Colombia. Quienes han visto los videos han manifestado en los comentarios del mismo su curiosidad por saber quienes son los propietarios de las ostentosas máquinas.

El potente Ferrari está a nombre de la señora Rolnary Romero. Según la base de datos del SECOP,  en 2018  suscribió dos contratos con Corporinoquia por 225 millones de pesos. El objeto del contrato era realizar la interventoría en dos procesos relacionados con servicios ambientales.

Los sorprendidos transeúntes vieron pasar ante sí las 3 poderosas máquinas cuyo valor puede llegar a $2.400 millones de pesos, lo que cuestan 8 apartamentos.

La señora Romero está casada con el ingeniero Mauricio Suárez Hernández, quien en 2009 suscribió un contrato con la Alcaldía de Cáqueza, Cundinamarca, por $50 millones para hacer el plan de saneamiento y vertimientos del casco urbano del municipio. Dicho contrato se adjudicó por concurso de méritos.

El ingeniero Suárez y su esposa conformaron el 30 de agosto de 2006 la empresa MYR Ingenieria, especializada en interventorías en temas ambientales y obras de saneamiento.

Entre 2010 y 2020 la empresa familiar ha suscrito 31 contratos, veinte de ellos con municipios de Cundinamarca, uno con la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, dos con municipios de Boyacá, uno con la Alcaldía de Totoro, Cauca; otro con la Gobernación de Putumayo y tres con Corporinoquia.
Los contratos suman $7.740 millones de pesos.

En diciembre de 2002, el ingeniero Mauricio Suárez fue mencionado en un informe del El Tiempo en el que se le señalaba como parte de un grupo de contratistas que estuvieron a cargo de una obra que presentó problemas en Choachí, Cundinamarca. Se trataba de una villa olímpica que, a meses de su inauguración, resultó  agrietada.

El Ferrari último modelo es conducido por el hijo de la pareja, un joven que estudia ingeniería en la Universidad de los Andes, en donde con otros amiguitos comparte su pasión por los vehículos de lujo y la velocidad.